Tarjetas de video externas? Por fin!

Blade stealth and core razer

 

Durante años, muchos hemos soñado con la idea de poder adquirir tarjetas de video externas. Tarjetas de video que podamos conectar por un puerto de nuestra laptop ultra-delgada, ultra-liviana, e inmediatamente las convierta en poderosas máquinas para videojuegos, o edición de video.

Desde hace ya muchos años, el procesador central (es decir, los “Core” de Intel) han pasado a segundo plano cuando tomamos en cuenta upgrades vitales. Año a año, Intel nos desanima con “5% de mejor performance por aquí, 10% de mejores gráficos por allá”; no marcan una diferencia pronunciada como lo hace, por ejemplo, reemplazar nuestro disco tradicional por un SSD, o reemplazar nuestra tarjeta de video de una generación a otra. O, por supuesto, cuando pasamos de una tarjeta de video integrada (como los Intel HD, o sus recientes Iris), a una tarjeta de video dedicada, fabricada por AMD o Nvidia.

Pero la obsesión de los fabricantes de darnos laptops cada vez más livianas y delgadas, no ha dejado espacio para tarjetas de video dedicadas, que suelen no sólo ocupar gran porcentaje del espacio disponible, sino también consumir grandes cantidades de energía. Por eso es que la idea de una tarjeta de video externa resulta tan interesante: De esa manera no sacrificamos espacio en nuestra ultraportátil, pero podemos convertirla en una poderosa PC, capaz de superar a cualquier consola de videojuegos, con un aditamento.

La posibilidad de hacerlo ha existido ya por años, desde que Apple introdujo el puerto Thunderbolt en su línea de Macs. Por fin teníamos un puerto, similar al USB, pero muchísimo más veloz, capaz de transmitir no sólo data, sino todo tipo de información. Y ahora, con la adopción masiva de Thunderbolt 3 por muchos fabricantes, y la aparición de un nuevo puerto (USB Tipo C), esto es por fin una realidad, que llegará al mercado este año, a través del Razer Core.

Razer Core

Maxresdefault

Thunderbolt 3 es el protocolo utilizado, una evolución de la tecnología que debutó en las Macbooks hace unos 4 años. Pero la manera en la que el Razer Core se comunicará con laptops compatibles, es con un puerto USB Tipo C especial.

El Razer Core se asemeja a una torre de PC de escritorio, y la idea, es que la dejemos encima de nuestro escritorio, con un mouse y teclado conectados (cuenta con otros 4 puertos USB 3.0 y Ethernet). Así, cuando lleguemos del trabajo, o de donde sea, podamos conectar nuestra portátil a través de un sólo cable, y que éste único cable no sólo alimente de energía a nuestra laptop, sino también, conecte el teclado, mouse, y el GPU alojado dentro del Razer Core. Efectivamente, convirtiendo esta laptop, en una verdadera máquina para videojuegos.

Esto también ayuda con el tema de actualización, pues el Razer Core no es más que una interfaz, un intermediario. Nosotros tenemos que suministar la tarjeta de video. Y por ende, podremos reemplazarla cuando salga una de mayor rendimiento. Las tarjetas compatibles, son varias de Nvidia y AMD (PCIe x16), incluyendo las de doble fila como las Titan o GTX 980 Ti.

 

El futuro se ve emocionante, verdad? Será interesante ver cuántas otras laptops se declaran compatibles con esta tecnología. De momento, la Blade Stealth y Razer Blade son compatibles. En cuanto al Razer Core, este estará costando $500, o $400 si se compra junto a un Razer Blade Stealth.

 

 

  • jhon

    Hola Arturo y sabes donde puedo coimprarlo en PEru o de donde puedo pedirlo para que me llegue a peru