Tranquilos: FaceApp es MENOS peligroso que Facebook. O Google

El día de ayer, me llamó la atención una publicación bastante alarmista – y francamente, ignorante – del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, “previniéndonos” de los peligros de FaceApp, como pueden ver en esta captura de pantalla, acusando que, por instalar una app “de moda”, se entregaba información sensible para usarse para fines que se desconocen. El tuit redirige a un artículo en la página oficial del Gobierno de Perú.

Lo que estuve buscando en todo el artículo, o el portal del Gobierno del Perú, son advertencias similares ante Apps que recopilan muchísima más información y son mucho más invasivas a nuestra privacidad. Apps como Facebook o Google, por ejemplo. El resultado? 0 menciones, ni en el artículo, ni en el portal, sobre ninguna de las dos.

El problema es que algún encargado del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos se ha dejado llevar por la ola de pánico y, aprovechando el interés masivo, lanzó un artículo con escueta información y sin la debida investigación. Algo que ni siquiera debería haber sido publicado, sobre todo en un portal oficial del Gobierno. Quizás menos tiempo elaborando infografías, y más investigando sobre la app, hubiera sido beneficioso?

Ahora, veamos por qué FaceApp es menos peligroso que Facebook u otras redes sociales

No recopila datos personales, a menos que queramos.

View this post on Instagram

Best caption wins ovo tickets

A post shared by champagnepapi (@champagnepapi) on

Cuando usaron FaceApp para hacerse viejitos, se les obligó a que dejaran sus datos personales, como nombre, edad? Se les pidió que hicieran conexiones con sus amigos para así tener un mapa de nuestras relaciones? Se les pidió que le diéramos acceso a nuestra ubicación constantemente?

No, sólo se nos pidió acceso a nuestras fotos y a la cámara, por obvios motivos: para poder usar los filtros de la app. Se nos pidió acceso a notificaciones, sí, pero para poder hacernos recordar que la app existe. Como hacen muchas.

Sin embargo, nosotros entregamos todos los permisos detallados en el primer párrafo a Facebook libremente. Lo peor? Que Facebook ha demostrado que es una empresa bastante mediocre para salvaguardar esta información, con múltiples filtraciones de cuentas, dándole la posibilidad a otras personas que acceden como si fuésemos nosotros a la red, colaborando con el gobierno norteamericano dándoles información personal. Y Google tampoco se queda atrás. Con ambos, compartimos muchísima información personal como ubicación, preferencias, amistades, tarjetas de crédito o débito (asociadas a Google Pay o cuando compramos apps, por ejemplo), mensajes privados (que, en realidad, no lo son), fotografías, videos, y mucho más.

Ahora, FaceApp sí sube estas fotos a sus servidores. Y sí, utiliza nuestras fotos para alimentar su “red neuronal”, que es una base de datos con millones de rostros, que va mejorando cada vez que alguien más usa la app, entrenando a la Inteligencia Artificial que se encarga de envejecernos para que el efecto sea más realista. Para FaceApp, nuestro rostro es uno más de los cientos de millones que ha utilizado para que su Inteligencia Artificial sepa cómo se ve un ojo, cómo se ve una nariz, y pueda aplicar el efecto adecuadamente.

Google hace exactamente lo mismo cuando usamos Google Photos, subiendo todas nuestras imágenes a sus servidores para entrenar a su propia red neuronal. Por qué creen que podemos buscar “árbol” o “perro” y Google sabe exactamente cómo se ve un perro? Porque ha usado nuestras fotos para saber cómo es que se ve un perro, o un árbol. Cómo es que Google identifica nuestro rostro? O para tal caso, cómo sabe Facebook que hemos aparecido en una foto grupal y nos invita a etiquetarnos? Porque ya sabe exactamente cómo nos vemos. A diferencia de FaceApp, sin embargo, Google y Facebook pueden relacionar esta foto con un nombre, y con un montón de información personal, mientras que FaceApp tiene sólo acceso a nuestra foto, a la foto que subimos para hacernos viejos. Y a Google y Facebook ya son empresas que han colaborado con el gobierno norteamericano compartiendo información sin nuestro consentimiento, además de haber sufrido filtraciones de información, a diferencia, nuevamente, de FaceApp.

Los términos y condiciones de FaceApp son abusivos. Pero los de Facebook son iguales, o peores

Ahora, excavemos un poco más allá de lo que hizo el redactor del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Otra queja levantada contra FaceApp, es con sus términos y condiciones, que dicen lo siguiente:

“Usted otorga el consentimiento de FaceApp para utilizar el Contenido del usuario, independientemente de si incluye el nombre, la imagen, la voz o la persona de una persona, lo suficiente para indicar la identidad de la persona. Al utilizar los Servicios, usted acepta que el Contenido del usuario puede utilizarse con fines comerciales. Además, reconoce que el uso de FaceApp del Contenido del usuario con fines comerciales no resultará en ninguna lesión para usted o para cualquier persona que haya autorizado a actuar en su nombre.”

