USB C en iPhones y iPads? Puntos en contra y favor

Rumores de que el iPhone saltará a USB-C no son novedad. Los tenemos desde que la tecnología empezó a estandarizarse, en el 2016. Un nuevo reporte de Digitimes señala que este sería en realidad el camino para Apple en el 2019. Por qué un año más? Pues las fuentes de Digitimes señalan que Apple todavía estaría en la fase de rediseño y no estaría listo para equipar esta tecnología este año. Pero que ya es un hecho que será el puerto de interacción para el futuro de Apple.

Cuánta verdad hay en esto? Quería compartirles un poco de insight, teniendo en cuenta previos comportamientos de Apple, y decirles qué razones hay a favor y en contra

 Por qué sería genial que Apple adopte USB-C

A muchos usuarios de Apple, honestamente, les importa un comino el USB-C. Después de todo, si uno usa productos Apple, es bastante conveniente tener un mismo cable para cargar el iPhone, el iPad y los AirPods. Y si usan productos de Apple desde hace años, como yo, entonces seguramente tienen cables Lightning en abundancia, en cada rincón de cada habitación.

Sin embargo, USB-C trae consigo claros beneficios. Para empezar, las MacBooks actuales todas cargan vía USB-C, por lo que si Apple adopta esta tecnología en sus otros dispositivos, necesitaríamos sólo un cargador – el de la MacBook – para cargar todos nuestros dispositivos. Y al tener soporte para Power Delivery, el iPhone y iPad cargarían más rápido con este adaptador de la Mac, que con los cargadores que vienen en la caja! Además, nos permitiría comprar sólo cables USB-C a USB-C.

Un gran punto en contra de los puertos Lightning, es que estos no pueden alimentar de energía a otros dispositivos como puede hacerlo un puerto USB-C. El puerto Lightning fue creado en una era donde un iPad o iPhone eran pensados como dispositivos más sencillos, donde no era necesario conectar otro tipo de equipos y, por lo tanto, está pensado sólo como puerto de carga y transmisión de datos. Un puerto USB es muchísimo más versátil que un puerto Lightning. Deseas conectar un disco duro a un smartphone con puerto lightning? Puedes hacerlo sin problema, pues el puerto es capaz de dar la suficiente energía para alimentarlo. Necesitas conectar un micrófono USB para grabar un podcast? El Puerto USB-C lo permite, incluso desde un smartphone. En un iPhone o iPad, no sólo tenemos que comprar un adaptador Lightning a USB (el USB 3 Camera Connection Kit), sino que encima, tenemos que conectar todo esto, con otro cable más, a una fuente de poder (power bank o la pared). Esta es una enorme limitación de los iPads y iPhones, sobre todo ahora que el iPad se ha convertido en un excelente reemplazo de laptop.

 Por qué no va a suceder?

Ahora, como pueden ver, hay un montón de ventajas a favor de una transición a puertos Lightning, pero hay también una gran razón en contra: el mercado del USB-C está descontrolado.

Cuando se planteó como un estándar, se esperó que puerto USB-C optimizara la compatibilidad de dispositivos con dispositivos, que fuera una tecnología capaz de hacer que cualquier cosa que conectáramos, funcionara.

La realidad es totalmente otra. Algo tan sencillo como un adaptador USB-C a un puerto 3.5mm (para audífonos) es incompatible entre teléfonos, debido a que los fabricantes sólo escribieron drivers especiales para ciertos dispositivos. Hay que tener cuidado con el adaptador e incluso con el cable que uno compra cuando se trata de USB-C ya que, al ser capaz de enviar mayores cantidades de energía, ya han habido varios casos en los que, al usar un cable de mala calidad, o un adaptador sin clara procedencia, han terminado arruinando teléfonos, tablets. Incluso varios de los Switch de Nintendo han quedado “brickeados” por haber sido cargados con cables no oficiales.

Esa es la situación actual del USB-C y el motivo por el cual dudo que Apple de el salto a esta tecnología, al menos en iPhones. Con Lightning, Apple puede hacer dos cosas: regular la calidad de productos que se ven con este puerto y certificar su correcto funcionamiento y cobrar un porcentaje de cada venta de cada producto que use un puerto Lightning y ofrecer dicha certificación. Es lo mismo que sucede, por ejemplo, en la industria de videojuegos, donde cada juego lanzado para consolas tiene que pagar un porcentaje del precio de venta al creador de la consola. Es un mercado muy lucrativo para Apple, que difícilmente abandonaría.

Ahora, teniendo en cuenta estos puntos en contra, la verdad es que me resulta difícil creer que Apple vaya a dar el salto a USB-C en el futuro cercano. Pero sin duda, me gustaría. Imagínense tener que viajar con un sólo adaptador y cable (el de la MacBook), y ser capaz de cargar, con este, absolutamente todo.

Más Noticias
Fallece Stan Lee a los 95 Años.