Robando a Nerfertiti, con un Kinect

En el 2015, Nora Al-Badri y Jan Nikolai Nelles cometieron un gran robo: se llevaron el busto de la Reina Nerfertiti de Egipto del Neues Museum of Berlin. Su herramienta para cometer el crimen? Un Kinect de Microsoft.

Así es, la estatua se mantiene y se mantuvo físicamente intacta, pero lo que se robó, fue la data, la información tridimensional del busto, para luego ser distribuida libremente en la web, desde aquí

Gracias a esta data de alta calidad, cualquiera puede hacer una reproduccion tridimensional de la escultura con impresoras 3D, estudiar el modelo en detalle desde cualquier computadora, y más. El museo decidió no presentar cargos contra Al-Badri o Nelles debido a que creían que el scan obtenido era de baja calidad, según comentaron al NYTimes, pero la verdad era otra: el scan era de tal calidad, que muchos han logrado hacer impresiones bastante convincentes, como podemos descubrir con este render del archivo:

Cómo lo hicieron?

Literalmente, ocultaron el Kinect – y el de primera generación, del Xbox 360 – detrás de una bufanda y con esta configuración, rodeando a la estatua, lograron capturar la data para luego reproducir un modelo tridimensional. El Kinect era un dispositivo de Microsoft creado para jugar, y la idea, es que la cámara puede reconocer profundidad gracias a una proyección de puntos infrarrojos que luego son capturadas por una cámara infrarroja. Una nueva aplicación más avanzada de ello lo vemos en el iPhone X, donde, en su cámara frontal, aplica la misma tecnología para desbloquear el teléfono, generando una copia tridimensional de nuestro rostro

Esto es exactamente lo que los artistas hicieron para poder capturar la información del busto de Nefertiti y luego compartirla con el mundo. Por qué lo hicieron? Según la descripción del video subido por Nelles-Al-Badri, una de las responsables del hurto:

“Nefertiti es para todos. El Neues Museum en Berlin hasta el día de hoy no permite el acceso abierto de información de su scan de la cabeza original. Dos artistas alemanes asumen la responsabilidad de pulbicar la data en un dominio público. Por lo tanto escanearon la cabeza de Nerfertiti de manera clandestina en el Neues Museum.

Desde entonces, tras más de dos años del acto, ahora los artistas han revelado más información a Eurogamer. Como muchos sospechaban en aquel entonces, la fidelidad del scan era demasiado alta como para haber sido obtenida sólo con el Kinect, y es algo que han confirmado al medio: el Kinect fue utilizado para medidas y un scan básico, pero este fue combinado con “data adquirida a través de otros métodos” como mencionan, para conseguir un busto con este nivel de detalle. El artículo en Eurogamer y video están muy interesantes, así que aquí se los dejo

Más Noticias
Affinity Designer llega al iPad con 30% de Descuento!