Reloj Piercing.

Ouch. Al menos, una manera de llegar puntual siempre.

 

Link

via boing boing