Otro clavo al ataúd de Windows 10 Mobile: Microsoft venderá una versión especial del Galaxy S8.

Microsoft: ya deja a Windows 10 Mobile morir en paz.

Como un baldazo de agua fría para los poquísimos usuarios que aún tienen fe en la plataforma móvil de Microsoft, la empresa de Redmond anunció que venderá un “Samsung Galaxy S8 Microsoft Edition”, que vendrá con aplicaciones de Microsoft pre-instaladas (Word, Excel, Skype, OneNote, entre otras), y ya empezó a aceptar pre-orders en sus tiendas retail en Estados Unidos.

Tampoco olvidemos que Microsoft ha colaborado también con “Dex”, que es el aditamento que le permite al Galaxy S8 servir como una especie de computadora, cuando lo conectamos a este dispositivo y le añadimos un teclado, mouse y monitor. Si, exactamente igual a lo que Microsoft prometía hace dos años, en el 2015, cuando reveló el modo “Continuum” de Windows 10 Mobile, antes de dejarlo prácticamente abandonado y sin actualizaciones desde entonces.

Lo que Continuum pudo ser, pero finalmente fue superado por Samsung

Si estas dos cosas no son claras señales de que Microsoft prefiere ignorar que tiene una plataforma móvil, entonces qué tal el hecho que la empresa no ha sacado ni anunciado un teléfono de gama alta desde el 2015, y el último teléfono lanzado, el Lumia 650 Dual Sim, salió hace más de un año, en febrero del 2016?

Es una verdadera pena el poco interés que Microsoft parece mostrar en su plataforma móvil. Sobre todo para actuales y anteriores usuarios. Yo disfruté bastante mi tiempo con el Lumia 1020 – teléfono que usé como principal por varios meses. Pero ante la falta de actualizaciones y pésima calidad de apps, tuve que regresar nuevamente a Android / iOS. El panorama parecía que iría a cambiar cuando Microsoft anunció, con bombos y platillos, que tendría una plataforma unificada, con apps universales capaces de correr tanto en la PC, como en móviles, y todas las promesas que traía consigo Windows 10 Mobile. La dura realidad fue otra, y Microsoft sigue luchando, incluso, en convencer a desarrolladores a sacar apps para su Windows Store en PCs y tablets. Tras una breve época de esperanza y un montón de entusiasmo con una rejuvenecida plataforma móvil, la llama de Windows 10 Mobile está más tenue que nunca, ahora que Microsoft ha decidido darle espacio en sus anaqueles a teléfonos con Android, corriendo software de Microsoft.

 Window 10 Mobile está muerto, pero los sueños de competitividad móvil de Microsoft, no.

No todo está perdido, sin embargo. Yo creo que Windows 10 Mobile no tiene salvación, así que no recomiendo a nadie, nunca, comprar un teléfono con un logo de Microsoft, ni nada que tenga la marca “Lumia”. Pero sí creo que el “endgame” de Microsoft, sigue siendo el mismo que Steve Ballmer propuso años atrás: Windows en todos lados. Sólo que Ballmer, como un fallido profeta, se adelantó demasiado a su época: el poder de procesamiento simplemente no estaba ahí, y Microsoft no ha podido adaptar su plataforma a otras arquitecturas, por la cantidad de bagaje y compatibilidad que tiene que mantener. Pero un rayo de esperanza existe, ya que ahora es posible “emular” la arquitectura x86 en procesadores ARM. En castellano? Que podremos correr Windows 10 – si, la versión completa del sistema operativo – en procesadores móviles. Véanlo en acción:

https://www.youtube.com/watch?v=ONI0zfEnBPU

Y este, creo yo, es la esperanza a la que Microsoft se aferra. Microsoft ya se ha olvidado de Windows 10 Mobile (y es algo que nosotros deberíamos hacer), cosa que explicaría el poco interés de la empresa en desarrollar nuevos teléfonos, o siquiera mejorar el sistema operativo (que todavía tiene bastantes bugs y problemas) y está apostando a esto: a poder correr Windows 10 en procesadores móviles, que son más eficientes y sí, en algunos casos, más poderosos que los de Intel. Y para ello? Necesitará partners, socios que deseen seguir utilizando a Windows 10 como sistema operativo móvil en estos dispositivos. Por eso la alianza con Samsung: Microsoft ayudará ahora a vender Galaxy S8 en sus tiendas, pero quién sabe, quizás veamos más tablets y smartphones corriendo una versión completa de Windows 10, en una alianza con Samsung. Ya saben… “hoy por tí, mañana por mí” y todo eso.

No more articles