Seagate Barracuda SSD. Una excelente manera de darle vida a un PC en tu hogar

Intel logró un verdadero “Home Run” con su inicial línea de procesadores Core i7, Core i5 y Core i3. Fueron un salto enorme en rendimiento de los Core 2 Duo previos. Especialmente la segunda generación de sus procesadores, la línea “Sandy Bridge” del 2011, se benefició de todo lo aprendido en la primera generación y se implementaron un montón de mejoras en rendimiento y velocidad. Para Intel, esto fue una alegría inmensa a corto plazo, y un verdadero dilema a largo plazo. Verán: los procesadores del 2011 fueron tan bueno, y hemos visto tan pocas mejoras en rendimiento, que muchas personas han optado por no actualizar sus PCs. Cada año, los nuevos procesadores de Intel traen un salto en rendimiento casi insignificativo, por lo que tienen que vendernos los nuevos procesadores con “extras” (Intel Optane, por ejemplo, o el acceso a puertos Thunderbolt 3).

Sin embargo, algo que si ha cambiado enormemente desde entonces, es la velocidad de almacenamiento. Una PC de 2011 (o posterior), rara vez tenía un disco de estado sólido, o “SSD”. Y aquí estoy para comentarles, de nuevo, que Un SSD es una mejor actualización que cambiar de Procesador o CPU.

Así es, si tienen una PC en casa ya hace unos 2, 3 o 5 años, lo más probable es que por ahorrar, haya venido con un disco mecánico. Hoy, quiero demostrarles la ENORME diferencia que hace un SSD en una PC de escritorio. Y para ello, actualicé mi antigua Core i5 2500k (si, la del 2011), sólo con un cambio de disco mecánico a SSD, un Seagate Barracuda de 500 GBs, para que vean la diferencia en rendimiento!

Detalles Técnicos

Tamaño2.5″ 7mm SATA
Velocidad Secuencial de Lectura560 MB/s
Velocidad Secuencial de Escritura530 MB/s
ControladorSeagate Phison S10
NAND FlashToshiba 64L 3D TLC

Cómo instalar SSD? Cómo lo clonaste?

Como pueden ver en el video, no reinstalé Windows, ni nada por el estilo. Lo que hice, fue clonar todo el disco duro donde tenía Windows (C:), al nuevo SSD. Por supuesto, tienen que asegurarse que el disco nuevo sea de mayor o igual tamaño que el anterior. Para ello, use Macrium Reflect Free. Antes solía usar Easeus Todo Backup – también muy buena app – pero quise darle una chance a Macrium, que resultó muy buena!

El proceso es sencillísimo! Solo tienen que elegir el disco fuente y seleccionar “Clonar Disco” en las opciones. Esto abrirá otra ventana donde tienen que elegir que particiones quieren copiar (casi siempre, es bueno seleccionar todas, a menos que hayan partido el disco en dos manualmente), luego eligen el disco de destino, se esperan entre 15 minutos a 45 y voilá! Disco copiado! Luego es cuestión de entrar al BIOS / UEFI y elegir al SSD como disco de arranque y listo! Si Windows carga bien, pueden formatear la instalación antigua. Es un proceso mucho más veloz y menos tedioso que reinstalarlo todo.

La instalación es la típica de cualquier SSD. Simplemente busquen un cable SATA y de corriente u alimentación disponibles en su fuente de poder y placa madre, conéctenlo a la PC y listo! Si no tienen espacio para más discos duros o les falta cables SATA, pueden conseguir un adaptador USB para el disco duro, conectarlo vía USB, hacer la clonación mencionada en el punto anterior, y luego reemplazan el disco antiguo por el nuevo!

Qué diferencia hay entre un HDD vs SSD?

Es enorme, como pudieron ver en el video. Esta es una PC del 2011 y sólo tenía discos mecánicos. Así que ya se sentía bastante lenta. Windows 10 (actualizado al máximo), tardaba 45 a 53 segundos en arrancar. Pero eso era sólo hasta mostrarme la pantalla de inicio. Luego tenía que esperar hasta 3 minutos, a que el sistema me pudiera responder. Si, una tortura. Esto, porque tienen que cargar los datos de un disco mecánico que es bastante lento.

Después de instalarle el Seagate Barracuda? La PC arrancó en 32 segundos. Y estaba instantáneamente disponible para mi uso. Así es, respondía al instante, pues todo lo carga al instante. Apps pesadas como el mismo navegador de Chrome, Photoshop, Adobe Premiere, Steam. Todos se benefician de estar en un disco de estado sólido porque así pueden cargar los datos de manera sumamente veloz.

Hice la prueba instalando varios juegos al SSD aparte de Windows – moviéndolos de Library en Steam – y la diferencia casi siempre era de un 50% o más. Juegos como Overwatch – que son más pequeños en GBs ocuopados de instalación – cargaban hasta 4 veces más rápido que cuando estaba en un disco de estado sólido.

Y todo esto, en la misma PC, con el mismo procesador Sandy Bridge Core i5 2500k del 2011. No le aumenté RAM, no le cambié de procesador. Por eso es que creo que la mejor actualización que le pueden hacer hacer a una PC que tengan en casa, en lugar de cambiar de procesador, es simplemente ponerle un SSD, un disco de estado sólido. Esto les cambiará, definitivamente, la experiencia de uso. Los procesadores en PC han evolucionado muy poco, por lo que cambiar de un Core i5 de tercera a sétima generación, no significará un cambio muy significativo para tareas del día a día. Pero un cambio de un disco mecánico a uno de estado sólido? El cambio es BRUTAL.

Más Noticias
Motorola One Action Hands On. Un Smartphone que funciona como cámara de acción?