Ya tenemos desde hace momentos un Galaxy Gear Fit con nosotros, gracias a Samsung1, así que como era de esperarse, tenemos con nosotros un video unboxing de todo lo que trae. Que, en realidad, no es mucho: el Galaxy Gear Fit, el “Dock” propietario para cargarlo, y un cargador micro-USB.

Para cargarlo, es necesario conectar el adaptador al Dock, y conectar el Dock al Gear Fit. Algo complicado porque, de perderse el Dock, no hay forma de cargar el Fit. Pero lo mismo sucede con el Pebble y su conector propietario y el Gear original. El único que usa un puerto micro USB entre los smartwatches disponibles, es el Smartwatch 2 de Sony.

Screenshot 2014 07 04 11 21 49

 

La primera impresión es sumamente positiva. Esa pantalla AMOLED Curva se ve simplemente espectacular. Ya he configurado las notificaciones con un Galaxy S5 (como todo Gear, sólo funciona con dispositivos Samsung), y está funcionando el podómetro. Lo estaré usando durante la próxima semana en lugar de mi Pebble para ver que tal funciona en tareas básicas.

Más que un Smartwatch, el Gear Fit tiene su verdadera con dispositivos de salud como el Fitbit, o el Jawbone Up, pues su enfoque está en temas de salud. Pero la idea de fusionarlo con lo mejor de un smartwatch – las notificaciones – es lo que lo hicieron tan atractivo en primer lugar. Ya veremos que tal se comporta!

 

 

 


  1. Disclaimer: Dispositivo dejado en calidad de préstamo