Western Digital lanza su primer SSD externo, tras la adquisición de SanDisk.

Sabíamos que Western Digital compró a SanDisk principalmente por todo el conocimiento que la marca tiene con SSDs, y parece que ya tenemos el primer fruto de esta esta unión. Se trata del My Passport SSD, y es un disco duro externo, portátil, con una conexión USB-C (con un adaptador adicional si tenemos un puerto USB tradicional) que busca convertirse en una buena compañía para nuestras laptops, MacBooks y PCs.

El disco duro viene en tres configuraciones: desde 256 GBs de almacenamiento por $100, para luego ofrecer 512 GBs por $200 y 1 Terabyte por $400; un precio bastante standard, considerando a la competencia (el T3 de Samsung, quizás el SSD portátil más popular, ofrece un precio casi idéntico).

En cuanto a dimensiones, el disco duro es sumamente pequeño, con 10 mm de ancho por 90 mm de alto y 45 mm de grosor.

Tenemos buenas velocidades que, nuevamente, son muy similares al T3 de Samsung, llegando a 512 MB/s; mucho más que suficiente para, incluso, trabajar con pesados archivos 4K / UHD.

Adicionalmente, WD promete que el disco puede aguantar caídas de 2 metros y está cifrado con 256 bit AES Hardware Encryption.

 

El disco duro se ve bastante bien, con un diseño sencillo, combinando dos tonos y dos tipos de textura, como se puede apreciar en el cortísimo video de presentación.

Este nuevo SSD está disponible desde la página de WD

No more articles