La Sony RX100 es una especie de leyenda moderna. Solita, revivió el mercado de las cámaras compactas, ofreciéndonos una cámara ligera y pequeña, pero con una calidad de imagen que rivalizaba con las pesadas y enormes DSLRs.

Con el paso del tiempo, la cámara fue mejorando en calidad de fotos pero, sobre todo, en video. Hoy en día, es una de las cámaras preferidas para crear video y fotos. Y lo mejor de todo? Que cabe en el bolsillo del pantalón. Sony supo re-enfocar el mercado de cámaras compactas, a un mercado más premium, a fotógrafos que buscaban una cámara secundaria, que pudieran llevar a todos lados, en lugar de un mercado menos exigente (quienes, después de todo, ya han reemplazado cámaras compactas por sus smartphones).

Y la nueva RX100 V ofrece mejoras justo en donde los modelos anteriores mostraban debilidades: mejor velocidad de enfoque, más puntos de auto-enfoque y mayor velocidad fotográfica. La cámara sigue manteniendo el lente y sensor de la RX100 III y IV; es decir, tenemos un sensor de 1 pulgada (todavía impresionante para el pequeño tamaño de la cámara, y muchísimo más grande de lo que podemos encontrar en cualquier smartphone y en la mayoría de cámaras compactas). El lente es un luminoso 24-70mm f/1.8-2.8

RX100 V

Estoy particularmente emocionado por el tema del auto-enfoque veloz, pues es lo único que le reprocharía, realmente, a la RX100 IV o III: a veces tardaba demasiado buscando el enfoque adecuado. Ahora, la cámara implementa el “phase detection” o detección de fase para el auto-enfoque, algo que sólo hemos visto, hasta ahora, en DSLRs (y el Galaxy S7 en smartphones). Esto es algo que por fin ha sido remediado con esta cámara. Cabe señalar que la RX100 IV ahora sigue grabando en 4K, pero sólo por 5 minutos, y mantiene el slow motion presentado en la IV.

La cámara será comercializada por aproximadamente $1,000. Si bien mantiene características fotográficas idénticas que modelos anteriores (salvo por el autofocus más veloz) queda claro que Sony está tratando de impulsar el tema de video con la cámara.

Además de la RX100 V, Sony presentó a la a6500, su cámara de lentes intercambiables.