4-21-2006 SNAG-0001

Roger Ebert, conocido crítico norteamericano de películas, fue a ver Silent Hill, y ha escrito una reseña para el Sun Times, la cual pueden ver aquí

Resumiendo todo el artículo, Ebert le da una estrella y media a la película (es decir, no le gustó. Para nada).

Es esto indicativo de algo? Pues la verdad, no. Ebert y yo no hemos tenido las mismas opiniones de varias películas, pero según dice, no entendió absolutamente nada, a pesar de que gran parte de la película trata de explicar lo que sucede. Varios personajes pausan para ofrecer un poco de background, y quizás un poco de perspectivas históricas de lo que sucede. Largos diálogos que, según dice, no tienen mucho sentido.

En fin, igual, como todo fanático de Silent Hill, de todas maneras la iré a ver.

  • Silent Hill esta bien culera ¡No le hagan a la mamada! Pero vayamos por partes. Respecto al cine de terror, salvo muy honrosas excepciones (Psicosis de Alfred Hitchcock , El Exorcista de William Friedkin, El resplandor de Stanley Kubrick) la mayoría de este tipo de films se hacen para públicos muy complacientes (por lo general: gordos metaleros adolecentes con barros y problemas de autoestima). Estos pobres individuos, dentro de su miseria intelectual e irremediable vació cultural, son incapaces de discernir entre sus habituales diarreas verbales o escritas y un juicio de valor verdadero.
    ¿Por qué digo esto? Por que no se nutren de otra cosa que no sea cine de segunda y literatura de retrete (Y en esto estoy siendo benevolente ya que dudo mucho que siquiera se acerquen a un libro decente). Son impresionables y buscan mas el espectáculo que una buena trama bien armada y sobre todo creíble (Si, aunque sea de terror). Se acostumbran tanto a este tipo de dieta fast food sin contenido nutritivo que cuando les ponen un pavo, le hacen el feo y prefieren su bolsa de palomitas aunque estas no les deje nada de sustancia.
    Tan es así, que su primer “argumento” para defender el bodrio de Christopher Gans es decir que se necesita jugar primero los videojuegos para entenderle. ¡Vaya chingadera! Es como decir que para valorar en su justa medida la masterpiece de El Padrino hay que chutarnos previamente la novela de Mario Puzo, ósea ¡No jodan! Es un intento de idea tan imbecil que sin querer les están dando a los críticos el martillo con el cual colocarle el ultimo clavo al ataúd de la mierda esa. Por que si así les pareció horrenda cuando jueguen los videojuegos ahora si la van a odiar en verdad. Y ojo, no por que sean malos, al contrario, los dos primeros juegos son unas joyas (el 3 y el 4 son precisamente para obesos con problemas de acne y pretensiones de intelectualidad), sino por que ahí se darán cuenta de que se trataba de una gran trama con un potencial para hacer historia en el cine en general (no solo en el terror) y al final todo se fue por la borda.
    Y aquí si en lo que voy a decir me hinco ante el videojuego: es una obra inteligente de principio a fin como pocas veces se ha visto en algún otro lado, con decenas de lecturas, filosóficas, psicológicas, teológicas, etcétera y que trasciende la limitante etiqueta “juego para chamacos”.
    Es increíble la propuesta de un mundo conciente (la niebla) y uno subconsciente (la pesadilla) que toman forma según los miedos e infiernos personales de las personas involucradas (En el juego 1 Alessa, Harry Mason y en el juego 2 James Sunderland) ¿O sabian ustedes fans de Silent Hill que los monstruos y muchas otras cosas tienen un fundamento hasta en sus grotescas formas? Por ejemplo, las sillas de ruedas y camas de hospital representan la aversión de Alessa a los hospitales, médicos y enfermeras. En el juego 2 Piramyd head es una representación falica de la libido reprimida del protagonista y también el deseo de este ultimo de castigo por el crimen de haberle practicado una eutanasia a su esposa sin su consentimiento (obviamente también va implícito el sentimiento de culpa en la omnipresencia de Piramyd head por todo el juego). En esa misma entrega aparece un personaje femenino llamado Angela, que es atormentado por un tipo de monstruo que recrea los momentos en los cuales su padre la violaba con el ruido del televisor sin señal de fondo. Silent Hill trasciende la creencia común de un lugar infernal para todos por algo más moldeable: la oscuridad tomara forma según los pecados que lleves dentro.
    Podría seguir explayándome en más detalles interesante, pero no solo no me alcanzaría todo un lugar en Internet, sino que ni siquiera tendría caso por que el imbecil guionista de la película se paso por el arco del triunfo todas estas interpretaciones e hizo un revoltura sin pies ni cabeza (y para mas coraje, sin justificación veraz) dejando una verdadera e irrespetuosa vomitada tanto para los fans conocedores (los verdaderos, los que analizan, no los que tienen el mismo espíritu critico de un macaco) como para los mismos creadores.
    Básicamente la premisa es esta: los señores que idearon y escribieron esta historia son personas estudiadas, leídas y pensantes que buscaron más hacer algo vanguardista que el pinche bodrio comercial que salio a las pantallas de cine. Los dos primeros videojuegos son obras adultas que le dan en la madre a muchas peliculillas de terror, es por eso que son tan especiales ¡Que un videojuego le gane a una película con presupuesto de millones de dólares no se ve todos los días!
    Y ahí es donde más nos encabronamos ¿Dónde carajo vemos la profundidad de lo que jugamos en la hece fecal del señor Gans? ¡Y no me salgan con que eso nunca se va a lograr por que juro que los encuentro y les rompo el hocico! El cine da para eso y mas y hay muchísimos ejemplos de adaptaciones de novelas al celuloide que no solo les han hecho justicia al autor y sus personajes, sino que también en muchos puntos superaron la obra original (Que no se pueda hacer una adaptación plausible de un videojuego ¡No inventen!)
    Por ende no puede ser posible, que personas que se declaran fans de la saga le haya gustado esta cosa, por que con eso solo demuestran que son unos ignorantes facilones con gustos vulgares y mundanos. No puede ser que se contenten únicamente con el trabajo del departamento de efectos especiales solo porque pudo hacer “igualito” al pueblo y su prole al del game. Ustedes más que nadie saben bien que la pinche película no le llega a las patas al juego y que no precisamente por que esta sea su característica (un videojuego) no se podía lograr algo mejor. No hay pretexto ni excusa que perdone esta infamia, por que la pregunta es sencilla ¿Es mejor la película o mínimo esta a la altura del videojuego? Obviamente no y por ende todo fue un desperdicio,

    Atentamente: Leonard Rhine

    P.D: Todos aquellos que piensan que Silent Hill es una de las mejores películas de terror en los últimos años, aparte de que son unos neófitos que deberían leer mas y ver los verdaderos clásicos de cine arriba mencionados para hacer una comparación racional y no apasionada, lo único que les puedo decir es que ¡Son unos pinches nacos! La mera verdad.

  • Origen01

    muy cierto todo lo que dice amigo