Durante el IFA 2016, Sony anunció el lanzamiento del Xperia X Compact, la nueva versión de su compacto smartphone. Este teléfono continúa la línea “X” lanzada por Sony este año para reemplazar a su línea Z de años anteriores.

Como otros smartphones en la línea “Compact” de Sony, este año tenemos un equipo con una pantalla HD (1280×720) en un cuerpo de 4.6″. Sin embargo, este año no tenemos un procesador “tope de línea” como ocurría con la línea Z Compact. Este año tenemos un procesador de gama media, con el Snapdragon 650 y 3 GBs de RAM. Sí, es un procesador bastante capaz, pero no el 820 (que quizás hubiéramos visto en un hipotético Z6).

Para acompañar al equipo, tenemos una batería de 2,700 mAh, bastante generosa para un equipo de sólo 4.6″, lo que probablemente nos asegure la excelente autonomía a la que la línea Compact nos tiene acostumbrados

Para complementar estas características técnicas, tenemos una cámara de 23 megapixeles con el sensor IMX300, junto cone l sistema SteadyShot Intelligent Active Mode para estabilizar la imagen. Lamentablemente, no tenemos estabilización óptica, ni grabación de video en 4K. La cámara frontal, por otro lado, es de unos estándares 5 megapixeles

El equipo cuenta con USB-C e implementa Quick Charge 2.0. Además, tenemos 32 GBs de almacenamiento, expansibles vía MicroSD. Se espera que Sony lo lance en Europa la próxima semana, en los colores: negro, azul y blanco.