Si un smartphone les parece caro, esperen a ver el precio de la misma tecnología en los 90s

Shutterstock 174854291

foto: picksell via shutterstock

Bret Swanson de TechPolicyDaily hizo una interesante comparación de los costos de los componentes tecnológicos actuales y los de 1991, para llegar a esta revelación: un poder de procesamiento que trate de acercarse a lo que el iPhone ofrece hoy en día, nos hubiera costado $3.56 millones de dólares.

Esto, por supuesto, ignorando el tema de la inflación (son cálculos bastante básicos), y el hecho de que era sinceramente imposible, con tecnologia de 1991, tener un dispositivo portátil como dicho smartphone con tecnología de los 90s, sin importar cuánto dinero tratemos de invertir.


Por ejemplo:

  • Un Gigabyte de almacenamiento costaba $10,000 en aquella época (contra los $0.04 de hoy). Un Gigabyte de memoria flash, o de estado sólido, por otro lado – que es lo que el iPhone usa -, costaba $45,000 (hoy en día, está a $0.55). Como el iPhone 5S tiene 32 GBs de esta memoria, sólo en almacenamiento se van $1.44 millones de dólares.
  • El Procesador, el Apple A7 que tiene un GPU incorporado, con mil millones de transistores y corriendo a 1.3 Ghz, puede ejecutar 20,500 MIPS (millones de instrucciones por segundo). El procesador más potente para PCs de escritorio de 1991, un 486 SX, corría a 20 Mhz y conseguia 16.5 MIPS. Esta computadora estaba usualmente a $3,000 en la época. El precio por MIPS era alrededor de $30. Los 20,5000 MIPS del A7 del iPhone 5S, entonces, hubieran costado alrededor de $620,000. Pero aparte del precio, es impresionante ver cómo un iPhone 5S es 1,242 veces superior a la tecnología que teníamos disponible en 1991.
  • Y todo esto, sin mencionar otras características que tenemos ahora en un smartphone moderno como la pantalla táctil de alta resolución, el modem LTE, chip Wifi, la cámara / sensor Sony de 8 megapixeles en el teléfono, sensor de huellas dactilares, el co-procesador del A7, y más.

 

Sin embargo, a pesar de todo el dinero del mundo, siquiera imaginar que tendríamos, un día, computadoras de bolsillo tan potentes y capaces, imaginar que el mundo cambiaría tanto gracias a la web y la globalización conseguida por los avances tecnológicos, hubiera sido imposible. Definitivamente, vivimos en una era maravillosa.

 

via

  • Subtitulos NetflixUSA

    Ya imagino leer este post luego de 10 o 15 años 🙂

  • Augusto Miní Olivera

    Por ahí salía más barato si compraban las piezas en Wilson… Ah verdad! en el 91 Wilson a la justas tenía un par de tiendas 🙂