Snow Leopard: Un analisis

 Screen shot 2009-08-28 at 1.29.23 AM

Ya está aquí, la última versión del sistema operativo de todas las laptops y desktops de Apple: Snow Leopard. Y el veredicto es: Si tienen una Mac, qué esperan para actualizar?

Desde que fue anunciado, Snow Leopard se presentó no como un cambio significativo a lo que Apple ya había conseguido con Leopard (si, el que nombré mi “Sistema Operativo Favorito”, hace algunos años atras) sino más bien, como una “revisión técnica”, una “puesta a dieta” al sistema operativo para ajustar un poco más la experiencia final. No encontrarán revolucionarias nuevas funciones como los “Stacks”, el Dock, Exposé, Spaces y demás cosas que han sido implementadas, poco a poco, con cada salida de OS X, pero lo que sí podrán disfrutar, es, definitivamente, la mejor versión de OS X hasta el momento.

Ahora, pues, iremos viendo poco a poco cómo fue el proceso, además de las diferentes características y novedades que trae este sistema operativo:

 

Instalación

Screen shot 2009-08-28 at 1.42.41 AM

No se de donde sacaron las cifras las otras personas que ya han pasado por el proceso de instalación, pero éste no fue muy diferente del de Leopard, a pesar de que Apple anunció que el tiempo de instalación había disminuído considerablemente.

Instalar Snow Leopard encima de Leopard en mi Macbook fue un proceso de 40 minutos aproximadamente. Para la Macbook Pro, decidí tomar otro camino, reinstalando el OS desde 0, y aquí el proceso tardó 30 minutos. Igual, ambas cifras están bastante lejos de los “15 minutos” que he leído en otras reseñas.

Cabe mencionar que las opciones de “Archivar e Instalar” – que metía todo el anterior sistema operativo en una carpeta e instalaba el nuevo desde 0 – y “Eliminar e Instalar”  están ambos ausentes del proceso de instalación. De hecho, si están utilizando Leopard, lo único que verán es un botón de “Continuar”, que instalará encima Snow Leopard encima de nuestro OS. Si lo que quieren es una instalación “limpia”, tendrán que abrir Disk Utiliy, borrar el disco duro actual, cerrar Disk Utiliy, y continuar con la instalación. Esto fue implementado, según Apple, para evitar que las personas accidentalmente eliminaran todo su disco duro.

Ahora, ya que pasé por tanto la actualización, como por la instalación desde 0, debo decir que ambos procesos fueron extremadamente sencillos.

En cuanto a la actualización, tras los 40 minutos de instalación de  SL, mi Mac volvió al escritorio como si nada hubiese ocurrido, mostrándome el mismo Wallpaper que tenía antes del proceso. Hasta que abrí mi disco duro, y ví que 7 GBs me habían sido devueltos como por arte de magia. Esto es parte de todo el proceso de limpieza por el que Snow Leopard ha pasado. Después de hacer esto, pues simplemente verifiqué que todo estuviese funcionando, y pasé a instalar Snow Leopard nuevamente, en la otra Mac.

La instalación desde 0, se la hice a la Macbook Pro, para probar. Aparte de tener que meterme a Disk Utility, borrar la partición, y continuar con la instalación de Snow Leopard, el proceso fue igual de sencillo (e incluso más veloz que la actualización), pero por supuesto, ninguna de mis aplicaciones (iLife ‘09, iWork ‘09, el Creative Suite de Adobe, entre otras cosas) estaba presente. Esto es solucionable fácilmente, pues podemos importar todos los documentos, aplicaciones y demás, utilizando un backup de Time Machie.

Screen shot 2009-08-28 at 1.54.56 AM

Velocidad

Lo primero que notarán, aparte del espacio de disco ganado tras la instalación, es la velocidad del Sistema Operativo. Se nota que, al no tener que preocuparse mucho por rediseñar la interfaz, o añadir muchas características extra, el tiempo dedicado a perfeccionar el tiempo de carga y la administración de recursos ha dado sus frutos: si bien Leopard podía mostrar la colorida “pelota de playa” de vez en cuando, con Snow Leopard todo se siente mucho más veloz.

Desde el lanzamiento del sistema operativo, hasta el tiempo de carga de las aplicaciones como Safari, Mail, entre otros, la velocidad ha aumentado considerablemente.

Pareciera que todo el OS ha sido puesto a dieta. Para ponerles un ejemplo, mientras escribía esta reseña, tenía Photoshop, Illustrator, After Effects, y Camtasia for Mac abiertos (sin mencionar una máquina virtual con Windows XP para el Live Writer). Usualmente, cuando empiezo a renderizar el video en Camtasia, toda la Mac se pondría bastante lenta pero, increíblemente, Snow Leopard siguió funcionando sin mucho inconveniente. Claro que cuando intenté abrir un video en 720p, éste tardó algunos segundos en aparecer, pero luego, lo reprodujo sin mucha lentitud.

 

Características

(disculpen la baja calidad del video. Todavía estoy tratando de domesticar a Camtasia)

Por supuesto, no sólo se trata de ganar espacio y velocidad. Snow Leopard trajo consigo algunas interesantes características que veremos ahora:

 

Exposé en el Dock

Screen shot 2009-08-28 at 1.54.56 AM

Exposé es quizás una de las mejores funciones que fueron incorporadas durante la evolución de OS X, y las mejoras que SL trae son importantes. Ahora, al mantener presionado el botón izquierdo del mouse frente a un ícono del Dock, hará que todas las ventanas activas de dicha aplicación sean mostradas, lo cual hace que encontrar una ventana específica de, digamos, el Finder, o Safari, sea más sencillo.

