Screenshot 2016-04-01 12.16.15.jpg

Hasta ahora, la idea de un auto eléctrico de Tesla no ha sido más que un sueño para la gran mayoría. Con autos como el Tesla Model S, la marca Tesla estaba asociada más con conocedores y fanáticos de automóviles que no tenían problemas en invertir más de $100,000 por uno.

Esto cambió ayer, sin embargo, cuando Tesla mostró al Model 3; su vehículo eléctrico “para las masas”. Siempre y cuando, las masas puedan pagar $35,000.

Hay que aclarar algo: vehículos eléctricos no son exclusivos de Tesla (tenemos al Leaf de Nissan, o al Volt de Chevrolet por ejemplo, y muchos otros fabricantes que ofrecen vehículos eléctricos) , y de hecho, tenemos modelos más económicos. La diferencial de Tesla está en que no sólo nos ofrece al vehículo, sino, en Estados Unidos, Tesla ha construido una serie de estaciones de servicio, donde es posible recargar a estos vehículos durante la noche. En esencia, como estaciones de gasolina, donde podemos “llenar el tanque” de manera figurativa. Por supuesto, al ser autos eléctricos, no hay gasolina que comprar, y estas recargas energéticas son gratuitas para cualquier dueño de Teslas.

Tesla es más que el vehículo: es también el sueño de un futuro donde todos hayamos reemplazado nuestros contaminantes vehículos por silenciosos carros eléctricos. Y Elon Musk, fundador y cabeza de Tesla, sabe que gran parte de convertir esta idea en realidad, es poner las instalaciones necesarias para ello. Las instalaciones ya están, al menos en gran parte de Estados Unidos, y el Tesla 3 es el siguiente peldaño en la gran escalera hacia el futuro eléctrico: darle acceso a estas estaciones a más personas. Tesla no sólo es el vehículo, sino toda la infraestructura que ya tiene construida

Screenshot 2016-04-01 12.25.43.jpg

Model 3

Screenshot 2016-04-01 12.15.56.jpg

Regresando al vehículo: el día de ayer se hizo el anuncio oficial y se mostró al vehículo en sí (que, después de los modelos anteriores de Tesla, se ve más como un carro tradicional).

El Tesla 3 tiene una autonomía de 340 kilómetros. Es decir, con una batería llena, podemos avanzar 340 kilómetros hasta que la batería necesite ser recargada. El auto también adopta esa loca aceleración capaz sólo en vehículos eléctricos, llegando de 0 a 100 kilómetors por hora en sólo 6 segundos. Sin embargo, son números del modelo prototipo disponible ahora. Tesla espera mejorar ambos antes de que el vehículo llegue a sus dueños, a fines del 2017. Para ese entonces, Tesla también espera haber doblado el número de Superchargers – las estaciones de recarga ubicadas en diversas partes de Estados Unidos – a 7,200.

Como el Model S, tenemos también una pantalla táctil que sirve como interfaz principal para interactuar con el vehículo. Sin embargo, ya no es una pantalla vertical como en el model S, sino una en modo horizontal (de manera más tradicional) y de 15 pulgadas. Este automóvil también ofrece funciones de piloto automático que debutaron con el Model S y X recientemente. Si, el automóvil utiliza sus cámaras y sensores para “manejar” por sí solo en carreteras.

Video del evento:

 

Si, no es precisamente el vehículo más barato del mundo, pero definitivamente es un precio mucho más asequible que modelos anteriores. Es un paso muy importante, para nuestro futuro de vehículos eléctricos y silenciosos.

Screenshot 2016-04-01 12.41.32.jpg

 

 

Para más información, pueden visitar la página oficial. Pueden preordernar uno dejando una suma de $1,000.

  • Christian Bontá

    Solo un detalle Elon Musk no fundó Tesla, invirtió en la empresa y ahora es su CEO