Sony parece haber construido, por fin, a los “Airpod Killers”

Hasta el día de hoy, son poquísimas las alternativas que ofrecen lo que los Airpods tienen (de lejos, el mejor producto de Apple en años): una buena calidad de sonido, combinado con una conveniencia inigualable. Son muy fáciles de guardar, de escuchar; podemos mantenerlo sincronizado con docenas de productos (nada de “re-pairings”), tienen una batería realmente envidiable (3 a 4 horas para escuchar, con un case que les permite tener hasta 24 horas de uso, y los recarga en 15 minutos). Apple realmente le dio en el clavo con los Airpods y yo rara vez salgo de casa sin ellos. Y a pesar de que muchos lo han intentado, ninguna compañía ha logrado combinar múltiples elementos en un producto que pueda rivalizar con los Airpods.

Si, tenemos unos que suenan mucho mejor. Otros con mejor batería. Pero ninguno logra combinar todas las características en un único producto

Sony, al parecer, lo habría conseguido, con los WF-1000XM3.

Con cancelación de ruido

No son nada baratos. Están a $230 ($30 más que los Airpods con carga inalámbrica) Pero por este precio obtenemos este par de audífonos que tiene cancelación de ruido. De hecho, lleva el confuso nombre de WF-1000XM3, que se asemeja bastante al WH-1000XM3 porque, al igual que estos otros audífonos – que han sido alabados por la crítica – los WF-1000XM3 también traen consigo cancelación de ruido en un producto mucho más pequeño; ideal para viajes, para el avión, para trabajar.

En cuanto a batería, estamos hablando de unos audífonos que pueden durar 8 horas sin cancelación de ruido y 6 con ella, además de contar con un case que puede darnos en total 18 horas de escuchar música o podcasts o películas de manera initerrumpida.

Este case se carga vía USB-C y una carga de 10 minutos le dará 90 minutos de batería

Teniendo en cuenta el excelente trabajo que ha hecho Sony con los WH-1000XM3, tenemos grandes expectativas con estos nuevos audífonos de la marca, que empiezan a comercializarse en Agosto.

Más Noticias
Apple mata la Macbook 12 y reduce el precio de la Macbook Air y Pro