Sobre los problemas de recalentamiento en el Qualcomm Snapdragon 810

Screen Shot 2015 04 27 at 11 39 24 AM

Equipos afectados con el problemático Snapdragon 810 lanzados hasta ahora, en el 2015:

  • LG G Flex 2
  • HTC One M9

 

Quizás el nombre Snapdragon no les resulte tan familiar, pero se trata del SoC (o System on a Chip, chipset; un dispositivo que abarca al procesador gráfico, procesador central (CPU), memoria y módems LTE /WiFi en un sólo paquete) que utiliza la gran mayoría de smartphones en el mundo. Hasta el año pasado, casi todos los teléfonos de gama alta (menos los de Apple, que produce sus propios SoCs), utilizaban al más reciente chipset de Qualcomm. 

El HTC One M8, Samsung Galaxy S5, LG G3, todos usaban alguna variante la la línea Qualcomm Snapdragon 80x (800, 801, 805). Esto, debido a que Qualcomm ofrecía el mejor rendimiento del mercado, sin mayores sacrificios, prácticamente convirtiéndose en la única opción para los fabricantes.


En donde encaja Qualcomm y su Snapdragon?

Pueden saltearse estos párrafos si es que reconocen a Qualcomm, y su rol en los smartphones actuales. Para los que quieren conocer un poco sobre ello, sin embargo, síganme:

Casi todos los fabricantes de smartphones necesitan partes y piezas de diferentes productores. Por ejemplo: para la cámara de los smartphones modernos, no todos tienen la habilidad o las patentes para crear el sensor o la tecnología óptica. Es por eso que muchos fabricantes, incluyendo a Apple, Samsung o LG terminan comprando la tecnología óptica de otras empresas, como Sony o Toshiba. Lo mismo con la memoria RAM o almacenamiento.

Qualcomm fabrica “Systems on a Chip” o “SoCs” que son utilizado por la gran mayoría de fabricantes de smartphones. Por SoCs, tenemos a un conjunto de dispositivos: el CPU o procesador central (de donde sacamos todo el tema de cuantos “núcleos” tiene el teléfono), el GPU o procesador gráfico (que se encarga de procesar todas las tareas gráficas del teléfono, como juegos, o incluso la misma interfaz), y también la serie de módems o radios, como la de WiFi, o la de 3G, LTE, etcétera.

Es decir, Qualcomm Snapdragon es el “cerebro” principal de nuestro smartphone. La unidad central de nuestro teléfono: el encargado de darnos el rendimiento, de mostrar lo que aparecerá en la pantalla, de comunicarnos a internet.

Además de Qualcomm, quizás recuerden también a Nvidia con su serie de SoCs “Tegra”, que en una época fueron populares para tablets. Nvidia ofrecía un buen rendimiento, pero jamás logró esa eficiencia y balance en velocidad / duración de batería de la cual era capaz Qualcomm, por la cual Nvidia ha quedado relegado a tablets (como su Tegra K1, utilizado en la tablet Nexus 9, o el Surface / Surface 2, que utilizaron el Tegra 3 y 4, respectivamente). 

Samsung notoriamente usaba sus propios Systems on a Chip, denominados “Exynos”. Sin embargo, debido a que no lograron desarrollar a tiempo el componente de radios 4G / LTE, junto también con algunas limitaciones en rendimiento, empezaron a optar, desde el Galaxy S3, por utilizar procesadores Snapdragon. El S3 4G, por ejemplo, usaba el CPU Snapdragon mientras que el Galaxy S3 internacional, seguía utilizando procesadores Exynos. Lo mismo sucedió con el S4, mientras que el S5 utilizó casi exclusivamente a los procesadores Snapdragon. Esto cambió radicalmente con el lanzamiento del S6 este año, donde Samsung decidió regresar por completo a usar sus SoCs, con el nuevo procesador Exynos, utilizado en todos sus modelos.

Por último, tenemos a Apple, que siempre ha dependido de sus propios Systems on a Chip, en lugar de los de Qualcomm. De hecho, Apple sorprendió a todo el mercado cuando anunció su salto, en el 2013, a una arquitectura de 64 bits un año antes de lo esperado, dejando a Qualcomm y al resto de fabricantes completamente desestabilizados, en una carrera loca por alcanzar a Apple. 

