wTov0CE2cEA

IMG_3171.jpg

Excelentes prestaciones, a un buen precio

El Zenfone 3 Deluxe fue lanzado como una opción más Premium, en simultáneo con el Zenfone 3 original (que ya reseñamos y nos gustó bastante). He estado probándolo ya buen tiempo, y quería dejarles algunos comentarios respecto a este nuevo smartphone de ASUS.

ASUS ha empezado este año con fuerza, lanzando no uno, sino 4 smartphones para cubrir diferentes presupuestos. Nosotros vimos al Zenfone 3 que logró posicionarse como uno de mis teléfonos favoritos en gama media y ahora, toca reseñar al modelo de gama alta de la familia.

IMG_3176.jpg

Características Técnicas

El Zenfone 3 Deluxe es el primer smartphone en llegar a Perú con el nuevo procesador Snapdragon 821 que, de por sí, ofrece mejoras leves al ya poderoso Snapdragon 820. Es el mismo procesador que veremos en el nuevo teléfono de HTC, el U Ultra, y se rumorea que también será el tendremos en el LG G6. Para recalcar lo “premium” del teléfono, ASUS lo acompaña con 6 GBs de RAM y 256 GBs de Almacenamiento interno. Si, la empresa no escatimó en nada cuando de componentes internos se trata.

IMG_3172.jpg

Complementando las características técnicas, tenemos una pantalla AMOLED de 5.7” y resolución Full HD, una batería de 3,000 mAh, y una cámara trasera de 23 MP con una apertura f/2.0 con estabilización óptica de imagen, con una frontal de 8 Megapixeles.

Diseño

El teléfono comparte el mismo lenguaje de diseño que el Zenfone 3, sólo que el Deluxe cambia al vidrio que el Zenfone 3 utilizaba en la parte trasera, por un cuerpo totalmente metálico. La marca ha hecho bastante énfasis en mencionar cómo se ha desecho de las líneas de antena en la parte trasera, dándonos un cuerpo totalmente metálico.

IMG_3178.jpg

El equipo cuenta con botones capacitivos que se iluminan, dejándonos las 5.7 pulgadas de su pantalla libre de botones. La parte trasera tiene a la cámara – que sobresale ligeramente – además de un flash duo-tono, un lector de huellas dactilares, y el emisor de láser (para el auto-enfoque). Los botones de poder y volumen se encuentran al lado derecho, mientras que el Sim Tray, o bandeja para la tarjeta SIM y microSD, se encuentra al lado derecho. Este es uno de los teléfonos que cuenta con el puerto de audífonos, en la parte superior.

El equipo se ve y se siente bastante bien en las manos. El metal puede resultar algo resbaloso, sobre todo si no lo usamos en un case.

Algo que no me gustó del diseño, es que ASUS recurre a la técnica de poner un borde negro alrededor de la pantalla para que esta parezca más grande cuando está apagada. Efecto que se pierde totalmente, por supuesto, cuando la pantalla está encendida y, personalmente, siempre me ha parecido que se ve mal. Las empresas lo utilizan bastante para que el teléfono parezca carecer de bordes cuando está apagado, pero es una mala práctica que, afortunadamente, hemos empezado a ver desaparecer en otras marcas. Ojalá ASUS también lo haga en próximas versiones.

En resumen, tenemos un buen diseño en general, que se adhiere a los estándares, aunque poco innovador.

 

Rendimiento

El rendimiento del teléfono es muy bueno. A pesar de que ZenUI – el “skin” de Android de los teléfonos de ASUS – suele ser bastante pesado, el teléfono se movió con bastante fluidez en todo tipo de tareas y aplicaciones. Juegos pesados como Ashphalt Xtreme – en detalle al máximo – no fueron problema para el teléfono.

IMG_3164.jpg

La combinación de una pantalla poco exigente (sólo Full HD), con el Snapdragon 821 y Adreno 530 es, de momento, la mejor combinación en rendimiento que podremos encontrar en Android de momento. Junto a la generosa pantalla de 5.7”, es una excelente manera de disfrutar de juegos.

Pantalla

La pantalla es AMOLED con una resolución 1080p que me pareció lo suficientemente buena para todo tipo de contenido. Videos de YouTube, Netflix, Terrarium TV; todos se veían bien. No llega al nivel de calidad del S7 Edge – todavía la mejor pantalla del mercado – pero el hecho de ser AMOLED le da nativamente colores bastante vibrantes, buenos ángulos de visibilidad y muy buen contraste.

