Tutorial: Cómo conectar dos monitores (un segundo monitor) a nuestra PC

 Picture 6

Ahora que mencionamos MultiMonitor Taskbar, caí en cuenta que no existe un tutorial sobre cómo conectar un segundo monitor a nuestra PC! Así que remediemos eso, con este simple tutorial.

Nivel de dificultad: mínimo.

 

Para qué?

 Si han visto las fotos que hemos publicado en el pasado sobre oficinas interesantes, se habrán dado cuenta que nos son pocos los usuarios que optan por utilizar más de 1 monitor – en algunos casos, hasta 3, 4 u 8 (!!) – en sus escritorios. Lo cierto es que no sólo es para decir “hey, mirame que geek que soy, me estoy bronceando con monitores”, sino que, de hecho, utilizar múltiples monitores aumenta la productividad.

Cómo así? Hoy en día, el multi-tasking, o el arte de saltarse entre una aplicación a otra, es cosa común en todos nosotros. O acaso no tenemos el navegador abierto, junto con e Messenger, quizás el iTunes, y por supuesto el correo u otro programa más? En lugar de andar minimizando o “alt-tabbeando” entre aplicaciones, o incluso saltando entre escritorios virtuales, una vez que añadan un segundo monitor a la oficina o casa, verán cómo pueden completar muchas tareas de manera más eficaz y veloz. De hecho, esto lo vimos más al detalle allá por el remoto año de 2006, si quieren seguir leyendo al respecto. Pero lo cierto es esto: al poder tener ventanas simultáneas abiertas, en un área mucho más amplia de trabajo, podremos completar tareas de manera mucho más veloz.

 

Comprar un monitor grandotote, o dos de tamaño regular?

Picture 3

A veces, la diferencia de precio entre, digamos, un monitor de 20” al de uno de 24” es enorme. De hecho, es posible conseguir monitores (LCD) de 20” por alrededor de $150-200, mientras que los de 24” no bajan de precio. Es decir, para qué comprar uno de 24” (salvo que estudiemos / hagamos diseño gráfico), cuando por el mismo precio, podríamos conseguir hasta 3 monitores?

Tengamos en cuenta que la resolución promedio de un monitor de 20” es de 1680×1050 pixeles, mientras que uno de 24”, utiliza 1920×1200. La diferencia es notoria, pero si tomamos en cuenta que con dos monitores de 20” (colocados horizontalmente) nos dan un área de trabajo de 3360×1050 pixeles, la cosa cambia.

Es decir, si realmente no necesitan una pantalla enorme para una sola aplicación (por ejemplo, si están haciendo retoques de foto) y su trabajo consistirá principalmente en tener múltiples aplicaciones abiertas, la mejor opción, tanto en precio, como en espacio, es ir por dos monitores de tamaño “regular”.

Eso sí, si ven que la diferencia de precio entre uno de 19” o uno de 20” es mínima (digamos, uno $10-20) definitiviamente vayan por uno de 20”, pues no sólo están ganado una pulgada más (irrelevante, realmente), sino que la mayoría de monitores de 20” tiene una mayor resolución (1680×1050 como mencionamos, contra 1440×900 de los de 19”)

 

Requisitos

 Picture 7

mi oficina, cuando usaba 3 monitores

Tener una laptop con salida VGA / DVI – Si tienen una laptop relativamente reciente (en realidad, laptops de hace 5 años y todas las netbooks, tienen una salida VGA)

Picture 5

ó

Tener una tarjeta de video con dos salidas VGA / DVI – menos común, sobre todo si compran una PC y no compran una tarjeta de video aparte. Pero es solucionable; basta que busquen una tarjeta de video relativamente nueva (pueden empezar con las ATI Radeon 48xx HD o las nVidia 9xxxx, pues hay modelos desde $80 para arriba, y tendrán unos excepcionales resultados ), e instarlarla en nuestra PC. Aquí tienen un ejemplo con una tarjeta de video con dos salidas, una VGA, otra DVI (la mayoría de tarjetas hoy en día viene con dos salidas DVI, para monitores LCD)

Picture 2

Y por supuesto, un segundo monitor. Lo mejor de todo es que los monitores han bajado bastante de precio. Ahora, lo óptimo, es conseguirse un segundo monitor de la misma marca y el modelo exacto al actual, pues así podremos conseguir no sólo que se vea mejor en nuestro escritorio, sino que los perfiles de color serán idénticos. No es absolutamente necesario, pero es recomendable.

Aún así, añadir un segundo monitor más pequeño (quizás uno de 15”) también ayudará bastante.

Una vez que tengan el escritorio (real) ordenado, y los dos monitores en éste (o el monitor y la laptop), pasemos a conectar ambos.

Cómo?

Pues bastante fácil. Basta con conectar el segundo monitor (asumiendo que ya tienen el primero funcionando) a la corriente y al puerto VGA o DVI de la tarjeta de video o laptop.

Una vez hecho esto, Windows lo reconocerá inmediatamente pero, en un principio, no hará nada. Nosotros tendremos que hacerlo por él.

Dependiendo de la versión de Windows, las opciones cambian:

Windows XP

  • Tenemos que darle click derecho al escritorio, y luego ir a Propiedades.
  • Una vez dentro de las propiedades, nos vamos a configuración.Veremos nuestro segundo monitor en “gris” porque está desactivado. Así que le damos click al monitor que dice “2”
  • Aquí, veremos la opción de “Extener el escritorio a esta pantalla”, así que la activamos, elegimos la resolución (en el manual del monitor debería estar establecido la resolución a la que trabaja, pero usualmente es: 17-19”=1440×900, 20”-22”=1680×1050, 24” = 1920×1200)

 Picture 10

 

  • Una vez hecho esto le damos click en “Aplicar”, y listo! Monitor activado.

Windows Vista.

  • Le damos click derecho al escritorio, y vamos a “Personalizar”. Otra opción es ir a Inicio / Panel de Control / Apariencia y Personalización.
  • Una vez aquí, vamos a Propiedades de Pantalla (Display Settings), la primera opción en el ejemploPicture 11

Una vez que estén aquí dentro, verán una ventana casi idéntica al a de XP (si, nunca sabremos por qué se molestaron tanto en cambiar el modo de acceso en Vista…), así que click en el segundo monitor, check en “Extender escritorio a este monitor” y listo.

Picture 12

Windows 7

Windows 7 regresa a la simplicidad de Windows XP para cambiar de resoluciones, añadir monitores.

Basta con darle click derecho al escritorio, y luego ir a “Resolución de pantalla”

Picture 13

Una vez dentro, verán a los monitores conectados, y cuales están o no activados. Nuevamente, extendemos el escritorio al monitor secundario, click en Ok, y listo!

Picture 9

Tip: Una ventaja que ofrece Windows 7, es que nos permite cambiar la orientación del monitor, muy útil para cuando tenemos uno de esos monitores capaz de girar 90º.

 

Antes de cerrar las ventanas, prueben, y arrastren los monitores. Así es, desde aquí, podemos reordenarlos, quizás mandar el secundario a la izquierda en lugar de a la derecha, poner uno más alto que el otro, y acomodarlos como queramos.

Como pueden ver, no es nada complicado, y realmente, una vez instalado el segundo monitor, verán cómo ahora resulta más simple estar con múltiples aplicaciones abiertas. Una vez que prueben la configuración de monitores duales, seguramente no querrán volver atrás.