Ví este post en El Módem, y me pareció, simplemente, genial

Imagina, si puedes, una situación hipotética. Tiene que ver con un geek conversando con una chica muy buena en una fiesta, así que podemos imaginar que es muy hipotética. El geek ha estado teniendo una conversación rutinaria por un rato y, tan pronto se le acaba el material sobre el clima y la música que están poniendo en la fiesta, empieza con el viejo cliché:

Geek: Y, ¿a qué te dedicas?
Chica buena: Bueno, durante el día trabajo en un albergue para especies salvajes heridas y durante los fines de semana bailo en una jaula en el Viper Room.
Geek: Cool!
Chica buena: ¿y tu?
Geek: Soy programador en ______ para una pequeña compañía de software.

Ruby: Ella suelta una risita cuando admites que pasas todo el día trabajando con una herramienta que tiene nombre de chica. En este punto, ella menciona que su novio es un mecánico que usa herramientas con nombres masculinos como Stanley, Amstrong y Sidchrome.

C++: No se requiere mayor explicación. Ni siquiera puedes decir el nombre de tu lenguaje favorito sin usar un operador unario. Tan pronto el ininteligible vocablo "C-plas-plas" sale de tu boca, ella responde “Tengo migraña, me voy a casa”.

 

Vean el resto -incluyendo PHP y Python- en El Módem