ddYmwxeHFtQ

 

ZTE tiene excelentes teléfonos de gama media y alta en otros mercados. En el Perú, sin embargo, hemos visto solamente sus modelos de entrada. El Blade V6 Plus que tengo para reseña, es un equipo de gama media baja cuya característica más interesante, es la incorporación de un sensor de huellas dactilares, algo poco común en esta gama. Pero cómo se comporta el resto del teléfono?

Hardware

“Promedio”, es la palabra que definiría bastante bien al Blade V6 Plus. Por el precio (se encuentra en la gama de $200 – entre S/.500 a S/.700) es un teléfono con prestaciones aceptables. Por un lado, tenemos a un procesador Mediatek comparable al Snapdragon 410 que me permitió jugar (incluso correr juegos como Asphalt Extreme, aunque con algo de lentitud). Tenemos 16 GBs de almacenamiento interno que, dejando de lado las apps pre-instaladas y Android, nos deja unos 10 GBs para el usuario. Podemos expandir la memoria haciendo uso de una tarjeta microSD.

Tenemos también una pantalla de 5 pulgadas con 1280×720 pixeles de resolución, una cámara de 13 megapixeles y una batería de 2,200 mAh.

Cámara

No hay mucho que decir de la cámara, más que es lo que se podría esperar de esta gama. Suficiente para documentar el momento, pero nada que realmente destaque o que nos haga particularmente orgullosos de colgar en Instagram.

 

 Batería

La batería me decepcionó. Tuve que cargarlo múltiples veces en el día, dándome apenas 2 horas de Screen on Time. El teléfono recalentaba e incluso con poco uso, la batería estaba casi muerta para las 5 de la tarde. Un power bank es necesario con este teléfono.

 Diseño

El equipo tiene un buen diseño. Tenemos una parte trasera y bordes metálicos, un lector de huellas dactilares y la cámara de 13 megapixeles. En la parte frontal tenemos la pantalla HD de 5 pulgadas, y botones capacitivos, junto con la cámara frontal. Los botones, confusamente, no están marcados como “back” y “multi-tasking”, sino que se muestran como dos puntos, nada más. Es un teléfono que se ve bien; no destaca del resto, pero se siente bien en las manos.

 Software

Aquí es donde el teléfono deja que desear. Viene con demasiadas apps y juegos preinstalados. Podemos deshabilitarlos, por supuesto, pero es un trabajo tedioso y algo que simplemente no debería ser parte del a experiencia de usuario. Peor aún, el lector de huellas dactilares prácticamente queda inutilizado debido a que el V6 Plus tiene dos pantallas de bloqueo (si, dos). Tenemos una llamada “Start” que nos muestra notificaciones y demás que no reconoce la huella dactilar, y luego tenemos la verdadera pantalla de desbloqueo de Android, donde sí funciona el lector de huellas dactilares. Uno utiliza el lector de huellas para desbloquear rápidamente el equipo pero con el Blade, por culpa de esta otra pantalla de bloqueo, primero tenemos que encender la pantalla, deslizar el dedo para pasar esta pantalla, y recién ahí usar el lector de huellas. Todo un proceso engorroso y molesto que se puede desactivar; pero no es sencillo ni práctico para el usuario.

Por suerte, el resto del teléfono -aparte de las apps preinstaladas – mantiene una estética y funciones pegadas a la versión de Android de Google.

 Conclusión

El ZTE Blade V6 Plus no es un mal teléfono, pero teniendo en cuenta lo excelentes que están los teléfonos en la gama media o media premium que usualmente están S/.100 o S/.200 más, creo que vale la pena el esfuerzo de ahorrar un poco más y tratar de conseguir uno de estos. Sobre todo, si estamos pensando en conservarlo al menos un año o año y medio.

Lo destacable del equipo es el diseño y su sensor de huellas dactilares. Pero por culpa del software, este sensor de huellas se ve inutilizado, y la pobre batería y cámara, hacen que ahorrar un poco más por un teléfono de una gama superior, sea la opción más recomendada.

Mi criterio para comprar un smartphone? Creo que deberíamos ponernos una valla mínima, y esa es buscar un smartphone con un Snapdragon 625 como procesador, o superior. Eso, creo yo, es lo mínimo que tenemos que buscar en un smartphone para obtener un rendimiento aceptable y, sobre todo, longevo.

Advertisements