Genial artículo de Lisa Gates que, de todas las cosas, toma la película “Liar, Liar” (mentiroso, mentiroso) como ejemplo. No “modelo ejemplar”, per se, sino, qué es lo que haríamos si tuviésemos que decir la verdad, íntegra, en cualquier situación dada, vivir con 100% de integridad?

En el artículo, nos reta a seguir esta situación por una semana, con tres grandes ejemplos: Abandona tus cuentos, di la verdad, y di no.


integrity.jpg

Un ejemplo? Abandonar los cuentos:

En vez de:

Realmente quería ir a tu fiesta, pero estuve trabajando hasta tarde, y los niños me necesitaban cuando regresé a casa, y cuando todo se calmó, era muy tarde.

Decir:

Lo lamento mucho, porque estabas contando conmigo. Cómo puedo compensártelo?

En Decir No

En vez de:

No tengo el tiempo para añadir algo más a mi agenda, pero tengo que hacerlo, supongo. Después de todo, no me veré bien si no lo hago.

Decir:

Estoy trabajando en crear un balance en mi vida de momento. No gracias.

Interesante artículo, no? Muchas veces sucede que intentamos complacer a todo el mundo, y por ello, podemos terminar fallándole a todo el mundo. Buen ejercicio para poner en práctica, o al menos, intentar mantenerlo por una semana

Link