Samsung Galaxy Z Flip Hands On (VIDEO)

Una de las sorpresas más gratas del Galaxy Unpacked fue definitivamente el Galaxy Z Flip, el segundo teléfono plegable de Samsung.

En esta oportunidad, tenemos a un teléfono más asequible, pues está disponible a $1,380; tan sólo un poco más que el S20 Ultra y lo que suele costar el iPhone 11 Pro Max con más almacenamiento; es un precio “pagable”, entre comillas, sobre todo si lo comparamos con el Galaxy Fold, Mate X, o incluso el Motorola Razr. De hecho, el Razr probablemente pase ahora al olvido, teniendo en cuenta que el Flip es mejor en todo sentido y más barato.

Sin embargo, no se trata de un plegable a lo Fold o Mate X, que tratan de ofrecernos la versatilidad de convertirse de smartphone en una suerte de tablet pequeña, sino más bien, sigue el estilo del Motorola Razr; es decir, desplegado es un teléfono de 6.7”, pero que podemos plegar para que ocupe mucho, mucho menos espacio. Tenemos una pequeñísima pantalla cuando el teléfono está plegado que sirve para ver notificaciones, pero no nos permite hacer mucho más.

En esencia, es un teléfono que nos da una pantalla de gran tamaño, pero que podemos hacer caber en espacios más pequeños, como bolsillos, fanny packs, y similares. Lo interesante es que Samsung ha modificado One UI, el sistema operativo, para que podamos aprovechar el hecho que el teléfono se pliega; es decir, podemos dejarlo semi-plegado, en un ángulo de 45º, y ciertas apps dividirán la pantalla en dos. En YouTube, por ejemplo, podremos ver el video en la parte superior y leer los comentarios en la parte inferior, actuando virtualmente como si se tratara de dos pantallas independientes.

Estas innovaciones en software vienen acompañadas de hardware bastante decente; tenemos al Snapdragon 855 que, si bien no es el más reciente, es un procesador muy poderoso y capaz y el que está disponible en el S10. Tenemos también 8 GBs de RAM, 256 GBs de almacenamiento, una cámara ultra wide de 12 MP y una wide de 12 MP, grabación en 4K; es decir, specs muy parecidos a los del S10, pero con una pantalla plegable. Y para acompañar todo esto, tenemos una batería de 3,300 mAh

Mi primera impresión ha sido muy positiva; no esperaba sorprenderme tanto con el teléfono. Ni siquiera esperaba verlo en el evento. Pero este Galaxy Flip si se siente como un producto terminado, listo para ser comercializado. Y sí, es un equipo que usa vidrio plegable en lugar de plástico, lo cual debería hacerlo más firme y más resistente a rayaduras.

En esencia, es un teléfono plegable que por fin podría hacer que esta moda despegue.