Galaxy S8 Review en Español: Todo lo que necesitas saber de este nuevo teléfono de gama alta de Samsung.

El año pasado fue complicado para Samsung. Tuvieron al mejor teléfono con Android del 2016, en mi opinión, con el Galaxy S7 Edge. Y parecía que sólo Samsung se superaría a si mismo con el Note 7, pero como recordarán, nada salió como planeado. Problemas de explosiones que llevaron a una segunda revisión del equipo que nuevamente falló, la Ley de Murphy se aplicó con fuerza con el Note 7.

Sabiamente, Samsung decidió dejar que pase un poco de tiempo antes de anunciar al S8. Y yo también decidí demorar la reseña, en caso se repitiera algo como el Note 7 y nuevamente modelos del S8 y S8+ empezaran a causar problemas.

Este, afortunadamente, no ha sido el caso, y con el S8 tenemos a un teléfono de Samsung que juega a lo seguro, pero no obstante, ofrece justificadas mejoras frente al S7 y S7 Edge. Y sí, también tenemos mejoras ante el Note 7, que pude probar brevemente en diferentes eventos.

Un teléfono hermoso, moderno, con un diseño cómodo, ergonómico.

 

Hermoso; Apenas lo saqué de su empaque, el teléfono demuestra una confianza en su diseño, un dominio en el arte de la fabricación de smartphones que pocos (casi nadie) puede alcanzar. De pasar a hacer teléfonos funcionales pero feos (como el S4, S5) , a convertirse en un molde, un ideal de lo que muchos nos imaginábamos, se vería un teléfono en el futuro, el S8 es, sin lugar a dudas, el teléfono más atractivo que he visto hasta ahora. Son pocos los smartphones que considero como verdaderos ejemplos de un excelente diseño, como el iPhone 4, el Motorola Razr (el original, flip phone). El S8 está, definitivamente, entre ellos. Es la clara evolución de lo que vimos con el S6, donde Samsung radicalmente cambió el diseño del teléfono para mejor.

Lo increíble? Que a pesar de que hay sólo una generación que los separa, el S8 que el S7, el teléfono más atractivo del 2016, se vea anticuado. Es un verdadero logro en temas de diseño.

De la mano, va también una mejorada ergonomía. El S7 Edge tenía los bordes demasiado curvos y una parte trasera plana que terminaba haciéndolo algo incómodo. El Note 7 mejoró esto considerablemente al reducir ligeramente la curvatura de la pantalla, pero sobre todo, darnos una parte trasera ligeramente redondeada, más ergonómica, que lo hacían mucho más fácil de sostener. El S8+ mantiene las mejoras del Note 7 y a pesar de que tenemos una pantalla más grande (6.2” con una pantalla más alargada, que la de 5.5” del S7 Edge), el grosor del teléfono se mantiene casi idéntico. Si, a pesar de tener una pantalla de 6.2” con el S8 Plus (equivalente en área a una pantalla de 5.7”, el teléfono es incluso más delgado que un iPhone 7 Plus, de 5.5”).

 

Y es que ahora Samsung se ha deshecho prácticamente de bordes y elementos en la parte frontal, que están dominados por la hermosa pantalla AMOLED del equipo. El botón de Home que tantos problemas me trajo el S7 Edge ha sido reemplazado por botones virtuales.

El resultado? Una impactante impresión de que estamos sosteniendo sólo el contenido. El smartphone perfecto llegará cuando sintamos que el equipo, el hardware en sí, desaparece por completo para darnos acceso al contenido. El smartphone perfecto es pura pantalla, y el S8 es el que más se acerca a este ideal.

Galaxy S8 Review en Español: La mejor pantalla

Samsung ha tenido un dominio absoluto en este tema desde hace ya varios años. Y con el S8 y S8+, logran aumentar esta ventaja sobre sus competidores. El panel del S8 y S8+ es más brillante, con mayor precisión de colores, una resolución sumamente alta, y más. Ha roto varios récords como pueden ver en el artículo de Displaymate – especialistas en pantallas – para lograrse coronar como el campeón absoluto. Si lo que más valoran en un smartphone es la pantalla, la única verdadera opción, es el S8 y S8+.

