A veces, cuando queremos transferir archivos de varios gigabytes de peso, hacerlos a través de una red Ethernet normal, es una pesadilla.

Debido a las limitaciones de velocidad, este puede ser un proceso que podría tardar horas.

Lifehacker, sin embargo, tiene una creativa solución (siempre y cuando se cuente con los requisitos necesarios): Pasar los archivos a través de Firewire.

Quizás un puerto no tan conocido en el mundo de las PCs, Firewire es un puerto muy veloz, que nos permitiría transmitir los archivos de una PC a otra, en cuestión de minutos.

Pero para ello, claro, ambas PCs deben contar con este puerto (el cual es muy común en laptops, y raro en desktops)

De todas maneras, si ambas partes cuentan con dicho puerto, valdría la pena darle un vistazo a este tutorial