Screen Shot 2015 07 15 at 4 34 19 PM

Hace un par de semanas, tuve la oportunidad de pasar tiempo con el nuevo SUHD de Samsung, su enore televisor de 65 pulgadas, 4K, curvo. 

Se trata de un televisor LED creado para demostrar lo último en tecnología incorporada. Y tras años de “gimmicks”, de características que a nadie, en realidad, le interesaban, este año vimos a un Samsung enfocado en mejorar algo que todos deseamos: la calidad de imagen. 

Así, pues, cosas como que sea 3D, que sea curvo, que sea smart, quedan como elementos secundarios. Oh si, están presentes, pero lo que destaca, este año, es la calidad de imagen. 

IMG 7971

No sólo es complicado tomarle fotos a una tele de 65”, sino que además, encontrar espacio para la misma fue un dolor de cabeza.


Mejor Contraste y Brillo.

Algo que queda inmediatamente aparente con este nuevo televisor es el nivel de brillo que ostenta. Es realmente brillante, logrando resaltar incluso en habitaciones o lugares bien iluminados. Como comentábamos inicialmente, Samsung se ha esforzado, con este modelo, en mejorar la calidad de imagen en el televisor. 

Para conseguir esto, Samsung ha implementado algo denominado “Multi-zone Array Backlightning”. De esta manera, se logra iluminar todo el panel uniformemente, generando mayor brillo en todas las áreas de la pantalla. Otra implementación interesante, es la mejora en el contraste. Si bien no llega a niveles OLED (imposible, pues el OLED “apaga” los pixeles de color oscuro) es la mejor reproducción de tonos oscuros y negros que he visto a la fecha en un panel LED. Gracias a ello, se consigue un nivel de contraste muy bueno, sin tener que recurrir al prohibitivo precio que significa dar un salto a televisores OLED, al menos de momento (un televisor OLED de las mismas dimensiones puede llegar a costar 50% más)

Otro punto interesante de este televisor que quizás no resulte aparente en un primer lugar, es que la TV logra cubrir una más amplia gama de colores. Esto significa que, en imágenes donde se cuentan con varias tonalidades, esta TV es capaz de reproducir con mayor fidelidad las imágenes, ofreciendo una calidad superior a modelos anteriores.

La calidad de imagen es realmente llamativa, incluso comparándolo con retina displays

 

Diseño y Conexiones

El diseño del televisor es realmente atractivo. Los bordes son extremadamente delgados, consiguiendo que la imagen nos envuelva por completo. Y para ser un televisor tan “monstruoso” en dimensiones, el peso no es excesivo. Eso si, necesitarán la ayuda de una persona más si quieren movilizarlo con facilidad.

El dispositivo carece de cables, gracias que todas las conexiones están dirigidas desde una “caja de control”, o Connect Box como esta:

Screen Shot 2015 07 15 at 4 51 20 PM

Esto significa que convenientemente, podemos hacer todas las conexiones lejos de la TV, para evitarnos un laberinto de cables. Y vaya que contamos con varios tipos de puertos, incluyendo 4 entradas HDMI, una de LAN para una conexión más veloz para actualizaciones de apps y del sistema operativo, un puerto USB 3.0 y más.

Al igual que los modelos del año pasado, esta TV mantiene una ligera curvatura. Sinceramente, no veo mayor mejora con la curvatura en la calidad de imagen o en el sentido de inmersión, y me gustaría ver, en el futuro, la opción de comprar uno sin dicha curva. Por qué? Porque esto empeora los ángulos de visibilidad para aquellos que se sienten a los extremos izquierdo o derecho. No es algo sumamente grave (hay que estar sentado bien cerca y a un extremo para notarlo), pero son limitantes que no existirían, de mantener una pantalla plana.

Otro aspecto que cambia frente al año pasado, es que ahora Tizen es el sistema operativo de rigor en el Smart TV. Es mucho más sencillo e intuitivo que modelos anteriores, pero no resulta tan práctico o útil como Android TV que está disponible en los televisores Bravia. Mi recomendación? Consíganse un Chromecast o Apple TV, y olvídense del sistema operativo de la TV, que de nada sirve. 

 

Conclusión

Este año Samsung ha logrado enfocarse en lo que nos importa, una mejor calidad de imagen. Me alegra mucho que los fabricantes hayan empezado a preocuparse por este tema, en lugar de tonterías como el sistema operativo de los TVs, o el 3D. Si, ambos se mantienen, como también se mantiene la curvatura del año pasado, pero este es un televisor que mejora considerablemente la calidad de imagen, haciéndolo una muy buena alternativa de compra. Sobre todo porque, al final del día, es lo que más debería importarnos en una TV: una excelente calidad de imagen. 

Lo único que me gustaría ver en un modelo futuro? La opción de comprar la TV si curva, pero manteniendo la misma calidad de imagen. Y por qué no arriesgarse por un modelo Ultra-Wide, con 21:9? Eso, en mi opinión, sería una verdadera excelente opción para TVs, sobre todo para cinéfilos.

 

  • Edinson Guzmán

    Arturo en este articulo mencionas que nos olvidemos del SO del TV, que usemos un Chromecast o Apple TV, tengo el primero pero aún no le saco mucho partido. Para cuando un articulo de lo que harías tú con un chromecast para hacer esa especie de reemplazo del SO del TV que mencionas, además de programas y todas las posibilidades que podemos tener con este dongle.

    • buena idea! Lo apuntaré en Trello como futuro post 😀

    • Victor Valdiviezo

      Chromecasteando.com Una web con todo sobre Chromecast