Quicktip: NUNCA compres una TV en Exhibición (o smartphone, tablet, laptop)

Cuando vamos a un retail store o tienda por departamentos decididos a renovar nuestra TV (por supuesto, después de haber hecho la debida investigación online y elegido el modelo previamente; nunca confíen en la info dada por los vendedores), siempre existe la posibilidad de que el único modelo disponible, sea el que se encuentra en exhibición, el utilizado para las demostraciones al público en algún anaquel.

Sin embargo, no importa la oferta que les den: jamás acepten comprar un modelo que esté en exhibición. Y esto va también para smartphones, tablets, laptops y otros dispositivos electrónicos con pantalla.

El motivo, es que estos dispositivos están encendidos desde la apertura de la tienda, al cierre. Y lo peor, es que son encendidos al brillo y saturación máxima, tratando de llamar la atención del público en tiendas . Esto hace que el desgaste en los televisores sea mucho mayor que un uso convencional, pues pasan al menos 8 o 10 horas encendidos, todos los días de la semana – contra las quizás 2 a 4 horas que estaría prendido en nuestras casas – y a un brillo muy superior del normal. Además, si se trata de un televisor o un smartphone OLED, el desgaste sería mucho mayor, pues las pantallas OLED suelen perder el brillo con el uso. Tenemos también el problema del posible “burn in” o retención de imagen, que podrían dejar “pegados” textos, logos y demás elementos indeseados.

Cualquier cosa que tenga una pantalla y que esté en exhibición, terminará con una vida útil mucho más corta de que los productos regulares.

No importa si se ve bien el primer, segundo o tercer año; igual los componentes internos y, específicamente, la pantalla, habrán tenido ya un desgaste mucho mayor, obligándonos a reemplazar dicha TV mucho antes de tiempo.

Así que ya lo saben, jamás compren una TV en exhibición, a menos que nos lo estén dando casi a precio regalado!

No more articles