Toshiba Thrive, un análisis

IMG 5720

Toshiba también presentó recientemente una tablet en Perú, la Toshiba Thrive que, al igual que modelos que hemos visto en el pasado (la Galaxy Tab 10.1, la Xoom), cuenta con componentes internos sumamente similares (Pantalla de 10.1 pulgadas, chipset Tegra 2 de doble núcleo, etcétera) por lo que ofrece una experiencia similar.

 

Hardware

IMG 5734


CPU: Dual Core 1Ghz ARM Cortex A-9, Tegra 2

RAM: 1GB

Almacenamiento: 16 GBs, expandible vía microSD a 32

Pantalla: LCD d 10.1″

Cámara de 5 megapixeles trasera, 2 MP frontal

Dimensiones: 272 x 175 x 15 mm

Peso: 771 gramos

Bastante standard en cuanto a specs, como pueden ver, salvo en peso y tamaño.  Vista de frente, la Thrive tiene un aspecto similar al resto de tablets.  Tiene un bezel (borde) relativamente grueso si lo comparamos con otras tablets, lo cual no ayuda mucho en el aspecto. Y tampoco ayudan las luces que Toshiba ha incluído en la parte superior, que nos notifican sobre la conexión, el estado de carga. Son comprensibles en una laptop (en realidad, no), pero en una tablet, tenerlos tan cerca a la pantalla resultó molesto. Por suerte, un rápido viaje a Settings de Android, nos permite deshabilitarlo.

 

IMG 5727

 

La parte trasera tenía un acabado con líneas, como pueden ver en la foto, para tener un mejor “grip” o agarre del tablet. No gana puntos por aspecto, pero sí es útil (al menos, evita tener que salir corriendo a comprar un case)

Donde la Thrive se separa del resto, sin embargo, es qe es mucho más gruesa que la competencia. En grosor, tiene 15 mm, contra los 8.6 mm del Galaxy Tab 10.1, 12.9mm del Xoom y 8.8mm del iPad 2.  En peso, es comparable a la Xoom (la Thrive pesa 771 gramos, contra los 730 de la Xoom), pero ambos terminan siendo más pesados que el Galaxy Tab 10.1 (560 g) y el iPad 2 (601 g).

En pocas palabras, si están buscando la tablet más liviana y ligera, no la encontrarán en el Thrive. Y como hemos mencionado en reseñas anteriores de tablets, el peso y tamaño son críticos para este tipo de dispositivos: como los sostenemos, o apoyamos en mesas, siempre estamos interactuando con nuestras manos con el dispositivo. Y tener una tablet demasiado pesada, o demasiado gruesa, puede cambiar bastante nuestra opinión sobre el dispositivo.

IMG 5725

Thrive a la izquierda, Xoom a la derecha.

Pero qué ofrece la Toshiba Thrive para compensar por este aumento en volumen?

El aumento de volumen, es por un claro motivo. Toshiba decidió no seguir el mismo camino de Samsung y buscar ser el más delgado y liviano. Lo que quiso hacer Toshiba, es añadirle los puertos que todos reclamamos, cuando se presentó el iPad en el 2010.

Así es, la Thrive cuenta con un puerto USB de tamaño “normal”, que acepta teclados, discos duros, mouse (si, Android 3.1 tiene soporte para mice), gamepads y prácticamente cualquier dispositivo USB. Aquí un video de Ars Technica demostrando la función:

 

La Thrive es la que más se acerca, por lo tanto, a darnos funciones similares a una laptop, pero con los beneficios de la tablet (mayor movilidad, duración de batería). Es una interesante decisión de Toshiba, sobre todo porque toma un rumbo totalmente diferente al resto de las tablets actuales.

Aparte del puerto USB, tenemos también un puerto HDMI de tamaño completo (en lugar del mini HDMI), que nos permite conectarlo directamente al televisor o a un monitor y mostrar el contenido en pantalla.

IMG 5729

Puerto USB, HDMI full size

IMG 5731

Lector SD de tamaño completo

 

Y para rematar Toshiba también ha incluído un lector de tarjetas SD de tamaño completo. Justamente fue este puerto uno de los que más usé durante el testeo de la Thrive; si son fotógrafos, les encantará (siempre y cuando fotografíen en RAW+JPEG). Es una excelente manera de rápidamente darle un vistazo a las fotos que hemos tomado en la pantalla de 10.1 pulgadas, y evaluar si tenemos una con la cual quedarnos, o seguir fotografiando. Estas fotos, por supuesto, también podemos utilizarlas en aplicaciones de retoque, o enviarlas rápidamente por correo.

