Me he quedado hipnotizado durante los 3 minutos y medio que dura este video musical.

Nada de efectos especiales, tan solo un par de manos, “deletrando” las palabras de la canción. Nada de cortes, nada de nada. Y eso es, realmente, lo impresionante.

Aguanten los primeros 30 segundos que son algo “lentos”, pero después se pone mucho, mucho mejor.

 

via neatorama