 

Si bien Qualcomm ha tenido el privilegio de establecerse como el SoC más utilizado, estando presente en una gran variedad de teléfonos de diversas gamas (la línea 800 en los teléfonos de gama alta, la 400 en los de gama media y media / baja y ahora la línea 200 en la de entrada), la compañía ha empezado a demostrar graves problemas con su línea Premium para el 2015, la Snapdragon 810 que está presente en el HTC One M9 y el LG G Flex 2, de momento.

 

Qué problemas trajo el Snapdragon 810?

Screen Shot 2015 04 27 at 12 07 25 PM

Fabricantes, confiados ya en la calidad de Qualcomm, decidieron nuevamente utilizarlo en sus teléfonos de bandera para este año. 

Reportes iniciales del rendimiento de este equipo han probado que el Snapdragon 810 no ofrece ventajas significativas en rendimiento, comparándolo con modelos anteriores. De hecho, muchas pruebas parecen mostrar que el rendimiento del Snapdragon 810 de este año es inferior al de equipos del año pasado.

Todos compramos un equipo nuevo esperando recibir un mejor rendimiento, mayor velocidad. Pero en el caso de algunos equipos lanzados este año, como el HTC One M9 y el LG G Flex 2, muchos están notando un rendimiento reducido y en algunos aspectos inferior, al de modelos anteriores.

El problema principal? Recalentamiento.

Los equipos que compramos suelen ser promocionados con una velocidad máxima, pero lo cierto es que esta velocidad no siempre es alcanzada debido a que, para no sobre-calentarse, nuestros teléfonos trabajan a menor velocidad.

Es decir, el rendimiento máximo de nuestro teléfono sólo es alcanzado cuando este es necesario y cuando la temperatura lo permite. Si al teléfono no se le exige mucho, éste suele estar corriendo en una velocidad de reloj (Clock speed, medida en Mhz) para consumir menos energía. Lo cual es sumamente bueno, pues en teoría nuestro dispositivo sólo consume energía cuando la necesita.

El problema con el Snapdragon 810 y teléfonos que lo utilizan como el HTC One M9 o el G Flex 2 es que, debido a deficiencias termales (temperatura) del System on a Chip, casi nunca puede alcanzar su velocidad máxima, ofreciendo, en algunos casos, un rendimiento reducido a modelos anteriores.


Screen Shot 2015 04 27 at 12 09 48 PM

 

 

En Ars Technica tienen un detalladísimo estudio sobre ello, elaborado en alianza con Primate Labs, midiendo el rendimiento del Snapdragon 810, y llegando a la conclusión que muchos especulábamos: en tareas intensivas, el Snapdragon 810 es más lento que el 801 u 805 por su incapacidad de mantener un rendimiento alto a causa de la temperatura.

El cuadro de arriba demuestra las diferencias en rendimiento del Galaxy S6 (que, como vimos párrafos arriba, utiliza el SoC Exynos, exclusivo de Samsung, en lugar del Snapdragon 810) y un LG G Flex 2, donde se ve claramente los “saltos en rendimiento del Snapdragon 810 ante su necesidad de reducir constantemente el rendimiento para no sobre-calentarse.

Y esto, por supuesto, también tiene efectos secundarios, como una reducción en duración de batería, producto de las altas temperaturas y este constante over y under clocking. 

Lamentablemente, no hay mucho que hacer al respecto porque, por más parches que lancen los fabricantes, este es un problema de hardware. Este año, los teléfonos con procesadores Snapdragon 810 demuestran un rendimiento más lento, y con peor batería, que teléfonos del año pasado.

 

La solución?

Buscar teléfonos que utilicen otros SoCs este año, comprar equipos del año pasado con los excelentes Snapdragon 801, 805, o simplemente lidiar con el hecho de que el rendimiento de los teléfonos de este año con el Snapdragon 810 no traen significativas mejoras sino que ofrecen un rendimiento reducido frente a algunos equipos del año pasado. La reducción no es grave; de hecho, quizás para la gran mayoría sea casi imperceptible.

Aún así, resulta desalentador ver que cómo un nuevo CPU nos trae un peor rendimiento en general, que una mejora sustancial. Así como alabamos las novedades tecnológicas que nos traen algunos equipos, también es deber nuestro denunciar cuando nuevos componentes no ofrecen lo que uno espera de ellos.

No se pierdan el excelente análisis de Ars Technica al respecto. 

 

via ars technica

  • Bruno Migone

    que celular del 2014 recomiendas, LG G3 o HTC One M8??

    • Eduardo

      Por experiencia el M8 debido a su diseño en metal es algo mas duradero y su sonido es superior ya sea con o sin audífonos, además de al no llevar 2K funciona mas fluido y la batería dura lo suficiente