Además, Exposé mismo ha recibido algunos cambios. Antes teníamos que dejar presionado Option para mostrar los nombres de las ventanas. Ahora Exposé hace esto por defecto, además de separar las ventanas de una maner más intuitiva (las más usadas, son de mayor tamaño)

Screen shot 2009-08-28 at 2.22.50 AM

QuickTime X

Screen shot 2009-08-28 at 2.23.38 AM

QuickTime X ahora trae nuevo “look”, pero es uno que no logra sentirse “en casa” con todo el aspecto del sistema operativo. Aún así, lo más importante es que ahora trae soporte para aceleración por hardware, lo que significa que ver videos en Full HD con Quicktime es mucho más eficiente, pues libera bastante al CPU de estas tareas.

Otra característica que vale la pena mencionar sobre Quicktime X, es que ha adquirido algunas habilidades de la versión “Pro”, como lo es el poder convertir videos a otro formato, además permitirnos grabar video o audio directamente desde QuickTime:

 Screen shot 2009-08-28 at 2.32.13 AM  

Por supuesto, QuickTime 7 todavía se incluye (después de todo, las opciones de exportación del QT7 son más robustas) como una instalación opcional.

 

Safari 4

Screen shot 2009-08-28 at 2.34.59 AM

Safari 4 no es precisamente “nuevo”, pues fue lanzado ya hace algunos meses y es posible descargarlo para Leopard (y Windows). Pero esta versión incluída, gracias a que todo el Sistema Operativo está en 64 bits, trae aún mejor rendimiento en Javascript y, quizás lo más importante: separación de plugins del resto del navegador. Esto significa que la próxima vez que el terrible Flash plugin haga de las suyas y se cuelgue, el resto del navegador permanecerá funcionando.

Dado a estos cambios internos, sin embargo, muchos de los “hacks” para Safari, como el Glims que vimos hace unos días, no funcionarán. Tendremos que esperar a nuevas versiones de los mismos.

Finder

Screen shot 2009-08-28 at 2.55.17 AM

Finder, quizás uno de los componentes más esenciales de todo el sistema operativo (después de todo, lo utilizamos para navegar entre los archivos de nuestra Mac) ha dado, como todo Snow Leopard, el salto hacia los 64 bits y ha sido re-escrito en Cocoa. Esto significa que la velocidad de carga en carpetas con montones de archivos, por ejemplo, ya no toma nada de tiempo, y la navegación entre carpetas también ha mejorado considerablemente.

Dicho esto, Finder todavía me sigue pareciendo peor que Windows Explorer, en cuanto a navegadores integrados. Encontrar algo a veces resulta tedioso, y la poca evolución de la interfaz, cuando alternativas como PathFinder han hecho maravillas, resulta algo desalentador. Si había una aplicación que necesitaba de nuevas características, ésta era definitvamente el finder.

 

 

Conclusión

Screen shot 2009-08-28 at 2.43.02 AM

Cuando compré mi primera Mac, quedé encantado con Leopard. Recuerdo haber mencionado aquella vez, que estaba por comprar una “gaming laptop” de Dell, y una Macbook (la extinta Macbook simple de color negro). Al final, terminé decidiéndome por la segunda, a pesar de que el hardware era inferior, básicamente porque estaba harto de Windows Vista y quería probar algo nuevo. Fue ahí cuando entendí a los millones de Apple fanboys, al menos un poco: no se trata del hardware, se trata de la armoniosa unión que existe entre el hardware y el software.

Desde que probé Leopard, quedé encantado con el sistema operativo. Por primera vez, utilizar una computadora resultaba divertido.

Snow Leopard no es un cambio drástico frente a Leopard; tenemos las mismas características que hacen a este OS tan bueno. Pero lo que sí trae Snow Leopard, es una enorme cantidad de pequeños cambios, mejoras; un ajuste total a todo el OS. Y también, es una preparación para el futuro: tecnologías como OpenCL, que permitirán a las aplicaciones utilizar la tarjeta gráfica como un segundo procesador; un sistema operativo enteramente en 64 bits (sin darnos una versión alternativa de 32 bits), forzando a las aplicaciones a dar el salto también, y más, hacen que este sistema operativo no sólo nos deje satisfechos por lo que ofrece, sino entusiasmados por lo que se viene.

Por cierto, mencioné que el precio de actualización es de sólo $30?

 

y Windows 7?

Mirando hacia la competencia, pareciera que tanto Apple y Microsoft han seguido un mismo camino: las últimas versiones de ambos sistemas operativos se centraron, ambas, en conseguir algo: mejorar la velocidad / tiempo de experiencia / experiencia de usuario. En el caso de Apple, la tarea fue más sencilla porque tenían una sólida estructura para trabajar. 

Microsoft, por otro lado, tras el fracaso de Vista, tuvo que trabajar mucho más duro para poder volver a ganarse al público que ha ido perdiendo.

Recuerdan mi anécdota de la laptop Dell con la primera Macbook que tuve? Si en ese entonces, hubiese estado disponible Windows 7, quizás los deseos por tener la Mac hubiesen sido mucho menores. Y es que, como he mencionado innumerables veces en el pasado, Windows 7 también está genial.

Pero eso ya es historia para otro día; estoy preparando la reseña del sistema operativo de Microsoft, la cual podrán ver pronto.

No more articles