Una de las mayores preocupaciones de los entusiastas en conseguir un iPhone, era la manera restrictiva con la que Apple trataría software “externo” o desarrollado por otras personas.

1181586001 Pues ya no más. Debido a que el iPhone tendrá el motor de Safari, el navegador de Apple, completamente integrado al teléfono, pueden construirse webapps, como las que ya nos tiene acostumbrado todo este movimiento “web 2.0” basadas en AJAX, Flash, o lo que sea, que interactuarán con el teléfono de manera invisible para los usuarios. Es decir, Si es posible desarrollar aplicaciones externas para el iPhone, y como corren dentro del motor del navegador, esto nos promete bastante seguridad para el mismo.

Según el mismo Jobs:

“Puedes realizar llamadas, integrarte con servicios del iPhone, hacer llamadas, enviar emails, entrar a google maps, etc”

Además, se promete que el desarrollo de aplicaciones será bastante simple y fácil para todos.

Disponibilidad del iPhone? 29 de Junio, a las 6pm

 

 


Y hablando de Safari, otro gran anuncio fue que este popular navegador de Apple, estará también disponible para Windows XP / Vista. Las ventajas? Que Safari, según estadísticas de Apple, es bastante más veloz que Internet Explorer o Firefox a la hora de mostrar páginas.

dsc_5295

 

El Safari 3 traerá, como la mayoría de navegadores,  un buscador integrado de Google / Yahoo, además de tabs, y muchas otras funciones.

En cuanto al desempeño, aquí los resultados:

HTML: Internet Explorer 4.6 segundos, Firefox 3.7 segundos, Safari 2.2 segundos.

Javascript: Internet Explorer 2.4 segundos, Firefox 1.6 segundos, Safari 0.9 segundos.

Pero… por que no lo prueban ustedes mismos? Podran encontrar el beta mas tarde hoy, en apple.com/safari

Cómo afectará esto al mercado de navegadores? Está por verse, realmente, pero luego de ver la penetración de iTunes en Windows, Safari bien podría apoderarse de buena parte del mercado de navegadores en poco tiempo. Resulta gracioso, la verdad, pues es una especie de “venganza”, luego de que Apple se viera obligado, en una época, a tener Internet Explorer en su OS.