Screen Shot 2012-08-22 at 1.01.02 AM

 

Ya hemos hablado de los riesgos graves que implican pasar muchas horas del día sentados, y que la inclusión de ejercicios en nuestra rutina diaria no remedia, debido a que, apenas lo hacemos, la actividad en los músculos de las piernas se detiene, se reduce el consumo de calorías, y las encimas que ayudan a deshacer la grasa, se reducen a 90%. Hay personas que, de hecho, han muerto por pasar demasiadas horas sentadas.

Una solución que poco a poco está popularizándose entre varios usuarios, es el uso de “Standing Desks”, o escritorios en los que trabajamos parados.  Las ventajas que un escritorio que nos obliga a trabajar de pie nos trae, es un consumo calórico mayor, una mejor postura, y obligar a nuestro cuerpo a, bueno, trabajar como supuestamente debería hacerlo. El problema, es que la mayoría de Standing Desks son caros. Y no podemos estar seguros de poder hacer el “sacrificio” de abandonar la comodidad de nuestra silla y nuestro escritorio actual, por este sistema.

Pero existe otra solución, la de modificar nuestro escritorio actual, para trabajar de pie.

Así es, no se necesitan inversiones caras; simplemente elevar nuestro monitor a modo tal que quede a la misma altura de nuestros ojos, cuando estamos parados. El teclado, por supuesto, debería también ser elevado a una posición donde sea cómodo alcanzarlo y utilizarlo, al igual que el mouse.

A lo que voy, es que tratar de hacerlo no es complicado, y aquí tenemos algunas soluciones creativas creadas por algunos usuarios:

 

Screen Shot 2012-08-22 at 12.36.00 AM

si, botellas de Coca Cola

 

Screen Shot 2012-08-22 at 12.43.15 AM

Un estante barato, encima de nuestro actual escritorio

Screen Shot 2012-08-22 at 12.53.08 AM

maderas para sostener las patas de nuestro escritorio actual

Screen Shot 2012-08-22 at 12.54.06 AM

si trabajan con una laptop, es mucho más sencillo.

Screen Shot 2012-08-22 at 12.40.01 AM

Aquí una solución más ordenada, al utilizar tablas y convertir toda una pared, en nuestro “hábitat”

 

Ninguna de las soluciones es particularmente “elegante”. Es, después de todo, para darnos una idea de cómo es trabajar de pie por varias horas, frente a la computadora, en lugar de hacerlo sentado. La idea de trabajar parado es algo que poco a poco me ha ido atrayendo cada vez más, y creo que estoy listo para dar el paso necesario para, al menos, intentar trabajar de esta manera una semana. Últimamente he estado teniendo dolores de espalda, y ningún ejercicio en el gimnasio parecen ser la solución permanente, así que ya les contaré, muy pronto, qué tal me fue. Mientras tanto, pueden leer estos artículos de Gina Trapani (ex editora en jefe de Lifehacker) , Marco Arment (creador de Instapaper, co-fundador de Tumblr), o Dan Benjamin (podcaster)