Google ha realizado, en las últimas semanas, dos grandes cambios que han confundido /  preocupado a muchos, incluyendo fans de la compañía. Tras años de ser una de las compañías más confiadas y estimadas, recientes cambios han empezado a generar dudas en la comunidad tecnológica.

 

Los cambios a los que me refiero, son dos, que resumiremos brevemente:

Google +

 

Screen Shot 2012 01 23 at 2 39 17 PM

Google + está dando acelerados pasos para convertirse en el centro de todos los servicios de Google.

Adoro Google + (fue mi servicio favorito lanzado en el 2011), pues coge lo mejor de Facebook (posibilidad de tener conversaciones / discusiones), con lo mejor de Twitter (no hay fricción entre seguidores y amigos), además de claras innovaciones como la idea de círculos (añadimos amigos a círculos, y podemos elegir con cuál de estos compartir información; problema siempre presente en Facebook); las quedadas o Hangouts (video-chat de hasta 9 personas, donde la persona que quiere hacer la videollamada se pone como disponible, en lugar de incomodar a las demás).

Sin embargo, algunos pasos dados por Google para mayor integración de Plus con sus servicios, han traído algunas preocupaciones.

Para empezar, se lanzó “Search, Plus Your World” donde, junto a los resultados de búsqueda de Google, se muestran perfiles y página de Google +. Si busco “games”, aparecerá Felicia Day, Playstation, entre otros. ¿El problema? Que esta sección ignora por completo al resto de redes sociales, como Facebook o Twitter, que en algunos casos resulta más relevante. Existe mayor periodicidad en la cuenta de Twitter de Felicia Day, por ejemplo, que en su Google +.

 

Google siempre se ha preocupado en dar total prioridad en mostrarnos resultados relevantes en la búsqueda, y ver que no lo está haciendo con la mencionada sección (que sí está claramente definida por Google como parte independiente de la búsqueda, pero igual es prominente), que bien pudo ser un bloque social (donde el perfil más activo / relevante entre diferentes redes sociales, en lugar de sólo una), es algo que no ha sentado bien con muchas personas.

 

Cambios en las opciones de Privacidad

Google + es el “servicio para unificarlos a todos”, el tesoro de Google. Y dado este empuje, uno de los pasos necesarios que se debían tomar era unificar los términos y condiciones de uso bajo uno sólo, ya que es uno el perfil (el de Google +), que usaremos en todos los servicios (Gmail, +, Docs, etcétera).

A partir del primero de marzo, entonces, toda actividad que realicemos mientras estemos conectados a los servicios de Google quedará de alguna manera registrada a nuestro perfil.

Ahora, esto quizás no ha resultado sorprendente para muchos, ya que es algo que Google viene haciendo con Gmail hace tiempo (escaneando el texto en correos para mostrarnos publicidad relevante). El gran cambio, es que todos estos datos ahora son compartidos entre todos los servicios de Google. Esto significa que la compañía “sabe” con qué personas nos relacionamos más (por email o Google +), qué documentos o archivos compartimos (con Google Docs), nuestros hábitos de compra (Google Checkout).

 

Desventajas

Existe el temor siempre latente por la pérdida de privacidad con este segundo cambio.

Google nos asegura que jamás compartirán datos con terceros, salvo casos excepcionales, pero siempre existirá el temor de compartir demasiada información con una sola empresa. Sobre todo cuando esta empresa está entre las más grandes del mundo tecnológico.

Otra desventaja, es la que mencionábamos al principio. Que Google + cobre mayor importancia para Google, no significa que lo haga para nosotros. Y ver resultados de G+ cuando quizás preferiríamos los de otras redes sociales, es algo que muchos están calificando como anti-competitiva (y han lanzado soluciones)

 

Beneficios

¿El gran beneficio? Que Google tendrá un Social Graph, a mediano / largo plazo tan o más importante que el de Facebook. Sabrá, sin que tengamos que decirlo nosotros, quiénes son nuestros amigos más cercanos, cuáles son nuestros hábitos de compra, marcas favoritas, y más.

Esto es crítico para que Google + sea relevante (como mencionábamos en el primer punto, Google + todavía está detrás de Facebook y Twitter).

Al mismo tiempo, es una simplificación de los términos y condiciones, que variaban de servicio a servicio, a un sólo acuerdo de términos y condiciones que se aplica a todos los servicios de Google.

Al final del día, tener esta riqueza de información no sólo beneficia a Google (que tendrá un mejor perfil de cada individuo y por lo tanto, podrá enviar mejores anuncios publicitarios), sino que también a nosotros, pues ahora habrán mayores posibilidades de encontrar información importante o relevante.

Según Google en su blog post:

“Pero hay mucho más que Google puede hacer para ayudarte al compartir más de tu información con… bueno, tú. Podemos mejorar la búsqueda – entender a qué te refieres cuando escribes Apple, Jaguar o Pink. Podemos proporcionarte anuncios más relevantes también. Por ejemplo, es enero, pero de repente no eres una persona que suele ir al gimnasio, así que anuncios de fitness no son tan útiles. Podemos darte recordatorios que estarás tarde a una reunión basándonos en tu ubicación, tu calendario, y un entendimiento de cómo estará el tráfico ese día. O asegurarnos que nuestras sugerencias de ortografía, incluso de los nombres de tus amigos, sean las correctas porque las has escrito antes. Las personas todavía tienen que hacer demasiado esfuerzo, y queremos hacer un mejor trabajo de en ayudarlas”

 

Me recordó bastante a esta genial escena de Minority Report (donde se mostraba publicidad personalizada tras un scan de la retina)

 

 

Conclusión

Al final, llegamos a la conocida moraleja: si deseamos que algo se mantenga privado, lo único que podemos hacer, realmente, es no compartirlo online. Jamás.

Google ha dejado de ser hace bastante tiempo un simple buscador. Estos cambios en las políticas de privacidad y términos y condiciones de uso eran necesarios, creo yo, para poder mejorar el servicio brindado. Unificar toda la información y datos obtenidos de un servicio puede beneficiar al contenido mostrado en otro (para que “aprenda”, de alguna manera, nuestros gustos).

Pero a la misma vez, es imposible no preocuparse cada vez que tenemos en cuenta lo mucho que Google sabe de nosotros, como detallamos párrafos arriba.

Pero este dilema ha estado presente desde que se inició la era de la “web social”. Hoy en día, es prácticamente imposible mantenerse anónimo y este tipo de paso era, a la larga, necesario.

Todavía sigo algo preocupado por el empuje de Google + (sobre todo porque, como mencionaba, todavía no es una fuente de información importante). Quizás llegue ahí en algún momento, superando a Facebook como la red social que más sabe de nosotros, y entonces se vuelva relevante. Pero mientras tanto, servicios como el “Focus on the User” nos dan mejores resultados, irónicamente, utilizando búsquedas de Google.

Personalmente, creo que estos pasos eran necesarios para mejorar el servicio propuesto por Google. Puede que no nos guste, pero lamentablemente, para mejorar la ayuda recibida, siempre es necesario que el que esté proporcionándola sepa sobre nosotros. Y a esto se resume los cambios de las políticas de Google.