El drama del Note 7 continúa. Ayer les comentábamos cómo un porcentaje de Note 7 había estallado y el problema había sido rastreado a la batería, requiriendo un “recall” o recogida masiva del producto a nivel mundial. En una nota oficial, Samsung ha declarado que reemplazará a todos los teléfonos vendidos a la fecha, y que las ventas del Note 7 se han detenido de momento. Se menciona también que han sido 35 casos los reportados hasta el momento que, teniendo en cuenta que aún no se ha dado un despliegue global, es una cifra bastante alta.

Cabe señalar, sin embargo que a pesar de los problemas con el Note 7, Samsung ha manejado muy bien el tema, actuando de manera rápida y firme. Mientras otras marcas siguen negando problemas con sus equipos a pesar de claras evidencias de desperfectos, en esta oportunidad Samsung hizo lo correcto deteniendo las ventas a nivel global y reparando sus errores cometidos, antes que alguien resulte gravemente herido.

Si, definitivamente les costará caro, pero al menos así nos aseguramos que no queden Note 7 “explosivos” en el mercado. Hasta la fecha, 1 millón de smartphones habían sido vendidos (la mayoría en Corea del Sur) y 2.5 millones han sido producidos; una cifra aún manejable para un recall masivo.

El problema, como mencionamos en el artículo original, está relacionado con una celda de la batería , un error minúsculo que pasó desapercibido durante el proceso de fabricación pero, como hemos visto, ha resultado bastante peligroso.

El video de uno de los afectados:

No sabemos aún si el modelo afectado ha sido sólo el modelo con el procesador Snapdragon 820, o afecta también al modelo Exynos que se comercializa en Latinoamérica y Perú. Apenas tengamos más detalles al respceto actualizaremos la publicación

  • Súper Chinazo

    Que mala onda!