Las ventajas del 5G que percibirá el usuario

El 5G promete ser una auténtica revolución cuando esté plenamente implantado a nivel mundial y todos seamos capaces de disfrutar de sus beneficios. De hecho, estamos asistiendo a multitud de guerras comerciales, principalmente entre Estados Unidos y China, por su desarrollo y dominio. Pero, ¿qué es realmente y en qué podremos beneficiarnos los usuarios de él? Vamos a verlo.

La increíble velocidad de navegación del 5G

5G no es más que el nombre con el que se conoce a la quinta generación de la tecnología de navegación por Internet móvil. De hecho, aquellos que tenemos algunos años y que ya hemos asistido a los cambios tecnológicos generacionales proporcionados por la implantación del 3G, del 4G y de los dispositivos móviles, estamos bastante familiarizados con el término.

Sin duda, la principal ventaja de la que podremos beneficiarnos los usuarios cuando tengamos en nuestro poder la posibilidad de usar redes 5G se verá reflejada en la velocidad de navegación. Se estima que, aproximadamente, la nueva red podrá ofrecer a cada usuario hasta 20 GB por segundo.

Pero, ¿en qué se traducirá esto realmente? Para hacernos una idea, podemos tomar como ejemplo una playlist completa de Spotify. El tiempo medio de descarga usando redes 3G es de 7 minutos. En cambio, con el 4G ese tiempo se reduce a 20 segundos. Una cifra muy destacable si no fuese porque el 5G podrá hacer lo mismo en solo 0,6 milisegundos (0,006 segundos).

De igual modo, podremos descargar una película completa de 2 horas de duración en formato 4K UHD de Netflix, Amazon Video o HBO en apenas 3,7 segundos. Estas son cifras a las que ni siquiera se acercan las redes de Internet WiFi domésticas que funcionan mediante fibra óptica.

Otras ventajas del 5G

Pero el 5G no solo se traducirá en una mayor velocidad de descarga. Además, esta tecnología permitirá ahorrar energía y, con ello, reducir el consumo de autonomía y prolongar su vida útil. También asistiremos a la creación de smartphones mucho más finos.

Por su parte, es presumible que, con la llegada del 5G, se acabe la falta de cobertura en cualquier lugar y en grandes aglomeraciones. De hecho, su implantación es una de las prioridades para el Gobierno de Japón de cara a la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Se estima, en este sentido, que el 5G será perfectamente capaz de gestionar un millón de dispositivos móviles por kilómetro cuadrado, lo que impedirá que sucedan los temidos cuellos de botella electromagnéticos que impiden en momentos puntuales que las redes 4G permanezcan operativas. Sin embargo, la infraestructura necesaria para conseguirlo es muy importante.

Pero el 5G no solo se aplicará al mundo de la telefonía móvil. Además, se espera que sea parte fundamental del ‘Internet de las Cosas’ y que su impacto en hogares, edificios y ciudades en su conjunto sea brutal. Lo mismo puede decirse respecto a la realidad virtual, a los videojuegos o, incluso, al ámbito médico y de la cirugía.