 

IMG_3183.jpg

La pantalla es lo suficientemente luminosa para poder verse de día, bajo el sol

IMG_3186.jpg

 

 Cámara

Aquí es donde el teléfono flaquea frente a smartphones de la misma gama. Si, tenemos un montón de megapixeles, pero la mayoría de fotos que tomé en la oscuridad salían llenas de ruido. Tenemos múltiples modos para capturar imágenes – dándonos la sensación de ser una cámara “pro” – pero la calidad de fotos en condiciones complicadas no se comparaba a la que uno puede obtener de otros smartphones de la gama, como el iPhone 7 Plus o el S7 Edge.

IMG_3152.jpg

No es que tome malas fotos, es que hay mejores opciones en el mismo rango. Es una calidad que más esperaría de una gama media, que de un smartphone de gama alta.

Para video, las cosas mejoran considerablemente. La estabilización óptica de imagen es bastante buena, y la calidad de grabación de video en 4K es nítida. Aquí un video grabado en 4K, con color grading y edición en Final Cut Pro X. Todo fue “hand held”, sostenido con la mano, para que se den una idea

Batería

Otro punto donde el teléfono sufre. Por alguna extraña razón, ASUS decidió ponerle una batería de 3,000 mAh, nada más, al equipo. Esto se traduce en un teléfono que tendremos que estar recargando a las 5 o 6 de la tarde (o cargarlo parcialmente durante el día). Combinar una pantalla tan grande (de 5.7”) AMOLED con una batería de 3,000 mAh, y un procesador de tanto consumo como el Snapdragon 821, no ha sido una decisión muy sabia por parte de ASUS. En el Zenfone 3 (teléfono que tiene la misma capacidad de batería), es comprensible porque tenemos al procesador más eficiente, el Snapdragon 625, además de una pantalla más pequeña, de 5.5”.

IMG_3158.jpg

La batería no es intercambiable, pero el teléfono soporta Quick Charge

Software

Como lo comenté en mi reseña del Zenfone 3, el ZenUI tiene aspectos positivos y negativos. Pero para un gama alta que ha sido lanzado a fines del año pasado, un punto negativo bastante grande es que sigamos teniendo a Android Marshmallow, Android 6.0, como base. Es un sistema operativo que se lanzó en el 2015, lo que significa que características de las que un teléfono de estas dimensiones se podría realmente beneficiar, están ausentes. Funciones como multi-window, la posibilidad de tener dos aplicaciones abiertas en simultáneo, no existen en el Zenfone 3 Deluxe. De hecho, tampoco podemos variar la densidad de la pantalla. Esto significa que la pantalla de 5.7” sirve sólo para mostrar contenido más grande, no mayor cantidad de contenido, lo cual desaprovecha las dimensiones de la pantalla. Según ASUS ya se empezó a distribuir la actualización al Zenfone 3 en algunos países, así que quizás veamos también algún día la actualización al Zenfone 3 Deluxe. Pero ASUS no tiene un muy buen “historial” cuando de actualizaciones se trata, así que es una pena que no se haya lanzado con Android 7.0. Perdonable en gama media premium como el Zenfone 3, pero un punto en contra bastante grande en gama alta, sobre todo cuando sus competidores principales (como el LG V20 o el Huawei Mate 9) ambos vienen con Android 7.0 de fábrica.

IMG_3154.jpg

Tenemos también las aplicaciones “basura” preinstaladas que podemos borrar rápidamente, pero teniendo en cuenta que tenemos de 64 a 256 GBs de almacenamiento, este no es un problema tan grande.

Y tenemos, también, los beneficios de ZenUI, como el Game Booster que mejora el rendimiento del equipo antes de ser lanzado, y algunas apps interesantes como el “Lazer Ruler”, que nos permite medir la distancia entre el smartphone y un objeto, usando el láser del teléfnono (que fue bastante preciso en mis pruebas)

https://www.arturogoga.com/zenfone-3-review-en-espanol/

Veredicto

IMG_3151.jpg

El Zenfone 3 Deluxe es un sólido competidor en gama alta, que tiene excelentes prestaciones y performance, pero que no llega a ser el smartphone perfecto debido a su débil cámara, batería, y por el hecho de traer una versión anticuada de Android.

Advertisements
  • Me agradan los moviles de 5.7, al menos para cuando estoy en casa, sobre todo para contenido multimedia

  • Gustavo Woltmann

    no me agradan mucho estos dispositivos