No me gusta depender tanto de una sola aplicación para Bloguear, pero sinceramente, encontrar un buen reemplazo para Windows Live Writer es complicado. Y una de las grandes carencias de este programa, es que no hay forma de volverlo portátil.

Por eso, decidí volver a visitar herramientas que usaba para bloguear en el pasado, en mi era “pre Live Writer”. Y sorprendido, revisando mis trackbacks, me di con la sorpresa que Zoundry, los que crearon el muy buen programa Blog Writer, volvían a la carga. Esta vez? Con una herramienta de Publicación para Blogs llamada Raven que, entre otras características, puede ser instalado íntegramente a un USB.

Y claro, funciona con Blogger, Movable Type y TypePad, Live Spaces, WordPress, etc.

La primera sorpresa me la dí durante la instalación. Luego de decirle a Raven que se instalase en el USB y de ejecutarlo por primera vez, detectó que tenía Live Writer instalado, y se ofreció a importar todas las opciones y blogs que ya tenía ahí.

Por lo tanto, empezar a bloguear desde Raven no tardó ni un minuto. La interfaz es también agradable. Tenemos una ventana con todos los blogs, lo que nos permite ver los enlaces y demás fácilmente por cada uno (perfecto para bloggers de varias webs). Las entradas que tengamos como borrador se pueden salvar localmente, o en el mismo servidor sin problemas, mostrando un apartado.

Al igual que Live Writer, Raven nos permite editar el post en un ambiente WYSIWYG (What You See Is What You Get), sin mostrar nada de código, o bien verlo totalmente en html, además de contar con una “vista preliminar”. Picture 11.jpg

Lo que Raven no tiene, es ese avanzado gestor de imágenes de Live Writer que nos permite darle efectos a nuestra imagen, o incluso añadir un sello de agua.

La interfaz de Raven es también bastante simple de utilizar, y el programa se siente veloz y responde rápido. Se nota que los de Zoundry se han preocupado en poner las herramientas más esenciales para los bloggeros a uno o dos clicks de distancia, para hacer de la creación de posts, algo sencillo y veloz.

Como habrán podido apreciar, Raven está realmente bueno. De hecho, este post ha sido escrito en la aplicación, y ha sido igual de simple que en Live Writer.

Vale la pena un cambio? Si no necesitan una aplicación portátil, sería cuestión de probar ambos, y ver cual les agrada más; por un lado está Live Writer que tiene un mejor manejo de imágenes y una interfaz simple, además de mostrarnos directamente en la interfaz cómo se verá nuestro post cuando lo publiquemos; y por otro, Raven que nos permite configurar muchos aspectos de publicación, tiene un mejor manejo de múltiples blogs, y se adapta bien a todo tipo de plataforma de blog. Pero si necesitan una aplicación para bloguear portátil que puedan meter en un USB? Ahí no cabe duda alguna.

Link

via a nosa biblioteca

  • Se ve chévere, aunque creo que no coje el tema del blog como el Windows Live Writer no?

  • Leo
  • @Leo: si, pero lamentablemente, no es, digamos, una versión oficial por parte de Microsoft. Pero de todas maneras le voy a dar un vistazo :D. Gracias por el dato!

  • @Sator!: no, lamentablemente, no muestra el theme.

  • Algundia tendre un blog 🙁

  • Hola.
    Me gustó mucho el comentario. Lo estoy probando al software.
    Una pregunta: ¿como lo paso a castellano?
    Encontré el diccionario pero no como traducir los menúes.
    Gracias.
    Saludos.

  • Una de las características que me decidió por Raven tras un buen rato de usar WLW es la posibilidad de “bajar” todos los artículos y las páginas de un blog. El límite es de 5,000 posts y es una de las características más potentes de este software, ya que fácilmente se pueden hacer modificaciones offline de entradas antiguas, incluso con fines de republicación, mashing o como simple referencia. Otra característica importante es la posibilidad de añadir servicios de almacenamiento que no están disponibles en WLW, como imageshack. Y tampoco hay que olvidar la posibilidad de publicar de forma simultánea (no secuencial)en varios blogs. No es un programa acabado, pero cuenta ya con sus acérrimos seguidores, entre los que me encuentro.