Todos los detalles del Snapdragon 820, el procesador que estará en tu próximo teléfono

Logrará Qualcomm recuperarse del desastre del Snapdragon 810?

Qualcomms snapdragon 820 reportedly leaked

Qualcomm metió la mata en el 2015. Tras años de innovaciones, de multiplicar el poder de procesamiento de nuestros dispositivos móviles, este año vimos una notoria pausa. La culpa? El Snapdragon 810, procesador central que se encuentra en la mayoría de teléfonos de bandera con Android1. El Snapdragon trajo consigo un procesador que se comportaba de manera inferior a los presentados el año pasado, se sobre-calentaba – impactando en el rendimiento del teléfono – y consumía demasiada energía. Es en parte culpa del Snapdragon 810 que el One M9 de HTC terminara siendo una propuesta tan mediocre. Qualcomm trató de remediarlo sacando una segunda revisión del procesador, que es el que encontramos en el nuevo Nexus 6P y el Xperia Z5 de Sony pero lo cierto es que, en el mejor de los casos, el máximo rendimiento alcanzable es comparable a los que los teléfonos del 2014 alcanzaron. En pocas palabras, si lo que buscaban era un salto sustancial en rendimiento de un teléfono con Android del 2014, a uno del 2015, no lo encontrarán.

 [insert_posts query_type=”posts” posts=”82079″ use_word_length=”true”]

 

Qualcomm, por lo tanto, tiene mucho que demostrar con su Snapdragon 820, y no cabe duda que muchos estaremos esperando benchmarks o pruebas de los primeros equipos con este CPU, antes de ciegamente adquirir uno. Pero, habrá remediado el Snapdragon 820 todas las carencias del 810 y 808 que vimos este año?


El doble de performance, y mejor autonomía.

Screenshot 2015 11 11 15 48 16

Qualcomm está prometiendo dos veces el rendimiento que obteníamos con la serie Snapdragon 810. Este nuevo procesador ofrecerá también una mayor eficiencia en temas de batería, algo en donde, de hecho, vimos una baja durante el 2015. Este chipset viene también con un nuevo GPU, el Adreno 530 GPU, que podría significar un salto importante (hasta 40%) en rendimiento y calidad gráfica.

Otro aspecto mejorado, es en temas de cámara. El nuevo Snapdragon 820 viene con un nuevo ISP (Image Signal Processor) de 14 bit, que en teoría, nos brindaría soporte para capturar imágenes de hasta 28 megapixeles 

Otro aspecto interesante, es que el Qualcomm Snapdragon 820 trae consigo Quick Charge 3.0. Quick Charge es algo que se ha implementado ya en varios smartphones, y nos permite una carga mucho más veloz de nuestros teléfonos. Con Quick Charge 3.0, tenemos una carga 4 veces más rápida que por métodos convencionales, y hasta 38% más rápido que la generación anterior.

 

Será interesante ver si con el Snapdragon 820, por fin logra ofrecernos un digno sucesor a su línea 800 (800, 801, 805), que, a la fecha, sigue siendo una de las mejores alternativas. Ahora que estamos a fin de año, si están buscando un nuevo teléfono de bandera, de gama alta, lo más recomendable, es que esperen al siguiente. Los equipos del 2014 no sólo siguen siendo excelentes, sino que, en muchos casos, hasta superiores a los del 2015.

 

 


  1. Los únicos que se salvaron de esta decepción, fueron Apple, que cuenta con su propia línea de procesadores (siendo el A9, el chipset disponible en el iPhone 6S, el más reciente, que se encuentra muy por encima del resto de teléfonos), y Samsung, que también optó por sus procesadores Exynos.