El día de ayer, Microsoft lanzó Windows Phone 8.1 (Pueden actualizar sus teléfonos – todos los teléfonos con Windows Phone 8 – siguiendo estos pasos). Se trata de un importantísimo update que no sólo se concentra en refinar la experiencia existente, sino sumar características que han sido pedidas por múltiples usuarios. A pesar de ser un update “0.1”, se siente más como un salto mayor. Son tantos los cambios y las mejoras, que sinceramente, se siente como un point update.

Con Windows Phone 8.1, por fin tenemos un sistema operativo maduro, capaz de competir, cara a cara, con los grandes. Uno que no sacrifica sus características únicas, pero que ha logrado adoptar y armonizar una parte de las mejores características que son ya comunes con otros sistemas operativos, como el centro de notificacione.

 

Action Center / Quick Settings.

 

Una de las quejas más grandes que ha existido siempre contra Windows Phone, es la falta de un sistema de notificaciones funcional. Con esto, nos referimos al área en donde todas las alertas y mensajes de diversas apps – mensajes de Facebook, Tweets, nuevos emails – van a parar. Usualmente, los sistemas operativos móviles le dedican el gesto de deslizar el dedo desde la parte superior de la pantalla hacia abajo para desplegar este sistema de notificaciones. Fue utilizado inicialmente por Android, y luego adoptado por iOS.

Existe el argumento de que, como Windows usa “Live-Tiles” o cuadrículas con información que se actualiza constantemente, razón por la cual, hasta Windows Phone 8, no mostraba interés en el tema de notificaciones.

En parte, el uso de Live Tiles mitigaba en parte la necesidad de ello. Y en combinación con el “Toast” (breve notificación temporal cuando un mensaje llegaba), no era un problema muy grave. No obstante, dada la millarada de mensajes que podemos recibir en un breve momento, era fácil simplemente pasar por alto el servicio web o portal lo había generado. Por lo tanto, detectar la fuente de la notificación, se hacía complicado.

Todo esto, queda atrás con Windows Phone 8.1. Ahora, además tener el superior sistema de Live Tiles (Windows Phone sigue teniendo el mejor Home-Screen o Pantalla Principal de cualquier sistema operativo, a mi criterio), actúa en combinación con un sistema de notificaciones que, al igual que Android o iOS, se despliega al deslizar un dedo desde la parte superior de la pantalla, hacia abajo.

El sistema no es tan avanzado como el de Android. No es posible, por ejemplo, desaparecer notificaciones individuales. Pero es mucho mejor a no tener nada. Lo que sí podemos hacer, es desaparecer grupos de notificaciones, a nivel de aplicación. Es decir, si deslizamos el dedo hacia la derecha, borraremos todo el grupo de notificaciones de Facebook, Instagram, sea cual sea la app que deseamos eliminar.

Junto al sistema de notificaciones, tenemos al”Action Center” Se trata de una sección en la parte superior que nos brinda 4 opciones configurables (5 en dispositivos de mayor tamaño, como el Lumia 1520) para rápidamente acceder a acciones comunes del teléfono. Así, por ejemplo, podemos activar / desactivar el Wifi, Bluetooth, activar la rotación, o lanzar la aplicación de cámara. Es sumamente configurable, y por fin elimina la necesidad de descargar apps que se encargaban de añadir atajos al Home Screen.

El Action Center / Sistema de Notificaciones es uno de los “pequeños-grandes” updates que veremos a lo largo de Windows Phone. Es decir, no se tratan de cambios dramáticos individuales, sino de pequeños cambios que mejoran considerablemente la experiencia, que pone a Windows Phone como una alternativa similar y en casos superior, a sus rivales como Android o iOS

Cambios en la interfaz.

 

Ahora Windows Phone 8.1 nos permite añadir más Live Tiles. Es decir, ganamos más espacio al permitirnos colocar íconos más pequeños. Esto ha cambiado bastante la manera en la que configuro ahora mi homescreen (en un Lumia 1020). Con este espacio extra, mi scrolling vertical ha disminuido consierablemente, pues casi todo lo que neccesito, está a la mano. Al menos en la pantalla del Lumia 1020 no tuve problemas con hacer más pequeños los tiles. No tuve dificultad con ver notificaciones, ni contadores, ni ningún otro tipo de mensaje.

Además de mayor espacio, también ahora Windows Phone nos permite colocar una imagen de fondo en la pantalla principal. Pero en lugar de sacrificar el tema de los Live Tiles en favor de poner un wallpaper (como en las interfaces más tradicionales usadas por iOS y Android), Windows Phone coge la imagen que queramos configurar como fondo, y las aplica en algunos Live Tiles transparentes. El efecto es bastante bueno, pero sólo si encontramos una imagen que cree cierta harmonía o usamos una de las incluidas.

El tiempo de animaciones también ha sido reducido, lo que finalmente da la impresión de mayor velocidad en el sistema operativo. Por otro lado, por fin el indicador de batería, wifi y señal está siempre visible. En WP8, teníamos que deslizar el dedo hacia abajo para ver esta información vital. Como ahora este gesto descubre el Action Center, por fin tenemos esta información siempre visible.

