Recuerdan los más populares comerciales de Budweiser, donde varios amigos se reunían para “chillear”, “sólo mirando el juego, tomando una cerveza?” Es, quizás, uno de los mejores comerciales de todos los tiempos, tanto en cuanto a efectividad, como recordación, e impacto que tuvo en el público objetivo y, bueno, todos nosotros.

Ahora, los mismos sujetos se reúnen para crear la versión 2008 del comercial… sólo que esta vez, con un motivo diferente detrás del mismo: apoyar a Obama.

Buenísimo:

 

Los subtítulos en español, en unas cuantas horas.

Mientras tanto, pueden recordar al original: