Siempre y cuando, esté dentro de los últimos 60,000 años que han pasado, que es el tiempo límite de duración del ADN, así que nada de resucitar un Tyrannosaurus Rex.

Pero de acuerdo a los últimos estudios, la posibilidad uno de estos animales a partir de ADN es bastante probable, y con un moderado costo de $10 millones de dólares.

Una vez que el ADN es decodificado por varias máquinas, los biólogos podrían alterar el ADN de un similar animal vivo – en el caso de los mamuts, un elefante – y cada generación podría servir (en nuestros términos geek), una especie de beta test, para lograr una restauración perfecta.

streetview copy

mas info, en Nature.com (necesita que nos registremos)

Link

via techradar