Hecho por una sola persona, Ilias Sounas, este corto animado no sólo es espectacular gráficamente, sino también, nos da una genial conceptualización de la soledad.

Como dice el autor: "Todo el mundo está buscando un amigo, incluso en el espacio."

 

Y sí, casi me hace llorar.