LqY5swL6ugQ

Seis meses después de probarlo por primera vez, el S7 Edge de Samsung se mantiene como el mejor teléfono que he tenido la oportunidad de usar en lo que va del año. Cuando se lanzó, el equipo ofrecía todo lo que podíamos pedirle a un teléfono moderno: un excelente rendimiento, una cámara que pudiese tomar fotos en cualquier situación, una batería que tranquilamente durara un día entero, sin importar el tipo de uso. Y a esto, le sumamos características extra que nos facilitaron aún más la vida, como la impermeabilidad.

Por estos motivos, lo elegí como mi teléfono con Android del año por sobre el resto, pero 6 meses después, qué tal se comporta el teléfono?

 

s7 edgeLa historia siempre se repite: nuestro nuevo y veloz teléfono empieza a sentir el paso de los meses y, como consecuencia, el rendimiento del equipo disminuye considerablemente. Por suerte, esto no ha ocurrido aún con el S7 Edge, que se mantiene igual de veloz a como cuando recién lo adquirí. El smartphone responde sumamente bien a cualquier exigencia y tarea, y nunca ha presentado problema alguno con los juegos. He tenido ya aproximadamente 4 o 5 updates – mayormente parches de seguridad – y el teléfono ha mantenido la estabilidad y rendimiento con ellos. En este sentido, el S7 Edge sigue comportándose como cuando recién lo tuve entre manos: es un teléfono sumamente veloz y para cualquier tarea, ya sea lanzar apps, abrir la cámara, saltar entre aplicaciones, y más.

s7 edgeLa duración de batería sigue sorprendiéndome: es algo en donde Samsung le atinó este año, tras las quejas que muchos presentamos con el S6: la generosa batería del S7 Edge lo hace durar casi siempre hasta el final del día sin ningún inconveniente. Y en esos días de uso particularmente pesado, siempre puedo conectarlo a mi batería externa con Quick Charge o al cargador incluido de carga rápida y cargarlo lo suficiente en unos pocos minutos para seguir usándolo durante el resto del día.

 

img_1775Otro aspecto que quiero resaltar, es el de la cámara: sigue siendo la cámara más versátil y capaz que he probado en Android a la fecha. Y si bien sigo prefiriendo al P9 y sus Dual Cameras para algunas fotos, lo cierto es que con el S7 Edge me aseguro que siempre obtendré una buena foto, sin importar la iluminación. Hasta ahora, no dejo de sorprenderme de las características “low light” o de poca luz del S7, logrando capturar fotos de calidad incluso bajo la luz de una vela, o con pobre iluminación en las calles.

Un aspecto que sí ha sufrido con el paso del tiempo, es el de la durabilidad de algunos de sus componentes. El botón de Home, que hace también el trabajo de lector de huellas dactilares, muestra ya varios rayones sobre el plástico. Samsung ha mencionado varias veces que esto no influye en el escaneo de huellas dactilares, pero es una pena que no se haya usado un material más resistente a rayones para un botón tan usado. Sobre este tema, el lector de huellas dactilares es lento si lo comparamos al de cualquier equipo de la competencia en la misma gama. Tanto HTC, como Huawei, como LG o Apple ofrecen lectores de huella dactilar muy superiores al S7. Como es algo que realizamos múltiples docenas de veces al día, resulta bastante notorio tras meses de uso.

Continuando con el tema de rayones; ha sido prácticamente imposible encontrar un vidrio templado de calidad debido a la curvatura de la pantalla. Existen algunas soluciones, pero sólo contienen adhesivo en los bordes, empeorando considerablemente cómo se siente la pantalla al tacto. Opté, pues, por usar el teléfono sin protector de pantalla y ya muestra algunos ligeros rayones de uso común. Nada grave, a pesar de haber tenido ya unas 3 o 5 caídas, afortunadamente, pero me tuve que resignar a usar la pantalla desprotegida al no existir vidrios templados de buena calidad (o al menos, de no poder encontrarlos en ningún lado).

 

img_1777Seis meses después, el Samsung Galaxy S7 Edge sigue siendo mi teléfono con Android favorito en lo que va del año, y el teléfono que recomiendo siempre cuando me preguntan sobre qué teléfono comprar. Ahora que sabemos todo lo que contiene el Galaxy Note 7, no hay nada que el S7 Edge tenga que envidiarle – salvo el S-Pen que, personalmente, nunca he utilizado mucho – así que si están buscando un teléfono tope de gama, no se van a equivocar con el S7 Edge. El S7 Edge no sólo me sigue pareciendo el smartphone más atractivo del mercado, personalmente, sino que sigue siendo el smartphone con Android más veloz, resistente y que toma las mejores fotos.

Qué es lo que espero con el S8 / S8 Edge?

Me encantaría ver un botón de Home mejorado, con mayor resistencia a rayones. Un lector de huellas más veloz es algo que también se necesita con urgencia, pues en este aspecto se está quedando atrás Samsung.

Algo que me encantaría ver en el S8, cuando se lance, es un sistema de cámaras duales como ya han implementado sus competidores. La implementación en el iPhone 7 Plus me parece genial, y la del Huawei P9 también es un excelente ejemplo de cuánto puede mejorar la fotografía en smartphones, cuando se realiza fotografía computacional (calculando valores para borrar el fondo por software gracias a la información de profundidad adicional obtenida por un segundo lente con un ángulo de visibilidad diferente).

 

img_0017Por supuesto, Android Nougat debería venir de fábrica (y ojalá llegue al S7 Edge pronto, por el multi-tasking) y la impermeabilidad debería mantenerse. Samsung parece empecinado en mantener la pantalla curva y no tengo problemas con ello: definitivamente ayuda a hacerlo el teléfono más atractivo del mercado. Pero me gustaría que se mejorara la ergonomía, el S7 Edge es sumamente resbaloso sin un case.