zufOxraTYsI

Pebble ha muerto, dejando un vacío en el mercado de smartwatches. Afortunadamente, todavía quedan excelentes alternativas, que exploramos en esta publicación!

Mira el video para enterarte no sólo cuáles son las mejores alternativas a Pebble de momento, sino también por qué vale la pena comprar un Smartwatch!

No estaban muertos los Smartwatches?

Para complementar el video, quería comentar este tema.

 

Mucho se ha dicho de la posible “muerte” de los relojes inteligentes, de la misma manera en la que se habla de la muerte de las tablets. Pero la verdad es que en ambos casos, se trata de medios poco informados, o en busca de más clicks. El gran problema es que tanto el mercado de smartwatches como el de tablets está siendo comparado con el crecimiento exponencial que han tenido los smartphones. El mercado de teléfonos inteligentes ha crecido como ningún otro mercado.

Y los medios, de manera ignorante, siguen tratando de comparar el mercado de tablets y relojes inteligentes, con el crecimiento de smartphones que, simplemente, es imposible. Por qué? Porque es imposible esperar que una persona renueve anualmente o cada 18 meses su tablet y reloj, de la misma manera en la que se hace con un smartphone.

Hoy en día, nuestras vidas giran en torno al smartphone; se ha convertido en nuestro dispositivo computacional más importante. Al mismo tiempo, hemos visto en estos años una evolución considerable en teléfonos inteligentes, a tal punto que sí se justificaba la actualización anual, pues esta traía consigo un salto enorme en rendimiento. Pero esto está llegando a su fin, como pasó con la era de las PCs en los 90s, donde tuvimos un salto enorme en performance año tras año hasta que este empezó a desacelerarse. Lo mismo estamos viendo en smartphones ahora, donde año tras año vemos saltos en rendimiento, pero no tan significativos como en generaciones pasadas simplemente porque tenemos un rendimiento lo suficientemente veloz para la mayoría de  tareas. Es por eso que este año, los teléfonos de gama media han sido los dominantes: pocas razones quedan para comprar un teléfono de gama alta, si la experiencia de usuario será, al final, un 90% parecida a la de un teléfono de gama alta.

Por otro lado, uno no necesita renovar tablets con la misma frecuencia simplemente porque las tablets funcionan mejor, por más tiempo. El iPad Air original, a pesar de haber sido lanzado hace 4 años, sigue siendo un dispositivo sumamente capaz. La Galaxy Tab S 10.1 sigue teniendo una de las mejores pantallas de la industria. Para quienes lo usamos como una herramienta de trabajo – como yo con el iPad Pro – quizás si nos veamos tentados a actualizarlo más pronto, pero igual estamos viendo un ciclo de duración promedio de 4 años a más. Nadie necesita renovar tablets con la misma frecuencia que se necesitaba con smartphones. Y lo mismo está ocurriendo ahora con los nuevos smartphones, que son más capaces y veloces.

Y si esto lo aplicamos a los smartwatches, pues aquí el efecto es mayor. Nadie necesita actualizar su reloj anualmente simplemente porque, como comento en el video, el smartwatch es más un control remoto, un accesorio para nuestro smartphone en lugar de un reemplazo para este. Y por este motivo, la necesidad de actualizar constantemente es prácticamente inexistente. Por eso es que la industria de smartwatches está destinada a ser más pequeña que la de los smartphones, de la misma manera que la de las tablets está destinada, también, a ser más pequeña. Ninguno de los dos dispositivos es tan vital, tan importante, como nuestro smartphone y, por lo tanto, en la escala de necesidades tecnológicas, se encuentran por debajo del teléfono inteligente. Si tenemos un determinado presupuesto para dispositivos tecnológicos, el grueso de este dinero siempre irá primero al smartphone. Pero esto, por supuesto, no quiere decir que los dispositivos vayan a morir o desaparecer, como nos lo quiere pintar la prensa. Sólo que hay que adecuar las expectativas para este tipo de productos.

 

 

No more articles