Quieres hacer un descanso? Tomarte una pausa? Deja ese teléfono!

Cuando uno se toma un breve descanso del trabajo, hace una pequeña pausa, usualmente lo hace para relajarse y retomar las actividades momentos después, verdad? Pues si realmente desean descansar, asegúrense de dejar el teléfono a un lado, ignoren Facebook, Instagram o Twitter en este pequeño reposo, pues de lo contrario, no estaremos dándole a nuestro cerebro el descanso necesario.

Según un estudio hecho por Sanghoon Kang y Terri R. Kutzberg de la Universidad Rutgers, que incluyó una muestra de 414 participantes que completaron tareas cognitivamente demandantes (resolver anagramas), nos mostró que personas que usaban el smartphone en los descansos de estas tareas que requerían esfuerzo mental, no le permitían al cerebro “recargarse” de manera tan efectiva como cualquier otro tipo de descanso.

Todos los participantes realizaron el mismo trabajo de resolver anagramas, y todos tenían, en su descanso, que elegir items de compra en una lista de compras hipotética. Cómo seleccionaban estos ítems variaba entre los participantes, pues podían completarlo usando un smartphone, una pantalla de PC, o un papel.

Las personas que usaban su smartphone para este “break”, terminaron con los peores resultados tanto para la tarea principal – la de resolver anagramas – , además de tardar más en seleccionar items en la lista de compras. Es decir, fue el peor resultado en ambos casos.

La conclusión del estudio?

Estos hallazgos contribuyen al creciente cuerpo de trabajo que explora los matices de las adicciones a los teléfonos celulares con los que muchas personas viven actualmente. En este caso, la pregunta es si tomar un descanso con un teléfono celular en la mano sirve como un verdadero descanso mental de las tareas de trabajo reales, o si mirar un teléfono podría aumentar involuntariamente la carga cognitiva de la mente en lugar de aliviarla. Los resultados muestran que los descansos podrían aprovecharse mejor sin el teléfono celular, si el objetivo es restablecer la capacidad cognitiva para las tareas laborales posteriores.

Los celulares y, especialmente, las apps que habitan en este, como Facebook, Instagram, tienen una naturaleza adictiva, pues dependen de que estemos constantemente “enganchados” para poder mostrarnos anuncios y cobrar por ello. El aprovechar tiempos de descanso para invertirlo en usar un smartphone genera, a su vez, que cuando volvamos a realizar las tareas que debemos hacer, nuestro cerebro no se haya recargado lo suficiente.

Así que si están tomándose una pausa de 5 o 10 minutos, ignoren el teléfono, vean hacia el horizonte, descansen su vista, y regresarán con más energía a terminar el trabajo pendiente más rápido!

Más Noticias
El iPhone 12 será un verdadero rediseño, que tomará inspiración del iPhone 4