Suena alarmante, verdad? Pero en la realidad, es el típico “TOS” o Términos de Servicio” que se utiliza en prácticamente todo servicio que nos permite subir fotos. Esto es para proteger a la empresa de que alguna persona pueda reclamar regalías por, por ejemplo, pertenecer a la red neuronal del servicio. Esto también significa que en caso FaceApp quiera usar el rostro de algún usuario en material promocional, lo pueda hacer, sin tener que pagar regalías al respecto. Nosotros nos mantenemos dueños del contenido (por eso se menciona como “Contenido del usuario), pero FaceApp puede hacer uso de ello libremente. Tanto para poder mejorar su red neuronal como para, en caso desee, material comercial. Por supuesto, estas son libertades que la empresa rara vez se toma.

Pero Facebook tiene unas condiciones que son prácticamente idénticas, como pueden ver aquí:

“En concreto, cuando compartes, publicas o subes contenido que se encuentra protegido por derechos de propiedad intelectual (como fotos o videos) en nuestros Productos, o en relación con ellos, nos otorgas una licencia internacional, libre de regalías, sublicenciable, transferible y no exclusiva para alojar, usar, distribuir, modificar, publicar, copiar, mostrar o exhibir públicamente y traducir tu contenido, así como para crear trabajos derivados de él (de conformidad con tu configuración de privacidad y de la aplicación). En otras palabras, si compartes una foto en Facebook, nos concedes permiso para almacenarla, copiarla y compartirla con otros (por supuesto, de conformidad con tu configuración), como proveedores de servicios que usan nuestros servicios u otros Productos de Facebook que usas.”

Y va más allá:

Permiso para usar tu nombre, foto del perfil e información sobre las acciones que realizas con anuncios y contenido patrocinado: Nos concedes permiso para usar tu nombre y foto del perfil e información sobre las acciones que realizas en Facebook junto a anuncios, ofertas y otro contenido patrocinado que mostramos en nuestros Productos, o en relación con ellos, sin que recibas compensación de ningún tipo.

Google tiene un ToS muy similar al de Facebook, sumamente invasivo, que le da acceso y libre uso a toda la información que pongamos en dichas plataformas.

View this post on Instagram

July 17, 2065

A post shared by Will Smith (@willsmith) on

No estoy diciendo que la de FaceApp sea buena. Es malo es que este tipo de condiciones de uso sea la “norma” para servicios en la web. Pero la de Facebook me parece muchísimo peor.

Es una empresa rusa! No sabemos qué harán con nuestros datos!

Esta es la tercera excusa que he visto contra FaceApp. Y sí, de hecho, Rusia tiene bastante evidencia en su contra sobre el uso de tecnologías de información para espionaje. Pero saben qué? Lo mismo sucede con Estados Unidos, en un mucho mayor alcance y con mayores pruebas en su contra. Recuerdan PRISM, el programa de espionaje global lanzado por el gobierno de Estados Unidos contra el mundo?

A diferencia de Facebook o Google, donde si existen acusaciones de que ambas empresas colaboraron con el gobierno norteamericano, y documentos que demuestran cómo recopilaban información de estas redes, como ven en la captura de arriba, de momento no hay prueba o muestra alguna que la red neuronal recopilada por FaceApp – una empresa rusa – sea utilizada por el gobierno Ruso. De hecho, apostaría que el gobierno de Rusia tiene una base de datos mucho, muchísima más completa que la de FaceApp.

FaceApp sí recopila nuestras fotos. Pero Facebook, Google, Instagram, Whatsapp y otras, recopilan mucha más información

FaceApp no es la solución ideal. Lo ideal, sería que el proceso de envejecimiento se realice en nuestro propio teléfono, con una base de datos y red neuronal local. Como está haciendo Apple, por ejemplo – y motivo por el cual está tan atrasado frente a Google Photos; porque no tiene acceso a una vasta red neuronal con cientos de millones de personas identificadas, como Google.

Pero tampoco es una app que amerite que entremos en una paranoia colectiva por la manera en la que recopila “nuestra información” porque a lo único que tiene acceso, es a la foto que subimos para envejecernos. Foto que probablemnete pase a su base de datos para seguir entrenando la inteligencia artificial. Pero existen empresas que sí recopilan muchísima más información de nosotros, como Facebook o Google que constantemente sabe en donde estamos y lo exhiben descaradamente, pidiéndonos que hagamos check in o dejemos una calificación, incluso sin haber abierto la app desde hace tiempo. O la manera en la que ambas compañías revisan nuestras conversaciones para añadir anuncios contextuales.

No dejen que el temor, el pánico y la desinformación repartida por medios de comunicación alarmistas – y en este caso, incluso el mismo ministerio de justicia del Perú – los confundan. FaceApp sí se queda con nuestra foto. Pero Facebook se queda con todo.

Más Noticias
CityBike Lima. Probamos la bicicleta por Miraflores. (VIDEO)