El “notch”, ese pedazo de “marco” que queda en la parte superior del iPhone X y que suele alojar las cámaras y sensores necesarios para Face ID, se ha vuelto un tema controversial, desde que muchos otros fabricantes han empezado a implementar el mismo aspecto. Por un lado, estamos los que consideramos que estamos “ganando” espacio a los costados, para colocar ahí elementos extra, mientras que en el otro lado están los que sienten que el notch quita espacio de la pantalla.

Una de las empresas que está presentando una novedosa manera de lidiar con ello, es Doogee, una compañía poco conocida fuera de Asia, con un modelo bastante interesante: tenemos una pantalla completa, que va de borde a borde, pero en donde los sensores como la cámara, el sensor de proximidad y el auricular están ocultos detrás de un mecanismo slider. Si, como los inicios de los 2000

ap_resize.php.png

Práctico? Nah. Novedoso? Pues sí, y muy diferente al resto de opciones en el mercado.

Por un lado estamos obteniendo la posibilidad de tener una pantalla completa, como lo demuestra aquí Arun de MrWhoseTheBoss
https://www.youtube.com/watch?v=UWz4LPyoSw4
Pero por otro lado, tenemos un teléfono innecesariamente más grueso. El teléfono se trata de un prototipo por ahora, por lo que cosas como el sensor de huellas dactilares (que estaría dentro de la pantalla) no están activados.
Según Arun, es un teléfono que contará con un procesador Snapdragon – aunque de modelo desconocido – y estará por menos de $300, así que se trata más de un teléfono que tendrá componentes de gama de entrada / gama media, pero con un concepto interesante.