Algo que considero como un paso hacia atrás, es que ahora no tenemos un teléfono con una pantalla “plana”. Si, yo soy de los que aprecia la curvatura de la pantalla, pues me encanta el efecto que le da al equipo. Pero esto viene con un costo alto: la imposibilidad de poder proteger adecuadamente la pantalla. Los vidrios templados y protectores de pantalla no funcionan bien en el S8 (ni el S7 Edge, para tal caso), debido a que muchas veces sólo tenemos adhesivo en los bordes, dejando un vacío de aire al medio que empeora la experiencia considerablemente. Si deciden comprar al S8 o S8+, tendrán que resignarse a usar el equipo sin un protector de pantalla. Así que consíganse un case que tenga cierto relieve en los bordes para poder proteger la pantalla de caídas, al menos.

Dicho esto, mi S7 Edge, que estuvo sin protector de pantalla por todo el año, sólo tiene un rayón grande debido a que cayó encima de cemento, de cara. Pero aparte de este rayón, el teléfono, que no cuidé en absoluto, se mantiene en muy buen estado.

Al cederle todo el espacio posible frontal a la pantalla, Samsung ha logrado enfatizar el efecto que tiene la pantalla. Y esta combinación de una pantalla tan espectacular, junto con un diseño tan impecable, son los puntos más fuertes del S8, lo que realmente lo separa del modelo anterior.

 Sólida cámara, pero sin innovación.

El tema fotográfico es mi gran decepción con el equipo. Tras probar una gran variedad de cámaras duales desde el año pasado, he quedado convencido no sólo de su utilidad – al darnos una perspectiva totalmente diferente, como ocurre con el LG G6 y el iPhone 7 Plus – sino también de cómo pueden usarse ambos sensores en conjunto para obtener un resultado final superior, como ocurre con el iPhone 7 Plus y los teléfonos de Huawei, como el Mate 9 / P10.

Samsung? Samsung no ha hecho prácticamente nada con su cámara trasera. Tenemos un sensor que es ligeramente mejor, pero en mis pruebas, la calidad de fotos y reducción de ruido en fotos nocturnas se mantiene casi idéntico al S7 Edge.

Galaxy S8 vs S7: Vale la pena Actualizar? Comparación a Fondo

Lo curioso, sin embargo, es que el S7 Edge (y por ende, el S8), sigue siendo la mejor cámara “casual”, la mejor cámara para tomar fotos en automático. La calidad de imágenes que puedo obtener de manera consistente con el S8 es notable. Samsung ha “tuneado” al máximo su software fotográfico, consiguiendo resultados maravillosos en la mayoría de casos, incluso bajo situaciones de poca luz.

Es decir, la cámara sigue siendo excelente; una de las mejores en Android, diría yo. Pero quizás porque Samsung dio un salto tan importante, tan significativo con el diseño y pantalla, es que no ver un salto de la misma magnitud en la cámara, me dejó un poco decepcionado. Que Samsung aún no se aventure en el tema de cámaras duales, claramente el futuro de cámaras en smartphones debido a las restricciones en grosor y tamaño de sensor que tenemos en el equipo, es una pena. Sobre todo por los agigantados pasos que ha estado dando la competencia en este sentido.

A pesar de esto, sin embargo, la cámara del S8 sigue siendo sumamente sólida, que los ayudará a capturar memorables fotos.

Incómodo sensor de huellas dactilares (que mejora con el tiempo y con un case)

En mis primeras impresiones hice notar claramente mi disgusto con el lector / sensor de huellas dactilares del S8+. Soy fan de los sensores de huellas dactilares en la parte frontal del equipo, así que verlo desplazado a la parte trasera, y además en un lugar tan incómodo (justo al lado de la cámara), hicieron de su uso algo complicado.

Sin embargo, con el paso de las semanas terminé acostumbrándome. Y cuando le coloqué un case (uno barato y sencillo, sumamente delgado), la experiencia mejoró considerablemente. Samsung debió, como es costumbre de otros fabricantes, incluir un case con el S8, pues la experiencia de ubicar el sensor de huellas una vez que existe cierta hendidura para encontrarlo, es mucho más fácil.

