Sony Vaio Duo 11 – Un Análisis

 

Desde que Sony anunció a la Vaio Duo 11, hace unos cuantos meses, me llamó bastante la atención.  Días después, pude verla en vivo y en directo en el evento de lanzamiento y mi interés por el dispositivo siguió aumentando.

Entre todos los productos que se lanzaban con Windows 8, la Vaio Duo 11 era la que parecía ofrecernos la mejor experiencia “híbrida”. Se trata, después de todo, de una ultrabook / tablet, con una pantalla táctil de 11.6” Full HD, cuyo teclado puede quedar escondido cuando deslizamos la pantalla:

Y si bien el concepto prometía traernos lo mejor de los dos mundos, después de utilizarla como PC principal, tuve que llegar a la desafortunada conclusión de que la Vaio Duo 11, lamentablemente, no funciona bien ni como tablet, ni como laptop.

 

Hardware

IMG_4515

Los componentes internos de la Vaio Duo 11 son prácitcamente los que vemos en casi todas las ultrabooks del 2012. Es decir, un procesador Intel de tercera generación, y los componentes típicos como:

  • Intel Core i5 1.7 Ghz
  • 4 GBs de RAM
  • Intel HD Graphics 4000
  • SSD de 128 GBs

Donde la Duo 11 destaca, es en su excelente pantalla IPS de 11.6”. La mayoría de ultrabooks / laptops suelen venir con una resolución de 1366×768 en paneles de hasta 14” o 15”. Aquí, Sony ha optado por incluir una pantalla Full HD en 11.6”, que destaca en nitidez y calidad, además de los ángulos de visibilidad que obtenemos al ser una pantalla IPS,  cuando lo comparamos a tablets de similar tamaño. (Tip: aumenten el tamaño del texto en el escritorio de Windows a 125% para hacerlo más legible). También es bueno ver que se incluye por defecto un SSD de 128 GBs en lugar de los discos “híbridos” que hemos visto en algunas otras opciones similares. En un dispositivo que está pensado para usarse como tablet, un disco híbrido hubiese sido un gran, gran error, debido a la constante manipulación que le damos.

 

IMG_4522

Y ahora que mencionamos el modo tablet, vale la pena mencionar el mecanismo de “sliding” o deslizamiento que se consigue para pasar de tablet a ultrabook. Definitivamente lo apreciarán mejor en el video, pero el mecanismo funcionó bastante bien; basta con poner un dedo en la parte superior, y jalar levemente para que la pantalla se eleve y revele el teclado. Viendo el mecanismo de costado, sin embargo, me preocupa que éste termine fallando en un futuro, pero debo admitir que, en el tiempo de prueba, respondió y funcionó sin ningún problema. Una limitación de este mecanismo, sin embargo, es que sólo es posible ubicar la pantalla en dos ángulos: o bien está totalmente horizontal (en modo tablet), o queda con una inclinación leve que quizás no sea totalmente cómoda para todos.

 

IMG_4510

 

En cuanto a puertos disponibles, en el lado izquierdo tenemos un lector de tarjetas SD / Memory Stick, un puerto VGA (que seguramente alegrará a los que suelen realizar presentaciones y necesitan una conexión a proyectores) , además de un puerto de 3.5 mm para audífonos.

IMG_4536

En el lado derecho, contamos con dos puertos USB 3.0, un puerto HDMI de tamaño completo, y el botón de poder.

IMG_4538

 

También tenemos que mencionar que la Vaio Duo 11 viene con un Stylus que detecta algunos niveles de presión, lo que la hace una buena opción para tomar notas (la aplicación OneNote de Microsoft para Windows 8 está bastante buena). Esta es una de las razones por las cuales tenía tanta fe en la Vaio Duo 11; sonaba como la combinación perfecta para llevar a reuniones: una tablet con stylus para tomar apuntes gráficos, que en segundos se transformaba en una laptop de verdad con tan solo elevar la pantalla. Perfecto, verdad?

Es aquí, lamentablemente, donde empiezan las decepciones.

Para empezar, el teclado es terrible. A pesar de usarlo toda una semana como máquina de trabajo, jamás llegué a acostumbrarme a éste. Por algún motivo, Sony ha decidido utilizar teclas sumamente pequeñas, además de aumentar la distancia entre cada una de ellas. El resultado es que probablemente terminen presionando las teclas equivocadas la mayor parte del tiempo.

IMG_4533

Uno podría justificar la decisión, aludiendo al hecho de que era necesario utilizar un teclado más pequeño para mantener el tamaño de la Vaio Duo 11, pero lo cierto es que no era necesario empequeñecer las teclas o, al menos, ubicarlas con tanto espacio entre sí.

