Lástima que cuesten tan caro… estos sofás se asemejan a una larga tira de cojines o almohadas unidas entre sí, además de una almohada redonda que sirve como soporte. Reconfigurables, porque podemos acomodarlo como queramos. Aquí un par de ejemplos del website:

y sí, se ven comodísimos. Pero por €3000 (3899.7 US$), creo que mejor nos ponemos a construir uno nosotros mismos…

Link

via boing boing