Hoy, más de un mes después de constante uso, ya no es problema. Y esto, combinado con otros modos de desbloqueo como el “Face Unlock”, y el Scanner de Iris, han hecho del proceso algo sencillo y rápido. De hecho, el Face Unlock funciona tan o mejor que el Windows Hello que he probado en laptops; es una excelente alternativa cuando queremos desbloquear el teléfono. Siempre y cuando, estemos en un lugar iluminado ,eso sí. De noche o en habitaciones oscuras, es mejor el sensor de huellas dactilares o scanner de Iris.

Sin embargo, es algo que espero que Samsung mejore en el futuro. Uno se puede acostumbrar a ello y pasa de ser una molestia, a algo insignificante, pero es un problema que no debió existir, en primer lugar. Quizás desplazando la cámara a un extremo (como hace el resto de fabricantes) en lugar de dejarla al medio y dejar la parte central sólo para el lector de huellas – y de paso, cambiarlo por uno circular – mejorarían considerablemente la experiencia.

 Muy buena batería, pero no la mejor.

Otro aspecto donde Samsung no mejoró mucho, es en el tema de batería. Tenemos una mejora autonomía en el S8 y S8+ si lo comparamos al S7 y S7 Edge. También tenemos mejor consumo en stand-by. Pero entre la salida de esta generación anterior y el nuevo equipo, el panorama ha cambiado considerablemente.

Hemos tenido equipos con baterías realmente impresionantes, como el Moto Z Play y el Huawei Nova Plus. En gama alta, tenemos teléfonos con excelente autonomía como el Mate 9, así que lo que desean es tener un teléfono que pueda durarles un día y medio, o dos, con uso pesado, el S8 quizás no sea el equipo adecuado.

 

Dicho esto, el teléfono (el S8+) me dio unas 5 a 6 horas de Screen on Time, superando al LG G6 y al P10 una vez que el teléfono se “acostumbró” a mi tipo de uso, así que no estamos frente a un teléfono con mala autonomía. Esto, combinado con el Adaptive Fast Charging del S8+ que rápidamente recarga al teléfono, me dio un equipo que pude usar tranquilamente, sin tener mayores preocupaciones en batería.

Excelente rendimiento, más almacenamiento.

Donde no tengo queja alguna, es en el rendimiento del equipo. Este nuevo procesador ofrece modestas mejoras frente a la generación anterior, pero el S7 Edge de por sí no tenía grandes problemas a la hora de ejecutar aplicaciones pesadas. Donde si pude notar una mejora notable, es en el rendimiento sostenido. El S7 Edge ofrece un excelente performance, pero este va bajando conforme pasan los minutos de realizar una tarea pesada (como juegos). Por qué? Pues porque exigirle más al teléfono, resulta en mayor generación de calor, que termina obligando al teléfono a bajar el rendimiento.

En el S8+ no noté esta baja de rendimiento incluso después de media hora de juego. El nuevo procesador del S8+ está creado bajo un proceso de fabricación de 10 nanometros (frente a los 14 del S7 Edge), lo que explica este mayor rendimiento sostenido.

 

En usos comunes como estar saltando entre múltiples apps y multi-tasking no lo notarán pues aquí se le exige poco al procesador. Pero si procesan video (con Powerdirector, por ejemplo), o juegan un juego pesado, sí hay una diferencia en performance frente al año pasado. El S8+ es superior, y es una excelente alternativa si usan a su teléfono para más cosas que las típicas; si usan sus teléfonos también para producir video, grabar audio, tomar y editar fotos, y más.

Otro punto donde debo felicitar a Samsung, es en la decisión de incluir 64 GBs de almacenamiento en sus teléfono. Uno de mis problemas con el S7 Edge era que, a pesar de tanto poder, estábamos limitados a solo 32 GBs de almacenamiento. Con mis ochentaitantas apps suelo ocupar casi el 75% de todo el almacenamiento de un teléfono de 32 GBs, dejándome muy poco para probar otras apps, o instalar juegos (sin requerir de un microSD). Con el S8, todos los teléfonos vienen con 64 GBs de almacenamiento. Esto es algo que espero más fabricantes de teléfonos de gama alta adopten e implementen. 32 GBs para los teléfonos actuales ya no es suficiente, sobre todo porque las apps han crecido bastante, y porque ahora estamos produciendo más contenido en 4K.