 

Otra cosa curiosa, es que el diseño de la Thrive es tal, que resulta más cómodo sostenerla en modo portrait (vertical), que landscape (horizontal). Esto, por supuesto, es preferencia personal, pero parece ser el modo sugerido por Toshiba, dada la ubicación de las cámaras, como se puede apreciar en la foto).

 

Software


La Thrive viene con Android Honeycomb 3.1, así que es una experiencia bastante similar a la que estamos acostumbrados. Hay algunas aplicaciones extra instaladas, pero la experiencia es bastante similar a la versión original de Android. Al igual que con el Xoom, no noté esa lentitud en la interfaz (como sí me ocurrió con el Galaxy Tab 10.1, dadas las modificaciones hechas con su TouchWiz). Tenemos aplicaciones para manejar archivos (Astro o ES File Explorer siguen siendo mejor opción), algunas apps pre-instaladas, pero ningún cambio radical en la interfaz, así que puntos para Toshiba por ello.

En cuanto a Honeycomb, la experiencia sigue siendo la misma que en las otras tablets. Es buena, pero podría ser mejor, tal como lo dijo Matias Duarte en una reciente entrevista (Honeycomb fue lanzado para poder tener tablets en el mercado rápido; Ice Cream Sandwich, la siguiente versión, corrige todas las carencias del OS). No es malo, por supuesto, pero falta cierto nivel de pulido (en el cambio de aplicaciones, mayor coherencia entre homescreens, acceso más veloz a funciones comunes en lugar de enterrarlas bajo el botón virtual de menú, mejor manejo de apps insaladas).

Honeycomb cumple muy bien su labor, pero al igual a como sucedió con las versiones de Android para smartphones, todavía necesita un poco más de cuidado y trabajo, que aparentemente, ha sido conseguido con Ice Cream Sandwich.

 

Conclusión

La Toshiba Thrive es un claro ejemplo de la verdadera fuerza detrás de Android. Se trata de un sistema operativo que nos dará una experiencia similar en cuanto a software, pero cuyo hardware puede ser modificado para satisfacer las necesidades de cada individuo. Tenemos la libertad de elegir el dispositivo que más se acomode a nuestro estilo de vida.

Si están buscando la tablet más portátil, liviana y delgada, pueden olvidarse de la Thrive. Aquí la mejor opción, si buscan una tablet con Android, es el Galaxy Tab 10.1. Si están buscando una tablet con una buena cantidad de puertos disponibles, sin embargo, la Thrive merece ser considerada.

Si son fotógrafos, la Thrive es una excelente opción dado su puerto SD incorporado en la tablet. Como comentaba al inicio, tenerlo ya incluído en la tablet, en lugar de requerir molestos accesorios (como el iPad), ayuda bastante a darnos una mejor experiencia. Si saben que necesitarán un puerto USB de tamaño completo para transportar archivos (quizás tienen un HD portátil repleto de fotos o películas), o tienen un teclado USB, o quieren experimentar utilizando Android con un mouse (spoiler: funciona sumamente bien), la Toshiba Thrive suena como una excelente opción.

Pero nuevamente, llegamos a un punto interesante: Tegra 3 empezará a invadir el mercado en los próximos meses, y promete darnos 5 veces el performance de las tablets actuales (que utilizan Tegra 2). Ice Cream Sandwich, Android 4.0, también acaba de ser lanzado (con el Galaxy Nexus, en un smartphone), así que probablemente una combinación de ambos, Tegra 3 y Android 4.0, esté llegando próximamente al mercado. Como comentaba en la reseña, Honeycomb todavía requiere de cierto nivel de pulido, que parece haber sido alcanzado por fin con Android 4, así que si no tienen un apuro en conseguir una tablet para esta Navidad, y pueden esperar unos cuantos meses más, quizás la espera valga la pena.

Si no pueden esperar, y como comentaba, todavía están buscando esa tablet con puerto USB, HDMI y SD de tamaño completo que tanto se le reclamó al iPad y demás tablets que no lo incluyeron, aquí tenemos una buena respuesta por parte de Toshiba.