OA-0RBX1gcw

Dentro de los lanzamientos que tuvimos en el IFA, uno de los que me llamó la atención fue el de los nuevos smartphones de Sony, el Xperia XZ y el Xperia X Compact. El primero, porque realmente no tiene mucho sentido; y el segundo, porque teniendo en cuenta la falta de smartphones compactos y veloces que existen en Android, siempre llaman la atención.

Tuve la oportunidad de probarlos brevemente, y aquí les dejo mis impresiones

Xperia XZ

Honestamente, este parecer ser el teléfono que estábamos esperando que Sony saque este año. El X y X Performance han pasado casi desapercibidos por ser teléfonos de gama media pero con el típico “precio Sony”; demasiado caros.

El XZ, por otro lado, por fin justifica su precio al darnos todo lo que podemos esperar en un teléfono de gama alta: un procesador bueno (Snapdragon 820), resistencia al agua y grabación en 4K (por fin).

Sin embargo, Sony ha decidido dejarnos con un modelo con sólo 3 GBs de RAM, que podría afectar al equipo al futuro. Además, tenemos una batería por debajo del promedio en este rango, de tan sólo 2,900 mAh. Y para rematar las cosas, tenemos una pantalla que sólo es Full HD. Si, una especie de retroceso, especialmente viniendo de la compañía que nos trajo al primer smartphone 4K. Extraño, no?

Afortunadamente, lo demás del smartphone es bastante bueno, empezando por el diseño. Sony parece haber encontrado el balance que buscaba con el XZ, evolucionando ligeramente su look monolítico para darnos un teléfono que se siente sumamente cómodo en la mano, pero a la vez, manteniendo el minimalismo que buscamos.

La cámara también parece haber mejorado, dándonos auto enfoque láser para mayor velocidad, y mejor procesamiento de imagen (Bionz, que Sony utiliza en sus cámaras). A qué se traduce esto? Pues esperemos que por fin podamos ver una calidad de fotos comparable al de la competencia. No tuve tiempo de probar la cámara a fondo, así que para ello habrá que esperar una reseña. Algo que ha mejorado frente a modelos pasados, es la cantidad de megapixeles en la cámara frontal, pues ahora tenemos 13 megapixeles para selfies.

Xperia X Compact

En el pasado. Sony era el único fabricante que se preocupaba por sacar un teléfono de menos de 5 pulgadas, pero que tuviera excelentes características técnicas. La línea “Z Compact” ha estado entre las preferidas para aquellos que buscaban un smartphone de dimensiones a lo iPhone, pero en Android.

Este año, Sony regresa con la línea “Compact”, pero esta vez, tomando la nomenclatura “X”, como sus hermanos mayores. Lamentablemente, el teléfono no heredó las características técnicas del XZ, pues nos encontramos con un teléfono con specs que más se asemejan a un gama media. Estamos frente a un smartphone con un Snapdragon 650, 3 GBs de RAM. Aquí si tenemos una batería bastante aceptable teniendo en cuenta su pantalla y resolución (4.6”, 1280×720) lo que potencialmente nos podría dar una excelente autonomía. Esto no lo sabremos, sin embargo, hasta que lo hayamos probado.

Por otro lado, este equipo hereda la cámara trasera de modelos anteriores en la línea X, dándonos 23 megapixeles, pero la cámara frontal se mantiene en unos 5 megapixeles, el standard de la industria.

Lo pude probar brevemente y como todo teléfono compacto, si sintió bastante bien en las manos. El diseño también es excelente, y parece plantearse como una buena opción para aquellos que busquen teléfonos compactos. Una lástima nomás que se haya roto la tradición de traer características de un smartphone de gama alta en un cuerpo compacto.