DSC09797

Hemos comentado ya sobre la lucha de Apple contra el FBI, de cómo el FBI está buscando la creación de una “puerta trasera” en el sistema operativo de Apple para poder acceder a información que está cifrada (encrypted) en dicho teléfono. Lo cual, es una terrible idea, puesto que dichas herramientas podrían caer no sólo en manos de criminales sino de gobiernos inescrupulosos, listos para violar la privacidad de cualquier ciudadano.

Si el culpable del crimen de San Bernardino hubiera usado un smartphone con Android, lo más probable es que nada de esto hubiera sucedido. Y el FBI hubiera tenido grandes facilidades para acceder a todo tipo de información.

Nuestros smartphones ya no sólo son dispositivos para realizar llamadas. Lo usamos para realizar pagos online; en algunos casos, incluso hasta reemplaza a nuestra tarjeta de crédito. Lo usamos para capturar fotos; fotos de momentos divertidos, momentos familiares, momentos personales. Lo utilizamos para grabar comunicarnos, de manera pública y privada, con conocidos y amigos. Un smartphone es, quizás, el objeto más personal que tenemos. Ahora, imagínense que alguien pueda tener fácil acceso a dicha información.

De acuerdo al Wall Street Journal, más del 90% de dispositivos con Android, no ofrece la seguridad necesaria, debido a que Android no cifra el contenido por defecto.


Google crea, los fabricantes deshacen

Pexels photo 47261

Google no es el culpable. De hecho, el cifrado de información – que mantiene alejados a todos de esta información privada de nuestros equipos a salvo de curiosos, a menos que logren descubrir nuestra contraseña – es algo que ya viene activado por defecto en sus dispositivos Nexus, y es algo que está activado en Android 6.0 en adelante.

No, los culpables son los fabricantes, quienes desactivan el cifrado de la información por defecto, para no perder “puntos” en rendimiento. Todos sabemos que el tema de los “specs” o características técnicas todavía resulta bastante relevante en Android. Sobre todo porque es, en muchos casos, el único factor diferencial entre un teléfono con Android, de otro.

Por lo tanto, fabricantes como LG, HTC o Samsung, tratan de exprimir al máximo el rendimiento en los equipos para lograr que se “vean bien” cuando algún reviewer hace las típicas pruebas de rendimiento. Esta obsesión con los puntajes ha llegado a tal punto, que muchos fabricantes como Samsung o HTC han “hecho trampa” en dichas pruebas en el pasado. Es decir, modificaban el software de sus teléfonos para detectar cuando este tipo de software de prueba era ejecutado, y hacían que el equipo se ejecute a su máxima potencia para “lucir bien”. Si, no es broma. Por eso es que no considero a este tipo de pruebas como un buen determinante del performance del equipo: es muy fácil obtener buenos puntajes en este tipo de pruebas sintéticas, y ofrecer un terrible rendimiento en la realidad (debido a que el procesador limita su poder por problemas de recalentamiento, como se dio en el 2015, por ejemplo).

Y el tema de cifrar la información de un smartphone va en sentido contrario frente al performance. Teniendo en cuenta que al fabricante de smartphones, en muchas instancias,  le importa más vender teléfonos que la seguridad de sus usuarios (después de todo, ellos no fabrican el software; pueden echarle la culpa a Google), se ha descubierto que menos del 10% de los 1,400 mil millones de dispositivos con Android, cuenta con el cifrado de información por defecto, comparándolo con el 95% de iPhones de Apple. Apple tiene la ventaja de no tener que competir con nadie, por lo que puede poner el tema de seguridad por encima de unos cuantos puntos en rendimiento.

BT AH533 GOOGEN 16U 20160314191207

 

 

La solución ya está aquí, pero tardará en propagarse

Afortunadamente, Google parece haber encontrado la solución: a partir de Marshmallow (Android 6.0), todos los dispositivos con procesadores de alto rendimiento (los nuevos abanderados como el Galaxy S7, LG G5), necesitan contar con encryption (cifrado) para poder ejecutar aplicaciones de Google. 

Esto significa que los smartphones de gama alta y media-alta del 2016 serán capaces de proteger nuestra información ante invasiones de privacidad no deseadas. Sin embargo, Marshmallow sólo está disponible en un 2.3% de dispositivos con Android, a pesar de haber sido lanzado en Octubre del año pasado, mientras que iOS 9 ya está en 79% de dispositivos (y fue lanzado en Setiembre del año pasado).

Es, pues, cuestión de tiempo, que Marshmallow se vuelva la versión más popular de Android, para que por fin, este sistema operativo, ofrezca un mayor nivel de seguridad y privacidad.

Lo bueno? Que la mayoría de smartphones con Android 5.0 en adelante ya ofrece la opción de cifrado de información, y es algo que se recomienda activar!


Cómo activar el cifrado de información en Android?

DSC09797

La mayoría de smartphones con Android viene con dicha opción desactivada. Para activarla, tenemos que:

  • Ir a configuración
  • Dirigirnos a Huellas Dactilares y Seguridad (o la sección de Seguridad en nuestro Smartphone)
  • Activar la Opción de “Cifrado de teléfono” o “Encrypt Phone”
  • Opcionalmente: si guardan información en sus tarjetas SD que quieren proteger, también pueden cifrarla. pero ojo: esto hará que la información sea ilegible en otros dispositivos.

 

Una vez que hayan hecho esto, podrán estar tranquilos: nadie podrá violar su privacidad y acceder a la información que tienen en sus smartphones. A menos, claro, que logren hackear el password en sí.