Software que tropieza

 

El S8 y S8+ es un teléfono bastante sólido, uno de mis favoritos en lo que va del año. Sin embargo, donde trastabilla, es en el tema de Software. si, Touchwiz (o Grace UI, o como se llame ahora) ha mejorado considerablemente.

Pero Samsung decidió trabajar en su propio asistente personal para competir contra Google Assistant / Siri, llamado Bixby. El problema? Que está incompleto, y no funciona bien. Y sí, tiene un botón dedicado a ello. En este mes de uso las veces que invoqué a Bixby fue de manera accidental, y cada vez que lo hice, lo lamenté. Bixby tarda un par de segundos en aparecer, ocupa toda la pantalla, reemplazando la app que estamos utilizando y es, por lo general, bastante inútil. Tip: deshabiliten Bixby con la app “Adhell” (quitando todos los procesos que lleven “Bixby” como nombre) y verán cómo la experiencia mejora considerablemente. Ojalá Samsung recapacite y nos deje reemplazar este botón para invocar cualquier otra función, pero lanzar al S8 con un asistente incompleto, que no aporta absolutamente nada, y encima tiene un botón dedicado, ha sido un grave error.

Lo malo es que Bixby también se encuentra como un proceso en la cámara; supuestamente podemos detectar lo que la cámara “ve”, y luego Bixby nos da sugerencias de compra, o fotos similares. En mis pruebas, Bixby fallaba en reconocer el objeto 4 veces de 5, así que resultó también bastante inútil

Dejando a Bixby de lado, el resto de Software de Samsung sigue ofreciendo las útiles mejoras sobre Android que Samsung viene haciendo desde hace años. Si, es una versión más pesada de Android, pero personalmente siempre he apreciado las modificaciones que Samsung ha aplicado. Después de todo, fue en Touchwiz donde vimos por primera vez varias de las mejoras que Google ha implementado en Android, como multi-tasking, por ejemplo. Es decir, si son fans del software de Samsung, encontrarán el mismo repertorio de utilidades y herramientas. Si son más fans de una experiencia Android pura, con sus ventajas y carencias, no se sentirán cómodos con el software del S8+. Personalmente, como utilizo y pruebo Galaxies desde el primero, no tengo problemas con el software. Sólo con Bixby. Muerte a Bixby.

 Conclusión

 

El S8 y S8+ son excepcionales teléfonos. El S8 ha logrado superar mis primeras impresiones y, en este mes de uso, se ha convertido en mi teléfono preferido con Android, al que termino recurriendo cada vez que tengo que salir. Sin embargo, a pesar de los avances que Samsung ha conseguido en el apartado de performance y, sobre todo, diseño, la competencia no se ha quedado quieta.

El año pasado fue una victoria fácil y rápida para el S7 Edge en la primera mitad. Pero este año? Con excelentes propuestas por parte de LG con el LG G6 (con una cámara más divertida y versátil), con el Huawei Mate 9 / P10, las carrera está mucho más reñida. Y si bien me sigue pareciendo que el S8 logra colocarse a la cabeza de esta primera mitad del 2017, a diferencia del año pasado, no tengo problemas con recomendar cualquiera de los tres grandes lanzamientos, al LG G6, al Huawei P10 (o incluso al Mate 9), como alternativas viables si están buscando un sólido teléfono de gama alta.

Pero sí, el S8+ sigue siendo la superior alternativa.

No te pierdas la comparativa entre el Galaxy S8 vs S7

Galaxy S8 vs S7: Vale la pena Actualizar? Comparación a Fondo

 Otras Reseñas:

LG G6 Review. De vuelta a la Competencia (VIDEO) #LGG6

https://www.arturogoga.com/huawei-p10-analisis-en-espanol/

Huawei Mate 9 Análisis en Español.

 

 

Galería de Fotos

No more articles