A todos los niveles, los cambios en el UI mantienen lo que hace a Windows Phone único; pero al lado del excelente homescreen, ahora obtenemos finalmente un sistema de notificaciones decente. Todavía hay trabajo por hacer (sobre todo en la lista de apps que vemos a la mano derecha), pero por lo general, es un genial upgrade.

 

Cortana

Cortana es una propuesta muy interesante por parte de Microsoft. No por lo innovadora[1], sino porque parece cementar algo que debemos tomar por hecho: en un futuro muy cercano, todos estaremos hablando con nuestro teléfono en todo momento, agendando citas, realizando breves investigaciones o búsquedas, y consiguiendo respuestas a todo tipo de preguntas. Windows Phone, como tercer gran sistema operativo móvil (ya establecido, ahora que cuenta con poco más del 10% de la cuota de mercado mundial), ha también mostrado la importancia de contar con un sistema de asistencia digital personal.

Lamentablemente, Cortana sólo está disponible en inglés, ahora que está en Beta. Consiste en que lo podemos usar, pero a condición de que tengamos nuestro teléfono configurado con Inglés (Estados Unidos) para utilizarlo. Por este motivo, no ahondaremos mucho en el tema. Pero sí vale la pena comentar que Microsoft ha implementado algunas funciones que no habíamos visto en otros sistemas operativos.

Cortana, por ejemplo, mantiene un Notebook o cuaderno con información que va aprendiendo de nosotros. Así, Cortana tiene una base de datos a la cual puede acceder para aprender, por ejemplo, cuándo es nuestro cumpleaños, cómo nos llamamos, quién es nuestro padre o madre y más. Y lo mejor de todo es que es un cuaderno al cual nosotros podemos acceder en cualquier momento y corregir la info (si es que Cortana está equivocada), o limitar los conocimientos de la misma.

Una pena que el servicio esté disponible sólo en inglés. Es algo que, esperemos, Microsoft internacionalice pronto.

 

Otros

 

Además de las funciones ya comentadas, Windows Phone 8.1 incluye algunos extras sumamente útiles. Battery Saver, por ejemplo, es algo que debería ser incorporado en otros sistemas operativos. De modo semejante a Mavericks (OS X, el sistema operativo para Macs), Battery Saver nos dice qué apps están consumiendo toda nuestra batería. Así, si queremos prolongar el uso de la misma, basta con dejar de usar la app. También es sumamente útil para encontrar esas apps que consumen recursos sin medirse.

Data Sense, por otro lado, es una app que, de manera similar al manejo de Data de Android, nos permite establecer un día de inicio / fin de nuestro plan de datos, así como un límite en Gigabytes. De esta manera, Data Sense nos avisará cuando nuestro consumo llegue a un límite, para no sobrepasarnos.

Internet Explorer ha sido actualizado también a la versión 11. Y con este update, obtenemos mucha mayor velocidad. IE11 es superior a Chrome en Android en cuanto a rendimiento y performance, y diría que está a la par con Safari en este tema.

 

Conclusión

 

Windows Phone 8.1 es no sólo una alternativa viable, sino una opción a sumamente atractiva frente a Android o iOS. El sistema operativo ha llegado a tal punto de maduración, que es un serio contrincante de los otros dos sistema operativos. Puede no tener todavía la cuota de mercado de Android, pero no me sorprendería ver un gran crecimiento durante el 2014; sobre todo porque no sólo tenemos a un robusto sistema operativo con este update (que, sinceramente, debió ser llamado cuando menos Windows Phone 8.5 o incluso 9), sino que Nokia sigue creando excelente hardware, a un buen precio.

Todavía no tenemos un “ecosistema de apps” comparable al de Android (y menos al de iOS), pero todas las apps esenciales están. Facebook, Twitter, Evernote, Spotify están todas disponibles en la plataforma. Hay varias otras que todavía no llegan a Windows Phone, pero dado el constante crecimiento en popularidad, no me sorprendería ver cómo las empresas empiezan a dedicarle más y más personal para el desarrollo de apps a esta plataforma.

Windows Phone 8.1 no sólo se trata de una opción viable, sino una que quizás muchas personas terminen prefiriendo. No sólo se trata de un robusto y veloz sistema operativo, sino que los terminales que lo utilizan, como la línea Lumia de Nokia, está entre los mejores teléfonos disponibles. Si estuvieron ignorando Windows Phone debido a que el sistema operativo no se sentía lo suficientemente maduro, o nos obligaba a sacrificar ciertas funcionalidades, denle una segunda oportunidad.

Ahora, solo falta que los desarrolladores empiecen a prestarle más atención, para cubrir ciertos ligeros vacíos en apps.


  1. Microsoft llegar tarde a la fiesta, después de todo. Apple tiene a Siri desde hace años, y Google mantiene su Google Now.  ↩

<

p> 

  • eduardo

    Hay algo que cambio y se me hace un poco dificil de manejar, cuando vas a agenda apretabas sobre un contacto y automaticamente aparecia la lista de telefonos, ahora apretas y llamar al primer telefono por defecto, tienes que quedarte apretando un rato el nombre para que puedan aparecer las opciones de telefono, lo otro es poder desintegrar facilmente a los contactos de face para que no se mezclen con los del telefono, asumo que con el tiempo me ire acostumbrando a este cambio.