Parece que la hermosa era de los teclados de terceros ha llegado a su fin. Lo que alguna vez fue un campo repleto de innovación, donde cada mes veíamos un nuevo teclado que prometía re-inventar la manera en la que escribíamos en nuestros smartphones, ahora ha madurado. Y este estado de maduración implica que sólo hay espacio para unos cuantos teclados, ya establecidos. Y estos son, por supuesto, el teclado de Google, Swiftkey, que fue comprado por Microsoft, y el de Apple. Hemos visto como Fleksy, uno de mis teclados favoritos, desapareció en el 2016 (ahora ha revivido bajo otra compañía), y ahora le toca el turno a Swype, quizás uno de los teclados para móviles más innovadores, según anunció Nuance.

Swype es el teclado que popularizó el acto de deslizar el dedo encima de las letras para formar palabras . Cuando debutó en Android, parecía magia; el teclado podía “entender” las palabras que uno escribía con sólo pasar el dedo, sin soltar, encima de estas. Esto, como resultado, nos permitía escribir a una enorme velocidad con una sola mano, pues en lugar de estar elevando el dedo con cada tecla presionada, simplemente deslizábamos el dedo de una letra a la otra. Funcionaba sumamente bien.

Lamentablemente, el modelo de negocio para teclados para móviles es inexistente en la actualidad. En Android, un enorme porcentaje de usuarios está acostumbrado a sólo utilizar apps gratis, por lo que cobrar $4.99 por una App es algo impensable para muchos. En iOS, los teclados de terceros está tan mal integrado, que muchos prefieren usar el que viene por defecto. Por esto es que Swiftkey tuvo que venderse a Microsoft; no existe un verdadero mercado para teclados en móviles, lamentablemente.

Y ahora Nuance, la compañía detrás de Swype, ha abandonado el proyecto para concentrarse más en su negocio b2b (a empresas) de reconocimiento de voz. Nuance ha sido conocida siempre por sus programas de “Dragon Dictation”, que nos permiten “dictarle” a una computadora en lugar de escribir.

La app sigue existiendo en iOS y Android, pero ha sido descontinuada; es decir, ya no mejorará ni se continuará con el desarrollo de funciones, no se corregirán bugs, ni se actualizará la app para futuros sistemas operativos. Si la utilizan, es hora de buscar un reemplazo.

Una pena, pues me temo que la era de innovación en teclados físicos ha llegado a su fin. Lo que me preocupa? Que algo parecido le suceda también a los Launchers, ya que ninguno ofrece un modelo de negocio sostenible, a menos que sean desarrollados por una sola persona, como ocurre con Action Launcher 3.

via