Lhviv7qIvJw

DSC09026.jpg

Este año ha sido, sin lugar a dudas, el año de los teléfonos de Gama Media Premium. El año en el que pagar por un teléfono de gama alta se ha vuelto más difícil de justificar, pues las diferencias entre uno y otro, se han acortado considerablemente. Hasta el año pasado, era prácticamente necesario apuntar a un gama alta para no sufrir por temas de rendimiento, batería, o terminar con fotos que dieran vergüenza incluso para colgarlas en Facebook.

Durante el 2016 vimos teléfonos geniales como el Nova Plus -mi favorito en este rango hasta ahora – el Moto Z Play y sus módulos y, ahora, tenemos al Zenfone 3. El Zenfone 3 forma parte de una extensa familia que incluye a un teléfono de gama alta, varios de entrada y más, pero esta reseña se enfocará en el modelo que he tenido a prueba, el ZE552KL, que viene con una pantalla de 5.5 pulgadas, 4 GBs de RAM y 64 GBs de Almacenamiento, con una batería de 3,000 mAh.

 

Gama Media Premium

Suena bastante Premium, verdad? Pues les sorprenderá saber que el equipo está a S/.1399 en tiendas como Ripley. Si, a la mitad de precio que los teléfonos de gama alta y más económico y con más almacenamiento que sus competidores directos como el Moto Z Play o el Nova Plus, pero ofreciendo mayor almacenamiento, con 64 GBs (que encima podemos expandir vía MicroSD), y 4 GBs de RAM.

El teléfono cuenta también con el Snapdragon 625 que, como hemos visto en reseñas pasadas de otros teléfonos con el mismo procesador, es el más eficiente que ha sacado Qualcomm a la fecha. El teléfono es veloz y fluido en todo tipo de tareas y, sin embargo, consume tan poca energía que tranquilamente puede durarnos un día o más con los 3,000 miliamperios de su batería. No tiene una batería tan grande como la del Nova Plus o la del Moto Z Play, pero en mi caso, fue suficiente para durar hasta la noche. En rendimiento y durabilidad, entonces, lo pondría al mismo rango que los otros teléfonos de la misma gama, sólo que hay que tener en cuenta la batería de menor tamaño.

El diseño del equipo es sencillo, pero se siente bien en las manos. El equipo cuenta con un cuerpo casi enteramente de vidrio, con Gorilla Glass en la parte posterior y delantera. Me alegra que ASUS haya optado por botones físicos, pues esto significa que no perdemos parte de la pantalla por culpa de botones por software como ocurre con la mayoría de teléfonos con Android. Aquí podemos disfrutar de la pantalla completa.

DSC09021.jpg

La pantalla es bastante buena, con un panel IPS LCD con una resolución Full HD en 5.5 pulgadas, que es brillante y nítida. Este es uno de los aspectos en donde la gama media difiere de la gama alta, donde tenemos smartphones con mejores pantallas como el S7 Edge, o el iPhone 7 Plus. Sin embargo, para ser un teléfono de gama media, la pantalla es sumamente brillante, siendo visible durante el día gracias a sus 600 nits y ofrece un buen nivel de saturación.

DSC09024.jpg

La cámara del equipo es bastante buena, y consiguió darme excelentes fotos en buena luz. Es posible lograr un desenfoque o bokeh decente gracias a su apertura f/2.0. De noche noté ruido en las imágenes, pero gracias a que incluye estabilización óptica y electrónica de imagen, las fotos no salen movidas. La cámara la encontré superior a la del Moto Z Play – que carece de estabilización óptica – y al mismo nivel de calidad que ofrece el Nova Plus. Este es otro aspecto en donde la gama alta sigue siendo superior, pues el iPhone 7 Plus, S7 Edge, Huawei P9 ofrecen todos mucha mejor calidad fotográfica. La cámara es bastante buena, pero existen smartphones con mejor calidad fotográfica. Pero claro, estos otros teléfonos mencionados cuestan el doble o más.

DSC09022.jpg
Donde el Zenfone 3 decepciona, es en la cantidad de software pre-instalado que tiene. Es un problema que habíamos visto ya con el Zenfone 2, y una mala tendencia que ASUS mantiene. Encontraremos múltiples juegos y Apps preinstalados, además de apps propietarias de ASUS como ZenTalk o ZenCircle que probablemente pasen a ser ignoradas por completo por la gran mayoría. Lo peor es que en Android estas apps no podemos eliminarlas por completo, sólo ocultarlas, así que siempre están ocupando espacio en nuestro teléfono. Afortunadamente, ASUS incluye 64 GBs de almacenamiento interno en su teléfono, así que el tema de espacio no es tan crítico como en otros teléfonos.

Además, hay algunas aplicaciones útiles incluidas, como el Mobile Manager que nos da un control granular sobre algunas características del teléfono. A través de esta app puedo ver en detalle, por ejemplo, qué app está enviando más notificaciones de la cuenta para bloquearla, o qué apps están ocupando espacio innecesariamente, o cuáles son las que consumen más batería. Es una excelente herramienta para administrar mejor nuestro smartphone.

ASUS también modifica el “look” de Android con una versión con botones demasiado grandes para mi gusto, y algunas decisiones en diseño de las cuales no soy muy fan. Tenemos una serie de temas para cambiar el look del teléfono, pero ninguno terminó por convencerme por completo.

DSC09027.jpg

Lo que tenemos con el Zenfone 3 es, entonces, un teléfono bastante sólido en cuanto a características técnicas y experiencia a general, que poco tiene que envidiarle a teléfonos de gama alta y que supera, en muchos casos, a lo que otros teléfonos en esta gama como el Moto Z Play o Nova Plus ofrecen. Por el precio, es un excelente teléfono, sobre todo porque son pocos los smartphones en el mercado que vienen, por defecto, con 64 GBs de almacenamiento y 4 GBs de RAM.

Si buscan un teléfono cuyo hardware nos asegurará durabilidad, el Zenfone 3 es una excelente alternativa, a un excelentísimo precio.

 

DSC09032.jpg

No more articles