Como ejemplo, miren la fotografía de abajo: tenemos al teclado de la Vaio Duo 11, y un teclado para iPad (Logitech Ultrathin Keyboard). A pesar de que el teclado de Logitech es más pequeño, las teclas no sólo logran ser de mayor tamaño en general, sino que no cuentan con esta distancia entre teclas que termina perjudicando considerablemente la velocidad de mecanografía.

Si bien es un tema bastante subjetivo (no todos se sienten igual de cómodos / incómodos con los mismos teclados), para mí, que suelo saltar entre una buena variedad de teclados durante el día (entre diferentes teclados de Microsoft, otros de Logitech, los de Apple), jamás pude encontrar un nivel de comfort con el de la Vaio Duo 11. Sin embargo, les aconsejaría probar el dispositivo en la tienda antes de tomar una decisión.

 

Screen Shot 2012-12-03 at 1.09.16 PM

Debido a que no había espacio para un touchpad / trackpad, Sony optó por incluir un mini-joystick, que es, en realidad, un sensor óptico. Funciona de manera similar al pointing stick que se utilizaba en las Thinkpad de IBM / Lenovo, pero el nivel de sensibilidad es inferior, por lo que probablemente querrán utilizar la pantalla táctil / un mouse externo para moverse en Windows.

Los dos métodos de entrada en “modo laptop”, entonces, dejan que desear. En modo “tablet”, la Vaio Duo 11 funciona mejor, gracias a su excelente pantalla Full HD. Al ser un panel IPS, los ángulos de visión son excelentes, así que podemos estar viendo a la misma de manera lateral sin mayores problemas.

IMG_4548

Sin embargo el peso del dispositivo hace que sostenerlo por mucho tiempo en nuestras manos termine siendo agotador. Estamos hablando de poco más de 1.3 Kgs, cuando incluso la mitad (el peso de un iPad, o cualquier tablet de de 10”) resulta algo incómodo cuando queremos operar el dispositivo con una sola mano. Otro punto que me deja algo perplejo, es que todos estos dispositivos utilizan pantallas 16:9. Perfecto para utilizarlas en modo horizontal, pero cuando queremos operarlas con una sola mano, resultan demasiado “altas”. Es algo difícil de describir, pero para pantallas de más de 7”, una resolución 16:9, sobre todo si queremos utilizarla de manera vertical, es incómodo.

Resulta curioso que no hayan más dispositivos que se arriesguen a otra relación de aspecto que sea más amigable para una operación horizontal / vertical (como el 4:3 utilizado en el iPad, o incluso experimentar con 16:10 o 5:4).

Algo que  me agradó y que, confieso, ignoré por completo los primeros días, fue el stylus. El lápiz incluído con la Vaio Duo 11 es preciso, y funcionó muy bien con las aplicaciones incluidas. Para tomar apuntes en OneNote, o hacer rápidos dibujos funcionó sumamente bien. Incluso como método de navegación en la interfaz de Windows 8 / Escritorio de Windows, el stylus resultó una excelente alternativa.

El tener componentes de laptop, como un procesador Core i5 (en lugar de los que estamos acostumbrados a ver en tablets, que se asemeja más al hardware de smartphones) también tiene un significativo impacto en la batería: la Vaio Duo promete 4.5 horas de duración, y en la práctica, utilizándola constantemente, conseguí entre 3:30 a 3:45 horas de uso. Nada espectacular, considerando que tenemos ya ultrabooks con 7-8 horas de autonomía.

IMG_4502

Algo que me ha entusiasmado bastante desde la salida de Windows 8, es este tipo de experimentación con dispositivos que apuestan por nuevos diseños y formas. Después de años de ver dispositivos casi idénticos, renovados de manera iterativa, por fin tenemos dispositivos como la Duo 11, o Lenovo Yoga, que están experimentando con la manera en la que interactuamos con nuestros gadgets.

La Vaio Duo 11, no es la respuesta definitiva, pero tiene problemas que podrían remediarse en futuros modelos. La pantalla, como comentaba, es excelente, como lo es también el stylus y la integración que tiene con las aplicaciones compatibles. Y si están buscando una laptop que pueda correr todos los programas comunes como Office, pero que, de paso, pueda funcionar como tablet, la Vaio Duo 11 podría ser lo que buscan. Sin embargo, dado el precio del dispositivo (aproximadamente S/.4,000 en Perú), quizás prefieran optar por una combinación de ultrabook / tablet; dos dispositivos separados, pero óptimos en su categoría.

No more articles